Iridiscencia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La iridiscencia es un fenómeno óptico caracterizado como la propiedad de ciertas superficies en las cuales el tono de la luz varía de acuerdo al ángulo desde el que se observa la superficie, como en las manchas de aceite, las burbujas de jabón, las alas de una mariposa y el lado reproducible del disco láser, ya sea CD o DVD.

La iridiscencia es causada por múltiples reflexiones de la luz en múltiples superficies semitransparentes, donde los subsecuentes cambios de fase e interferencia de las reflexiones modulan la luz por la amplificación o atenuación de las diferentes longitudes de onda.

Etimología[editar]

El término iris tiene su origen etimológico en la palabra griega Iris (Iri*s), que significa luz, y que también es el nombre de la diosa Iris en la mitología griega: personificación del arco iris y mensajera de los dioses que dejaba una estela de colores luminosos tras su paso.

Galería[editar]

Enlaces externos[editar]