Madre soltera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se llama madre soltera a la mujer que lleva a cabo la crianza de los hijos y el manejo del hogar sin la compañía o apoyo de una pareja y no ha estado casada, por decisión propia o circunstancias de su entorno. Es uno de los tipos de familia monoparental.

Maternidad en soledad[editar]

La maternidad en soledad ha sido una constante a lo largo de la historia de la humanidad dado que siempre dependió del varón el reconocimiento o no del hijo. No hay ningún estudio que demuestre que son más sanos mentalmente los niños educados dentro de una familia convencional.[1]

Los estudios realizados por la CEPAL en 2001 mostraron que los varones tienden a no utilizar métodos anticonceptivos y a restringir su uso por parte de las mujeres, se involucran en múltiples experiencias sexuales pero desconocen su responsabilidad en los embarazos no deseados - los cuales quedan a cargo exclusivamente de las mujeres, en su mayoría adolescentes - y evaden su participación durante los distintos momentos del nacimiento y la crianza de los hijos. En muchísimas opcasiones no reconocen a los hijos nacidos de estas relaciones.[2]

El reconocimiento del hijo continúa siendo un derecho discrecional del padre en muchos países, incluso en los que la ley protege a los niños nacidos fuera del matrimonio.

En muchas sociedades actuales existe un cuerpo legal que elimina la discriminación hacia las madres solteras y sus hijos, e incluso algunos gobiernos nacionales (incluso de países del Tercer mundo) cuentan con programas de ayuda institucionalizada para hogares donde las mujeres son las jefas, que incluyen ayuda estatal, becas de estudio para los hijos, créditos bancarios para que las mujeres inicien pequeñas y medianas empresas, y otros.

De la misma forma, cada día es más común que una mujer decida establecer una familia sin la presencia de un hombre, y cada día la opinión de la sociedad en torno al tema se vuelve más abierta y receptiva.[cita requerida]

Desde 2001 muchos países ven aumentar el número de madres solteras de forma exponencial. En España la media de madres solteras es del 25%, en Canarias un 55% (INE de España 2008), en Chile 64,65% (INE de Chile 2008). Muchas de ellas acuden a la fecundación invitro, pero también son el 10% de las adopciones en España.

Con respecto a las llamadas madres solteras por elección, en 2001 la doctora Luisa Barón, directora de la Fundación para la Investigación Médica Psicológica (IMPSI), presentó en la 'American Society for Reproductive Medicine' de los Estados Unidos una investigación realizada entre 1997 y 2000 con Stella Lancuba sobre «Mujeres solteras que recurren a bancos de esperma. Un seguimiento psicológico en pacientes y niños”».[3]

Todas las mujeres del estudio habían confesado que hubieran preferido la concepción con un hombre, pero no quisieron mentirle a una pareja ocasional ni forzar a nadie a la paternidad. Varias habían intentado adoptar pero desistieron después de años de espera por numerosas trabas burocráticas. Todas ellas deseaban encontrar una pareja masculina estable y algunas fantaseaban con encontrar un padre para su hijo. Los niños y madres estudiados e involucrados en este estudio presentaron una evolución normal.

Según la dra Barón:

Los chicos que evaluamos tienen una excelente relación con la madre, y se están desarrollando bien. No hay ninguna razón para pensar que las cosas puedan salir mal.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]