Lámpara de gas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Tipos de lámparas[editar]

Existen diversos tipos de lámparas a gas, cada una con ventajas y desventajas:

  • Lámpara de Propano (tanque integrado): consta de la lámpara (vidrio, ventilador, capuchón) enroscada en el tanque de gas propano, con una perilla para controlar la luminosidad de la lámpara según como se desee. El tanque es desechable, y no son rellenables. Son perfectas para días de camping.
  • Lámpara de combustible pulverizado forma de Quinqué: es una lámpara con estilo de quinqué que utiliza combustible líquido, habitualmente Campingaz o queroseno. Éste es pulverizado al accionar una pequeña bomba de presión con el dedo que cuando se gira el selector de luminosidad lo hace pasar por un pequeño conducto que lo pulveriza y lo envía hacia el capuchón.
Lámpara de gas butano.
  • Lámpara de Gas Butano: esta lámpara, muy utilizada en puestos móviles de comida rápida, como hamburguesas, tacos ó hot dogs. Se enrosca en una llave reguladora de gas, para seleccionar la luminosidad y tiene en el vástago un aro selector de aire que generalmente se abre completamente para máxima luminosidad. Para encenderla, se acerca una llama (fósforo, encendedor, etc.) a la camisa (capuchón) que actúa como candil y se abre lentamente la llave del gas hasta que el capuchón se inflame. Los capuchones tienen una vida limitada y no deben manipularse mucho, pues es posible que se resquebraje la malla carbonizada y termine rompiéndose. Lentamente, con el uso, ésta se va a desintegrar por desgaste del material que la conforma, lo cual es totalmente normal.

Véase también[editar]