Mandamientos de la Iglesia católica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los mandamientos de la Iglesia católica se refieren a las principales obligaciones de un católico respecto de su vida de sacramentos y la estructura eclesial. En un sentido amplio, se puede entender por tales a todas las leyes eclesiásticas; pero en un sentido más estricto y teológico se consideran mandamientos de la Iglesia «aquellos preceptos eclesiásticos que obligan a todos los fieles cristianos y que fueron dictados para mejor guardar los divinos».


Son cinco:

  • Asistir a misa los domingos y días de precepto,
  • Confesarse por lo menos una vez al año.
  • Comulgar al menos en tiempo de pascua.
  • Observar el ayuno cuando lo manda la santa iglesia.
  • Ayudar en las necesidades económicas de la santa iglesia.

En los catecismos editados en España se enuncian así:

  • Primero: Oír misa entera todos los domingos y fiestas de guardar.
  • Segundo:Confesar los pecados mortales al menos una vez al año, en peligro de muerte, y si se ha de comulgar.
  • Tercero: Comulgar por Pascua de Resurrección.
  • Cuarto: Ayunar y abstenerse de comer carne cuando lo manda la Santa Madre Iglesia.
  • Quinto: Ayudar a la Iglesia en sus necesidades.

Véase también[editar]