Proceso de mejora continua

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Mejora continua»)
Saltar a: navegación, búsqueda

El proceso de mejora continua es un concepto del siglo XX que pretende mejorar los productos, servicios y procesos.

Postula que es una actitud general que debe ser la base para asegurar la estabilización del proceso y la posibilidad de mejora. Cuando hay crecimiento y desarrollo en una organización o comunidad, es necesaria la identificación de todos los procesos y el análisis mensurable de cada paso llevado a cabo. Algunas de las herramientas utilizadas incluyen las acciones correctivas, preventivas y el análisis de la satisfacción en los miembros o clientes. Se trata de la forma más efectiva de mejora de la calidad y la eficiencia en las organizaciones. En el caso de empresas, los sistemas de gestión de calidad, normas ISO y sistemas de evaluación ambiental, se utilizan para conseguir calidad total.

Utiliza básicamente 6 pilares para su desarrollo:

Requisitos[editar]

La mejora continua requiere:

  • Apoyo en la gestión.
  • Feedback (retroalimentación) y revisión de los pasos en cada proceso.
  • Claridad en la responsabilidad de cada acto realizado.
  • Poder para el trabajador.
  • Forma tangible de realizar las mediciones de los resultados de cada proceso

La mejora continua puede llevarse a cabo como resultado de un escalamiento en los servicios o como una actividad proactiva por parte de alguien que lleva a cabo un proceso.

Es muy recomendable que la mejora continua sea vista como una actividad sostenible en el tiempo y regular y no como un arreglo rápido frente a un problema puntual

Para la mejora de cualquier proceso se deben dar varias circunstancias:

  • El proceso original debe estar bien definido y documentado.
  • Debe haber varios ejemplos de procesos parecidos.
  • Los responsables del proceso deben poder participar en cualquier discusión de mejora.
  • Un ambiente de transparencia favorece que fluyan las recomendaciones para la mejora.
  • Cualquier proceso debe ser acordado, documentado, comunicado y medido en un marco temporal que asegure su éxito.

Generalmente se puede conseguir una mejora continua reduciendo la complejidad y los puntos potenciales de fracaso mejorando la comunicación para proteger la calidad en un proceso.

Algunos principios de la mejora continua[editar]

  • Mantenlo simple. (Keep it simple. KIS)
  • Si entran datos erróneos, saldrán datos erróneos. (Garbage in garbage out. GIGO)
  • Confiamos en ello, pero vamos a verificarlo. (Trust, but verify)
  • Si no lo puedes medir, no lo podrás gestionar. (If you can't measure it, you can't manage it)

Algunas metodologías[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]