Hockey subacuático

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El hockey subacuático es un deporte, variante del hockey, que se juega en dos equipos, cada uno de 6 jugadores en una piscina profunda, cuyo objetivo es anotar un gol en la portería del equipo contrario. Los jugadores están equipados de un stick, gafas, snorkel, guantes de protección y aletas. Es un deporte en el cual se requiere estrategia y habilidad tanto física como mental, además de saber nadar con precisión en apnea.

Historia[editar]

En España, la encargada de gestionar y promocionar este deporte es la Federación Española de Actividades Subacuáticos (FEDAS), Fue Laurent Alquier, quien trajo a España este deporte desde su país natal Francia.

En la actualidad se practica ya en muchas ciudades españolas, como por ejemplo en Barcelona, Madrid, Mallorca, Sevilla, Tarragona, Figueras, Vitoria, Valladolid, etc., y el país cuenta con la selección nacional elite, sub 23 y sub 19, tanto Masculino como femenino.

Reglas del juego[editar]

Underwater Hockey.jpg

El hockey subacuático consta de dos equipos de 6 jugadores más 4 suplentes cada uno, provistos de aletas, gafas, guantes y tubo respirador (snorkel), que intentan trasladar por el fondo de la piscina un disco o pastilla de plomo (puck) a la portería del equipo contrario, con la ayuda de un palo o paleta (stick).

Inicialmente se le denominó Octopush, ya que hasta 1984 se disponían de ocho jugadores (octo) que empujaban (push) un disco. Como es de suponer, el jugador pasa gran parte del tiempo bajo el agua, es decir, en apnea. Cuando se inicia esta práctica puede resultar difícil mantenerse bajo el agua, aguantando la respiración durante cierto tiempo, sin embargo, con la práctica se puede adquirir cierta habilidad para mantener una apnea.

El hockey subacuático es un juego rápido y muy dinámico, por lo tanto su práctica requiere de un considerable esfuerzo, tanto aeróbico como anaeróbico. Se precisa velocidad, capacidad de anticipación y coordinación con el resto del equipo para obtener buenos resultados. Pero además, al contrario de lo que ocurre en otros deportes, la concentración del jugador no solo se centra en conseguir llevar el disco a la portería contraria, sino que la limitación obvia del jugador bajo el agua, hará que tengan que subir a la superficie para tomar aire, recuperarse y volver a tomar posición para seguir el juego.

Se trata pues, de un deporte de equipo que se juega en apnea en el fondo de una piscina de 2 a 4 metros de profundidad. No es el único, también existe el Rugby Subacuático.

Todos los miembros de cada equipo deberán llevar un traje de baño igual, es decir, del mismo diseño y del mismo color. Así mismo, deberán usar gorros del mismo color para diferenciarse del equipo contrario y marcados con el número identificador de cada jugador; dicho número deberá figurar también en la parte superior de los dos brazos.

El partido se divide en dos tiempos de 15 minutos cada uno más un descanso de 3 minutos, después del cual los equipos deberán de cambiar de campo. El juego está controlado por tres árbitros, dos en el agua (árbitros acuáticos) y uno en el borde de la piscina (árbitro principal).

En el comienzo de un partido, después de un descanso, después de marcar un gol, o después de un penalti, los jugadores de cada equipo tendrán que situarse dentro del agua y junto a sus respectivas líneas finales, con al menos, una mano en contacto con la línea final. Una vez comenzado el juego, todos los jugadores, incluidos los suplentes, que entren en juego deberán hacerlo sentados en el borde de la piscina.

Cualquiera de los capitanes o entrenadores de los equipos, podrán solicitar un periodo de tiempo muerto de 1 minuto en cualquiera de dos tiempos de 15 minutos y no en las prórrogas. Para hacerlo, deberán solicitarlo al juez principal mediante una señal levantando ambos brazos sobre la cabeza para formar una gran letra "O". El árbitro principal aceptará la solicitud repitiendo la señal y deteniendo el cronómetro.

Cuando los jugadores están nadando en la superficie, se permite utilizar el estilo libre, pero solo si los otros jugadores no corren peligro de ser golpeados.

Durante el partido, los cuatro suplentes de cada equipo deben mantenerse en sus áreas de sustitución correspondiente.

Si fuera necesario un desempate, se podrá jugar una prórroga de 10 minutos con un descanso en medio de 3 minutos. Si transcurrido este tiempo y el empate persiste, el partido podrá continuar hasta que se marque un gol.

Los jugadores solo podrán empujar la pastilla con el palo o stick, no pudiendo tocarla en ningún momento con la mano, ni levantarla, transportarla u obstruir o cubrirla con alguna parte del cuerpo o del equipamiento. Tampoco podrán ponerse de pie en el área de juego, tener más de 6 jugadores en el agua cuando el partido está en juego y mantener las normas de comportamiento ético de cualquier deporte, como por ejemplo, conductas ofensivas, agresiones físicas o verbales o no aceptar las decisiones oficiales.

Los árbitros podrán aplicar una sanción equivalente a la gravedad de una infracción. En tal caso, el árbitro principal deberá detener el juego y deliberar con los árbitros acuáticos, cual será la sanción adecuada para los infractores. Las sanciones pueden ser simple amonestaciones verbales si considera leve o accidental la infracción, expulsiones del agua temporalmente (entre 2 y 5 minutos) si la falta tiene carácter grave o son colectivas leves, y expulsión del agua definitivamente si la infracción es grave y deliberada o reiteración de conductas antideportivas. El reglamento oficial de la CMAS hace la siguiente valoración de las infracciones según su naturaleza:


Infracciones

  • Leves
    • La mayoría de las infracciones realizadas con el palo.
    • Salidas incorrectas.
    • La mayoría de las infracciones por obstrucción.
  • Graves
    • Agarrar, retener, empujar.
    • Leguaje obsceno, abuso verbal.
    • Obstrucción deliberada.
    • Infracciones leves de manera continuada.
  • Muy graves
    • Peleas, golpes.
    • Infracciones graves de manera continuada.


Además, los árbitros pueden sancionar a los infractores con acciones que beneficien al equipo contrario, tal como conceder un penalti.


Material necesario[editar]

Aletas

Con ellas tendrás más potencia en tus movimientos bajo el agua. Deberán tener la particularidad de que no pueden estar compuestas de fibra de vidrio para no dañar a otro jugador, siendo fabricadas de goma u otro material sintético flexible. Su longitud no deberán ser ni muy largas para no sobrecargar los gemelos , ni muy cortas para que sean menos efectivas.

Gafas de buceo

Deberán tener un vidrío de seguridad, generalmente doble lente, u otro material que ante un golpe no se rompa en pequeños fragmentos. No servirán las tradicionales gafas de nadador.

Tuba o tubo de respiración

Se trata de una tuba muy similar a la que se usa en buceo, si bien suele tener una menor longitud para facilitar la respiración.

Gorro

Se usa un gorro parecido a los que se utilizan en waterpolo, con protecciones en las orejas y con cierre en la parte inferior.

Stick

Pequeña vara de unos 30 centímetros de largo por 2 ó 3 de ancho y con cierta forma curva, con la que se empuja el disco.

Guante

En la mano con la que se maneja el stick se lleva un guante de protección, dicho guante puede ser de neopreno fino u otro material que permita sujetar el stick convenientemente.


Enlaces externos[editar]