Moules-frites

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un plato de moules-frites en Francia.

Los moules-frites (literalmente ‘mejillones-[patatas] fritas’) o moules et frites (‘mejillones y [patatas] fritas’) son un plato muy popular en Bélgica y el norte de Francia, si bien en la actualidad se consume en la totalidad de ambos países. Es un plato simple compuesto por mejillones cocidos al vapor con una guarnición de patatas fritas. Se acompañan tradicionalmente con cerveza. Aunque es un plato “simple” en origen, las variaciones pueden ser muy sofisticadas.

La ración de mejillones servida típicamente en los restaurantes belgas es generalmente de un kilo y medio por persona (con cáscara); y se sirve a cada comensal en el recipiente de cocción.

Es también un plato típico de la braderie de Lille y de las brasseries parisinas.

Véase también[editar]