Laguna Parón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Laguna Parón
Paron Lake.jpg
Ubicación geográfica y administrativa
Región Ancash

País(es) Flag of Peru.svg Perú
División(es) Huaylas
Coordenadas 8°59′30″S 77°41′00″O / -8.99166667, -77.68333333Coordenadas: 8°59′30″S 77°41′00″O / -8.99166667, -77.68333333
Dimensiones
Profundidad Media: 73
Altitud 4.185
[editar datos en Wikidata ]

La laguna Parón es una laguna del Perú situado en la provincia de Huaylas en el departamento de Ancash. Con una superficie de 1’480,489  m2, es el depósito natural de agua dulce más grande de la Cordillera Blanca y de la región Áncash. Parón fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 1985.

Localización y características[editar]

Está ubicada a 32 km de la ciudad de Caraz, capital de la Provincia de Huaylas, a 4.185 metros sobre el nivel del mar, con un máximo de 73 metros desde el espejo de agua hasta el fondo. Su contenido de agua se estima en 55 millones de metros cúbicos, de ahí que sea también utilizada como reservorio de agua para abastecer a la Central hidroeléctrica Cañón del Pato, una de las principales generadoras de energía del Perú.

Parón es la laguna más grande de la Cordillera y desde allí, en un día de cielo despejado, se pueden apreciar el pico del nevado Artesonraju, los nevados Pirámide, Huandoy Norte, Pisco, Chacraraju y Paria.

El 29 de julio del 2009, las autoridades de la Comunidad Cruz de Mayo, usuarios por derecho de las aguas de la cuenca, tomaron las instalaciones de la empresa Duke Energy Perú, dueña de la hidroeléctrica Cañón del Pato, reclamando los daños que su gestión del agua causaba en los cultivos y red de riego, así como su impacto en la calidad de agua de la planta de agua potable de la ciudad de Caraz. Esta acción permitió que el volumen de las aguas recupere su nivel original, devolviendo al entorno su belleza natural y dio a la laguna un uso únicamente turístico.

Entre los años 2009 y 2014 la empresa y las comunidades iniciaron conversaciones, estableciéndose luego el mecanismo denominado Mesa de diálogo, impulsado por el Gobierno del Perú. La Mesa de Diálogo concluyó en febrero 2014, firmándose un acuerdo entre las comunidades y la empresa que permite el uso del agua para la generación hidroeléctrica bajo la supervisión de un tercero independiente. Cerrada la mesa de diálogo, ambas partes mantienen conversaciones para asegurar la correcta administración del agua.

Véase también[editar]