María, llena eres de gracia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Maria full of grace
Título María, llena eres de graciaFlag of Colombia.svg Colombia
Ficha técnica
Dirección
Producción Paul S. Mezey
Diseño de producción Mónica Marulanda
Debbie De Villa
Guion Joshua Marston
Música Julieta Venegas
Fotografía Jim Denault
Montaje Anne McCabe
Lee Percy
Protagonistas Catalina Sandino
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Colombia
Estados Unidos
Género Cine adolescente
Idioma(s) Español
Ficha en IMDb

María, llena eres de gracia es una película en coproducción entre Colombia y Estados Unidos dirigida por Joshua Marston que aborda el tema del drama vivido por las llamadas mula del narcotráfico. Esta película supuso el estreno como director de Joshua Marston y de su protagonista Catalina Sandino, quien por este film logró en 2004 el Oso de Oro a mejor actriz y la nominación al Premio Oscar.

Sinopsis[editar]

María Álvarez Catalina Sandino Moreno se ha criado en un villorrio rural enclavado en las fértiles colinas del norte de Bogotá. Allí, tres o más generaciones de una misma familia pueden llegar a compartir una misma, minúscula vivienda; Maria vive en un modesta casa de cemento con su abuela, su madre, su hermana y su pequeño sobrino. Todas las mañanas, sale antes del alba y toma el autobús que la lleva a su trabajo en una importante plantación industrial de rosas, en las afueras del pueblo. El trabajo allí es alienante, tedioso y duramente reglamentado. Junto con su mejor amiga Blanca (YENNY PAOLA VEGA), María pasa los interminables días trabajando de pie, sacándole las espinas a centenares de tallos de flores y preparando bouquets de exportación. De vez en cuando, hay un fin de semana de fiesta en la plaza del pueblo, que nadie se pierde, con un conjunto local que toca salsa y cumbia; María no para de bailar, mientras su novio Juan Wilson Guerrero se contenta con matar el tiempo mirando todo desde un costado, tomando aguardiente. Maria tiene 17 años, un carácter lleno de audacia, sensatez y mucho espíritu, y la sensación creciente de que el mundo, ancho y ajeno, le ha reservado un lugar pequeño, marginal y desangelado, que ella no está dispuesta a aceptar. En casa, tiene frecuentes disputas con sus familiares, especialmente con su hermana mayor, Diana Johanna Andrea Mora, cuyo salario semanal es destinado completamente a la crianza de su bebé, y aunque María adora a la criatura, siente que es injusto que ella deba darle a Diana parte de su propio salario para aportar a la precaria economía familiar. En el trabajo, Maria se resiste a aceptar las abusivas normas de un sistema que pretende mezquinarlo todo, desde el modo en que se arman los bouquets hasta los minutos de tolerancia para que los empleados vayan al toilette. Tampoco quiere ser la típica novia sumisa de Juan, quien no entiende ni eventualmente aceptaría los anhelos de cambio de María. Blanca es la única que parece comprender su inquieta naturaleza; en su candorosa timidez, Blanca se siente a gusto dejándose llevar por el ímpetu de María. Pero María está a punto de cambiar de rumbo de manera drástica. Cierto día, en el trabajo, tiene nauseas y pide permiso para ir al baño. Su supervisor se lo niega arbitrariamente, y de paso le da un sermón sobre su inaceptable carencia de toda ética laboral. La discusión es, en última instancia, una pugna de actitudes ferozmente antagónicas, y María abruptamente renuncia. Su familia reacciona con asombro y rabia, pero María no acepta siquiera disculparse por su impulsiva determinación, y mucho menos reconsiderarla. Por otra parte, hay otra cosa que la preocupa: está embarazada, y nadie lo sabe, excepto Juan, quien le ofrece matrimonio, pero por la única razón de que eso es lo que se supone que hay que hacer. Y para María eso no es suficiente. Con escasas opciones laborales en ese ámbito, la mejor opción que María tiene a la vista es acudir a una amiga que trabaja de mucama en Bogotá. Y hacia allí se encamina, cuando una oportunidad inesperada se le presenta en la persona de Franklin, un desconocido