Impuesto directo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un impuesto directo es un impuesto asociado directamente con una persona física o moral, y que se calcula y aplica sobre el capital total de la misma, o sobre sus ingresos globales en un determinado período de tiempo (ejercicio fiscal). Este impuesto es periódico, o sea, por lo general se aplica cada año, y se paga una vez al año o en cuotas.

Un impuesto directo se distingue de un impuesto indirecto, ya que este último es calculado y recaudado en relación a transacciones o actos específicos.

La fiscalidad directa es generalmente declarativa, o sea, establecida a título expreso, ya sea por el propio interesado o contribuyente, ya sea por un tercero en su nombre (con frecuencia llamado agente de retención). La retención fiscal con frecuencia la aplican las empresas en relación a sus empleados, en el momento de pagarles el salario.

Incidencia fiscal[editar]

El impuesto directo se presupone que es pagado y cubierto por la propia persona contribuyente, o sea, es la persona que transfiere el monto del mismo al agente recaudador, la que de una forma u otra debe cubrir este importe con sus ingresos o con sus ahorros previos o con la enajenación de algún bien, sin posibilidad de recuperarlo en todo o en parte por otra vía, y sin posibilidad de repercutirlo a un tercero; es en este sentido que este impuesto se opone al llamado impuesto indirecto. La noción de incidencia fiscal muestra que en la práctica, esta distinción no siempre se presenta en forma exacta o pura.

Ejemplos de impuestos modernos[editar]

Ejemplos de impuestos antiguos[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]