Liberación miofascial

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La liberación miofascial es una técnica utilizada para tratar las difunciones del sistema miofascial. Estas disfunciones pueden causar dolor y falta de movilidad.

Es una forma de terapia común de la medicina alternativa presente en muchas escuelas de tratamiento manual como la osteopatia, la fisioterapia, la integración estructural, masaje de tejidos profundos y las cadenas musculares.

La fascia es un tejido conectivo duro, elástico y delgado, que envuelve la mayoría de las estructuras dentro del cuerpo humano, incluyendo los músculos, la Fascia apoya y protege las estructuras musculares. Las restricciones de tejido blando se les conoce por muchos nombres: adherencias, fibrosis, restricción, disfunción. Se las suele denominar restricciones porque restringen el movimiento de las estructuras en las que se encuentra y a menudo causan dolor. Un restricción miofascial en un músculo causara que la contracción de este más débil y haya una movimiento (dependiendo de tamaño y localización.

Antecedentes y terminología[editar]

El enfoque fue descrito por primera vez por osteópata Andrew Taylor Still y sus primeros alumnos. [1] . El término "miofascial" fue utilizado por primera vez en la literatura médica por Janet G. Travell en la década de 1940, en referencia a los síndromes de dolor musculoesquelético y los puntos gatillo. En 1976, Travell comenzó a utilizar el término "punto gatillo miofascial" y en 1983 publicó "Dolor miofascia y Disfunción: el Manual de los puntos gatillo" [2] . La frase exacta "liberación miofascial" fue acuñado en 1960 por Robert Ward, un osteópata que estudió con Ida Rolf, el creador de Rolfing. Ward, junto con el fisioterapeuta John Barnes, se consideran los dos fundadores principales de la técnica de Liberación miofascial. [3] [4]

Algunos médicos usan el término "terapia miofascial" o "terapia de puntos gatillo miofasciales", en referencia al tratamiento de los puntos gatillo. La frase también se ha usado libremente para diferentes técnicas de Fisioterapia Manual (también conocida simplemente como terapia manual), incluyendo el trabajo de manipulación del tejido blando como el tejido conectivo de masaje, la movilización de los tejidos blandos, rollos de espuma, y las técnicas de liberación por posicionamiento.

Técnicas miofasciales pueden ser descritos como pasivas (paciente permanece completamente relajado) o activas (paciente proporciona resistencia como sea necesario), con técnicas directas e indirectas utilizadas en cada uno.

Tipos[editar]

Liberación Directa[editar]

La metodólogia directo (trabajo profundo de tejidos) pone a la restricción bajo tensión directa. Al tejido se le aplica una fuerza constante. El terapeuta utiliza sus dedos, nudillos, codos u otras herramientas para estirar la fascia restringida de manera lenta con fuerza constante hasta que la "liberación" [1] se produce. La liberación directa pretende conseguir cambios físicos en la estructura estirando la fascia y liberando las restricciones.

Robert Ward sugiere que el método surgió en 1920 en la escuelas osteopáticas de William Neidner, momento en que fue llamado "giro fascial". El fisioterapeuta alemán Elizabeth Dicke desarrollo el masaje de tejido conjuntivo en 1920. Ida Rolf desarrollo la integración estructural en 1950, un sistema holístico de manipulación basado en el yoga, la osteopatia. Tras la muerte de la doctora Rolf en 1979 multitud de escuelas han adoptado y desarrollado sus teorías y sus técnicas [5] . Muchos la consideran como la figura más significativa en esta disciplina. [3] [4] [6]

Michael Stanborough toma prestado los principios de Rolfing y detalla los que se pueden aplicar aplicar para la técnica directa de liberación miofascial:[7]

  • La tierra en la superficie del cuerpo con la "herramienta" adecuada (nudillos, o el antebrazo, etc..).
  • Hundir dedos en el tejido blando.
  • Ponerse en contacto con la primera barrera o tejido bloqueado.
  • Poner en una "línea de tensión".
  • Involucrar a la fascia, tomando el relevo en el tejido.
  • Por último, mover o arrastrar la fascia a través de la superficie, mientras que estar en contacto con las capas subyacentes.
  • Salir con gracia.

Otro método para tratar las restricciones que se consideraría directo es a través de instrumentos. Ofrecen ventajas en ciertas áreas del cuerpo. Alrededor de los años 90, David Graspon creo Graston Technique, y desde entonces el número de herramientas en el mercado se ha disparado: Graston Technique, Fibroblaster, Adhesión Breakers, STM, Scimitar, IASTM, EDGE, Medical Gua Sha, ASTYM, Método Gavilan.

Liberación Indirecta[editar]

En el método indirecto se aplica un estiramiento leve, con solo unos gramos de presión, que permite a la fascia "desenredarse" (unwinding). Se guía a los tejidos hasta conseguir una libertad de movimiento. [1]

Se Origina en la osteopatia aunque es popular en escuelas de fisioterapia. Según Ward, el concepto de liberación miofascial proviene de Andrew Taylor Still, el fundador de la medicina osteopatica a finales del siglo 19. El concepto y sus técnicas fueron desarrollados por sus sucesores. Ward sugiere que el término "liberación miofascial" se acuñó en 1981, al utilizarse como nombre de un curseimpartido en la Universidad Estatal de Michigan. Fue popularizado y enseñado a terapeutas, masajistas y terapeutas ocupacionales por John F. Barnes a través de sus seminarios.[8]

Efectividad[editar]

En 2011, el Reino Unido la Autoridad de Normas Publicitarias (Advertising Standards Authority) resolvió que no existían pruebas científicas suficientes que indicasen que la liberación miofascial era eficaz para cualquier enfermedad.[9]

Referencias[editar]

  1. a b c «Glosario de Terminología Osteopática». Asociación Americana de Colegios de Medicina Osteopatica (April 2009). Consultado el 25 August 2012.
  2. Travell, Janet G.; Simons, David G. (1992). Dolor miofascia y Disfunción: el Manual de los puntos gatillo. Lippincott Williams & Wilkins. ISBN 9780683083675. 
  3. a b Stillerman, Elaine (2009). Modalidades de Masaje y Trabajo Corporal. Mosby. pp. 151–2. ISBN 032305255X. 
  4. a b Knaster, Mirka (1996). Descubriendo la sabiduria del cuerpo:Discovering the Body's Wisdom: Una guía completa de más de cincuenta prácticas mente-cuerpo. Bantam. p. 208. ISBN 9780307575500. 
  5. «Structural integration -- Developments in Ida Rolf's 'Recipe'-- I». Journal of Bodywork and Movement Therapies 8 (2):  pp. 131–42. 2004. doi:10.1016/S1360-8592(03)00088-3. 
  6. Claire, Thomas (1995). Bodywork: What Type of Massage to Get and How to Make the Most of It. William Morrow and Co. p. 308. ISBN 9781591202325. 
  7. Stanborough, Michael (2004). Direct Release Myofascial Technique: An Illustrated Guide for Practitioners. Edinburgh: Churchill Livingstone. ISBN 9780443073908. 
  8. Barnes, John F. (1990). Myofascial Release: The Search for Excellence. Rehabilitation Services. ISBN 9781929894000. 
  9. http://www.asa.org.uk/Rulings/Adjudications/2011/3/Myofascial-Release-UK/TF_ADJ_49922.aspx

Bibliografia[editar]

  • Cantu, Robert I.; Grodin, Alan J. (2001). Myofascial Manipulation, Theory and Clinical Application (2nd edición). Aspen. En Ingles