Modelismo ferroviario

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Una maqueta de escala H0 de 1955.

El modelismo ferroviario es una actividad recreativa cuyo objeto es imitar a escala trenes y sus entornos. Los trenes pueden ser estáticos o en movimiento. En este último caso, normalmente se utiliza electricidad de bajo voltaje (entre 9 y 24 voltios) tanto para el movimiento como para los accesorios, iluminación, etc. Durante parte del siglo XX también han sido populares los de cuerda y existen modelos de locomotoras propulsadas por vapor real.

Escalas[editar]

La escala normalizada más popular a finales del siglo XX y principios del XXI es la H0, seguida de la N. Pero existen otras.

Escalas y anchos de vías
Nombre Escala Ancho de vía (mm)
G 1:22,5 45
I (uno) 1:32 45
0 (cero) 1:43,5 32
H0 (half zero/medio cero) 1:87 16,5
N 1:160 9
Z 1:220 6
T 1:450 3


En el Reino Unido, las escalas habituales son distintas y están basadas en la reducción de medidas imperiales a sistema métrico. Se suelen denominar por el número de milímetros a escala que corresponden a un pie real:

Escalas y anchos de vía usuales en el Reino Unido
Nombre Escala Ancho de vía (mm)
4 mm (00) 1:76 16,5
N británica 1:144 9


Escalas y anchos de vía usuales[editar]

Las principales escalas normalizadas en Europa:

Nombre Escala Ancho Designación Ancho de vía Difusión
2 o II
1:22,5 II
IIm
IIe
IIi
Vía normal
Vía métrica
Vía estrecha
F.c. industrial
64 mm
45 mm
32 mm
22,5 mm
IIm es una escala para trenes al aire libre. También se la llama G (Garden, trenes de jardín)
1 o I
1:32 I
Im 
Ie
Ii
Vía normal
Vía métrica
Vía estrecha
F.c. industrial
45 mm
32 mm
22,5 mm
16,5 mm
La más difundida de las escalas grandes
0
(pronunciado «cero»)
1:48,
1:45,
1:43,5
0
0m
0e
0i
0n30
Vía normal
Vía métrica
Vía estrecha
F.c. industrial
Vía estrecha 30
32 mm
22,5 mm
16,5 mm
12 mm
Hoy preferentemente en las asociaciones de Europa y en maquetas modulares. En Norteamérica sigue estando muy difundida
S antes también H1
1:64 S
Sm
Se
Si
Vía normal
Vía métrica
Vía estrecha
F.c. industrial
22,5 mm
16,5 mm
12 mm
9 mm
Tuvo cierta difusión en Europa desde los años 1950 hasta los 1980. En Norteamérica tiene una pequeña participación de mercado
H0
(pronunciado «hache cero»)
1:87 H0
H0m
H0e
H0i
Vía normal
Vía métrica
Vía estrecha
F.c. industrial
16,5 mm
12 mm
9 mm
6,5 mm
La más difundida en Europa, junto con el ancho habitual 00 en Gran Bretaña en lugar del H0, así como en Norteamérica
TT („TableTop“) 1:120 TT
TTm
TTe
TTi
Vía normal
Vía métrica
Vía estrecha
F.c. industrial
12 mm
9 mm
6,5 mm
4,5 mm
Desarrollada en Norteamérica, difundida en la Europa oriental, menos en la Europa occidental, Norteamérica y Japón
N 1:160 N
Nm
Ne
Vía normal
Vía métrica
Vía estrecha
9 mm
6,5 mm
4,5 mm
En la Europa occidental, Japón y Norteamérica
Z 1:220 Z
Zm
Vía normal
Vía métrica
6,5 mm
4,5 mm
En la Europa occidental, Japón y Norteamérica

Sistemas de alimentación y control[editar]

Control tradicional[editar]

Desde los principios de los trenes eléctricos, la velocidad de los trenes se controla variando la tensión presente en la vía, de la cual los motores de los mismos toman su alimentación. Existen dos sistemas principales: El llamado de dos carriles, de corriente continua, y el de tres carriles, de corriente alterna.