muy avasallador, con quien María se cruza en una fiesta de fin de semana. Con su saco de cuero a la moda y su natural seducción, Franklin es muy diferente a Juan y a cualquiera de los otros muchachos del pueblo; además, viene de otra región de Colombia. Sabe bien cómo hablarle a una mujer, y despierta el interés de María contándole de un trabajo estupendo, con viajes incluidos, cosa que para María es una novedad absoluta. Pero cuando Franklin pronuncia la palabra “mula”, María comprende inmediatamente de qué está hablando: se trata de tragarse decenas de cartuchos de làtex, del tamaño de un pulgar, rellenos de heroína, e ingresar con ese cargamento a los Estados Unidos. Maria ha oído varias historias de mulas capturadas, y nada le parece más peligroso, pero Franklin, con ese aire del que todo lo sabe, dice que las mulas capturadas son en realidad tontos que quieren fama y que se hacen atrapar deliberadamente para salir en televisión. Que una chica inteligente como María no puede tener ningún problema. El factor decisivo es el dinero: cinco mil dólares por un solo viaje; una cifra que puede cambiarle la vida de una vez y para siempre. Dejando a un lado sus dudas, Maria se entrevista con su posible nuevo patrón, Javier (JAIME OSORIO GÓMEZ), un hombre de aspecto cálido y paternal, quien le explica el trabajo en términos muy simples, e insiste en darle a María una especie de adelanto para aliviar sus problemas de dinero, aún antes de que ella dé una respuesta definitiva. Aunque Javier le asegura que se trata de un regalo, y que no hay en ello ninguna clase de compromiso, María comprende que, al tomar el dinero, ha aceptado el trabajo. Enseguida, traba amistad con otra mula, Lucy (GUILIED LÒPEZ), quien le explica todo lo que tiene que saber: cómo prepararse físicamente, cómo vestirse, como comportarse, y que si uno de los cartuchos se rompe en el estómago, eso significa la muerte. Lucy ya ha hecho dos viajes, y el trabajo parece haberle dado completa independencia económica. No obstante, cuando habla de sus viajes a Nueva York, confiesa amargamente que nunca ha tenido el coraje de visitar a su hermana mayor, que vive en Queens. Con plena conciencia de los riesgos que le aguardan en su nuevo oficio, María no puede sino enfurecerse cuando se entera de que Blanca también va a convertirse en una mula. Pero su amiga tampoco puede volverse atrás; ya ha aceptado el dinero de “regalo”. En el curso de las siguientes veinticuatro horas, María tiene que tragarse sesenta y dos cartuchos de làtex llenos de droga, uno tras otro, con Javier vigilándola atentamente. Y cuando al día siguiente aborda el vuelo, descubre que va a viajar con Blanca, Lucy y una cuarta mujer, mula también. Pero no será el viaje sin complicaciones que Franklin le había asegurado. Durante el vuelo, Lucy empieza a sentirse muy mal, lo cual parece implicar que un cartucho se ha roto en su estómago y la droga ha comenzado a contaminar todo su organismo. Ya en los Estados Unidos, la situación se complica todavía más, cuando los agentes de aduana detienen a la cuarta mula. Sin saber cómo, Maria y Blanca se ven encerradas en un mugroso cuarto de motel de New Jersey, bajo la atenta y fría mirada de dos jóvenes sicarios, mientras tienen que dedicarse al lento y humillante proceso de expeler las cápsulas de la droga. Al mismo tiempo, Lucy se agrava: Maria hace lo que puede, pero sus jóvenes custodios son absolutamente indiferentes. Cuando Maria despierta, a la mañana siguiente, descubre el baño cubierto de sangre, y ni señales de Lucy y de los dos jóvenes matones. Con Blanca aprovechan la circunstancia y huyen con la droga. Perdida en un ambiente que le es completamente extraño, Maria tiene un único dato útil: el nombre y la dirección de la hermana de Lucy, Carla (PATRICIA RAE). Y así, en los días subsiguientes, Maria deberá confrontarse con situaciones que pondrán a prueba su entereza, su coraje y su sentido de la humanidad. Sólo con el instinto y la inteligencia como guías, deberá intentar salir del infierno y poner proa verdaderamente rumbo a una nueva vida.

