Magec

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Magec (en tamazight insular: ⵎⴰⵗⵇ, Magheq 'que posee resplandor, es brillante'), era la deidad del Sol y la luz para los antiguos pobladores de Tenerife y Gran Canaria[1] [2] (Islas Canarias). Se trata de una de las divinidades principales. El término mago, con el que los terratenientes castellanos denominaban despectivamente a los agricultores tinerfeños de origen guanche tras la conquista, tiene su origen en el culto que le rendían dichos agricultores a fin de obtener buenas cosechas. Se desconoce con seguridad el género del nombre así como el de la propia deidad, si bien según la antigua mitología bereber el Sol se percibía como una entidad femenina.

Mitología[editar]

Según una leyenda mitológica guanche, Magec fue secuestrado por Guayota (el demonio) y encerrado en el interior del Teide en Tenerife, hasta que el dios supremo Achamán lo liberó, encerrando en su lugar a Guayota en el Teide. En las islas, sobre todo en Tenerife y en La Palma, se han encontrado dibujos de espirales talladas en las rocas, algunos arqueólogos creen que esas espirales simbolizan al dios sol Magec.

Culto[editar]

  • Solsticio de invierno (en tamazight insular: Tabburt n Tagrest, literalmente 'Puerta del Invierno'), fue una efeméride de vital importancia dentro del calendario luni-solar de la antigua población amazigh de Canarias. Toda una serie de ritos y tradiciones en el ámbito del hogar eran puestos en práctica para atraer la suerte, la abundancia y la salud, y al mismo tiempo repeler el hambre y la enfermedad, durante la apertura anual de esta puerta solar. De esta forma se marcaba el día en que Magheq, nuestro Sol, renacía de la más profunda oscuridad, durante la noche más larga del año. Así mismo, se conmemoraba y honraba el regreso de los espíritus de los antepasados a las tierras de cultivo que, tras la siembra del trigo y la cebada, hacían reverdecer, impregnándolas de la fertilidad que procede del mundo de los Invisibles.[3]
  • Solsticio de verano (en tamazight insular: Ašu n Maɣeq, que significa 'Triunfo del Sol'), fue otra celebración del calendario luni-solar para conmemorar la entrada del año nuevo. En la madrugada del 21 de junio se prendían fogaleras y se llevaban a cabo una serie de rituales, entre las que cabe destacar la quema de la tislit wukccud o 'novia vegetal'. Al amanecer saludaban la salida del Sol vertiendo la leche de cabra que portaban en un gánigo y gritando tres veces el Ašu n Maɣeq.[4] [5]

Referencias[editar]

Véase también[editar]