Maduwata

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Maduwata (la forma griega del nombre, probablemente sea Madiates) fue rey de Zippasla y después de Arzawa (después del 1400 a. C. hasta cerca del 1350 a. C.).

Era un dinasta, —un gobernador local— que resistió en Lukka (Licia) la invasión de un hombre llegado con su pueblo desde el reino de Ahhiyawa, cuyo nombre era Attarisiya,[1] pero resultó siendo derrotado y se refugió en territorio hitita. Le fue devuelto el territorio de Zippasla por los hititas con el título de rey, pero con la condición de usar el país como base contra la rebelde Arzawa, y a cambio le defenderían de sus enemigos. Maduwata cumplió la imposición hitita, pero al atacar por propia iniciativa al reino de Arzawa, fue derrotado por Kupanta-Kurunta, quien ocupó Zippasla, y Maduwata se vio obligado a huir de nuevo al reino hitita.

El rey hitita tuvo que socorrer a su vasallo, derrotó a Arzawa y restauró a Maduwata.

Attarisiya volvió a atacar Zippasla, y Maduwata, por tercera vez tuvo que huir y refugiarse en territorio hitita. Los hititas enviaron un ejército que expulsó a Attarisiya, y las tropas hititas permanecieron acantonadas para defender Zippasla de futuras incursiones de los ahhiyawa.

Más tarde Dalawa (la licia Tlawa, la griega Tlos) y Hunduwa se rebelaron;[2] Maduwata sugirió que el ejército hitita, dirigido por Kisbapili, atacara Hunduwa y él atacaría Dalawa. En realidad Maduwata acabó aliándose con el reino de Dalawa y con su ayuda tendió una trampa a Kisnapili y exterminó al ejército hitita.

Luego independizó de los hititas a Zippasla, se casó con una hija del rey de Arzawa y no tardó en apoderarse de este reino, y comenzó a desplegar una política de apariencia de lealtad a los reyes hititas.

Tudhalia, el rey hitita, le ordenó sofocar la revuelta del reino de Hapalla, y Maduwata así lo hizo, pero obligó a este reino a ofrecerle lealtad a él mismo. Después incorporó Pitassa a su reino. Pitassa se hallaba próximo a los dominios hititas.

Un tiempo después, durante el reinado (1400-1385 a. C.), del monarca hitita Arnuanda I (yerno de Tudhalia I), Maduwata se alió con su antiguo enemigo Attarisiya e invadió Alasiya (Chipre), y de esta forma consiguió dominar toda el Asia Menor occidental.

Hacia 1350 a. C., le sucedió Tarhunta-Radu. En aquel entonces las fronteras del reino eran Tuwanuwa (la posterior ciudad de Tiana, a unos 170 km al sur de Hattusas, y Uda (no identificada). Dicho rey estableció contactos diplomáticos con Amenofis III, faraón de Egipto, al cual pidió una hija en matrimonio, pero probablemente no le fue concedida. Zippasla desapareció de la historia de Arzawa, y parece que el centro del poder se desplazó hacia Apasa o Apasas, la capital tradicional del reino.[3]

Referencias[editar]

  1. Attarisiya fue un jefe de los ahhiyawa mencionado en los textos hititas del reinado de Tudhalia II. Ahhiyawa es muy probablemente la denominación hitita para los griegos de la época, los griegos micénicos, y Attarisiya ha sido identificado con Atreo, rey aqueo de Grecia en la leyenda y padre de Agamenón, en base al vínculo filológico entre los nombres hitita y griego Attarisiya y Atreus. Aunque no necesariamente ha de corresponder a aquel personaje, puede tratarse de otra persona con el mismo nombre.
  2. Hunduwa fue una ciudad de Lukka (Licia), próxima a la costa sur de Anatolia.
  3. Apasa era el nombre hitita de una ciudad que ha sido identificada con Éfeso. La correspondencia filológica es evidente, por las relaciones entre fonemas A-E y P-F, y por la equivalencia entre la terminación hitita "a" o "as" y la griega "os" del nombre original en griego, "Éfesos".