Crítica[editar]

Una película llena de revelaciones, no sólo por su historia, guión y director, sino también por su protagonista Catalina Sandino Moreno. Esta joven actriz ha hecho un trabajo increíble, caracterizando a una mujer desesperadamente tratando de conseguir la libertad emocional y aspiraciones económicas, pero fracasa en su desesperación por llegar a ser una víctima de su propio deseo. Su personaje, María, es un joven de 17 años, que perdió su trabajo después de que él descubre que está embarazada. La desesperación y suscitan la cuestión de la necesidad de ser un traficante de drogas, usando sus cuerpos para el contrabando de drogas a los Estados Unidos. La película muestra cómo los comerciantes utilizan estos inocentes y necesitados, la decoración es en realidad la tala ilegal, como un simple y fácil de implementar. Antes de descubrir la mano de María, el peligro de las drogas, sabemos que el pequeño mundo de nuestra heroína, su familia, su vida en un pequeño pueblo, su novio, y sus temores. Sea la persona que mantiene a su familia, él entra en pánico cuando se enteran de que han abandonado su empleo. A su vez, la vida de María sólo puede empeorar cuando ella descubre que está embarazada de un novio al que no le gusta. Marston intentado con esta película, el drama de enseñar al mundo que gastan miles de jóvenes de Colombia y los países de América Latina cuando entran en el mundo de las drogas, el ejemplo de María, que se convierte en ilegal cuando la compañía Franklin (un joven hombre que conoce en un bar), el jefe novato. Si María es una historia de cientos de personas que viven día a día, haciendo tan especial y único es la misma María. Catalina interpretación que obtenemos nuestro corazón en la garganta constantemente. Catalina parece funcionar bien vivido y actuado ardor, sangre en la cara, los ojos asustados y decidido, mientras se muestra una determinación e ingenua María, pero sin olvidar su decencia y la moralidad. En la historia, Marston muestra varias escenas fuertes e intensos, como preparación previa al vuelo. María debe practicar cápsulas tomando, una vez alcanzados sin dificultad para tragar las cápsulas 62 se inserta drogas. Si uno de ellos cae mueren de sobredosis de drogas. Pero el estrés no se detiene allí, después continúe el vuelo, uno de los vuelos más tenso jamás filmada, en el aeropuerto que evita ser analizados debido a su embarazo, las cápsulas vacías, la miedo, todos ellos son ... Marston también aprovecha la oportunidad para mostrar el Barrio Latino de Nueva York, justo en Queens. Maria Full of Grace es un documental auténtico deslumbrar como desarrollador. La decisión de María puede ser repudiado, pero sigue siendo una decisión valiente en la búsqueda de su propia liberación.

Reparto[editar]

Actor Papel
Catalina Sandino Moreno María Álvarez
Virginia Ariza Juana
Yenny Paola Vega Blanca
Rodrigo Sánchez Borhorquez Supervisor
Charles Albert Patiño Felipe
Wilson Guerrero Juan
Johanna Andrea Mora Diana Álvarez
Fabricio Suárez, Mateo Suárez Pacho
Evangelina Morales Rosita
Juana Guarderas Farmaceútica
John Alex Toro Franklin (como John Alex Toro)
Jaime Osorio Gómez (coproductor del filme) Javier (como Jaime Osorio Gómez)
Guilied López Lucy Díaz
Victor Macias Pellet Maker

Premios[editar]

Oscar[editar]

Año Categoría Película Resultado
2005 Mejor actriz María, llena eres de gracia Candidata

Premios del Sindicato de Actores[editar]

Año Categoría Película Resultado
2004 Mejor actriz María, llena eres de gracia Candidata

Independent Spirit Awards[editar]

Año Categoría Película Resultado
2004 Mejor actriz María, llena eres de gracia Ganadora

Festival Internacional de Cine de Berlín[editar]

Año Categoría Película Resultado
2004 Mejor actriz María, llena eres de gracia Ganadora

Otros premios[editar]

  • Breakthrough Award en los Gotham Awards (por María, llena eres de gracia, 2004)
  • OFCS Award en los Online Film Critics Society Awards (Mejor actriz promesa por María, llena eres de gracia, 2005)
  • Premio Nueva Generación en los Los Angeles Film Critics Association Awards (por María, llena eres de gracia, 2004)
  • Chicago Film Critics Association Awards (por María, llena eres de gracia, 2004)
  • Golden Space Needle Award en el Seattle International Film Festival (Mejor actriz por María, llena eres de gracia, 2004)

Enlaces externos[editar]