El sistema de dos carriles usa corriente continua y alimenta las locomotoras y vagones por uno de los carriles y retorna por el otro. Los carriles tienen, por tanto, polaridad. Variando esta polaridad se consigue invertir el sentido de la marcha.

El sistema de tres carriles utiliza corriente alterna que alimenta por los carriles de circulación por un lado y tiene un tercer carril central, entre ellos, para el retorno. Dado que la corriente alterna no tiene una polaridad constante, para invertir el sentido de la marcha se envía a la locomotora una sobretensión de aproximadamente 20 a 24 voltios que activa un mecanismo mecánico o electrónico de inversión.

Las locomotoras de dos carriles y las de tres carriles no son compatibles entre sí. Los vagones pueden serlo, de acuerdo con las siguientes reglas:

  • Los vagones con toma en tres carriles en vías de toma en dos funcionarán si sus ruedas están aisladas y no llevan ninguna toma de alimentación para luces, etc.
  • Los vagones de dos carriles en vías de tres funcionan siempre, pero en caso de estar dotados de iluminación, ésta no funcionará.

Control electrónico[editar]

Chasis de una locomotora escala N con decodificador DCC.

A mediados de los 90, se empezaron a popularizar los sistemas de control basados en la electrónica y, actualmente, se ha pasado a los que usan microcontroladores. Este sistema se ha normalizado en gran parte gracias a la NMRA (North American Model Railways Association, o asociación norteamericana de modelismo ferroviario). Los sistemas normalizados reciben el nombre genérico de DCC (Digital Command Control). El sistema requiere que las locomotoras tengan instalado un circuito electrónico capaz de mover el motor o los accesorios (luces, generadores de humo, etc.) de acuerdo a las órdenes digitales recibidas por la vía mediante circuitos electrónicos. El circuito de la locomotora recibe el nombre de decodificador, y la operación de instalarlo se suele denominar "digitalizar".

Los sistemas DCC también existen en versiones de dos y de tres carriles. A diferencia de los sistemas tradicionales, el tipo de corriente que circula por la vía puede ser en ambos casos la misma. En realidad los sistemas de dos y tres carriles tradicionales tenían cada uno sus ventajas en la manera de mover las composiciones de modos distintos en el mismo circuito. Los sistemas digitales llevan el control individualizado mediante microcircuitos, independientemente del sistema de alimentación.

Respecto del sistema de control tradicional, el control DCC presenta las siguientes ventajas:

  • Puede controlar independientemente varias locomotoras en la misma vía, muy cerca unas de otras.
  • Locomotoras y vagones pueden mantener encendidas sus luces y otros accesorios mientras están detenidos, y su intensidad no varía con la velocidad.
  • Puede controlar también otros accesorios, como desvíos, desenganchadores, etc.
  • Permite otras posibilidades de juego, como grúas funcionales y otros accesorios eléctricos alimentados por la misma fuente que el ferrocarril.

Los inconvenientes del sistema DCC frente al tradicional son:

  • Necesidad de digitalizar todas las locomotoras, algo especialmente difícil con locomotoras antiguas o de las escalas más pequeñas.
  • Mayor complejidad para la comprensión de su funcionamiento y para su operación.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

  • Ferromodelismo.es, revista con información de actualidad de modelismo ferroviario.

Por países[editar]

  • Railwaymania portal dedicado al modelismo ferroviario en español
  • A.Fe.Na. Agrupación Ferromodelistas Nacionales. Bs.As. Argentina
  • C.F.B. Centro Ferromodelista Belgrano. Buenos Aires, Argentina
  • Tren de las Rosas Ferromodelismo de jardín escala 1:10 dedicado a difundir el patrimonio Histórico ferroviario Bs.As. Argentina
  • Ferromodel Chile Interesante foro de discusión y difusión del ferromodelismo en Chile. Cuenta con cientos de usuarios y también puedes unirte a él.
  • Grupo Ferroaficionados Uruguay Primer grupo de Ferromodelismo Modular de Uruguay.