Hielo seco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pequeños trozos de hielo seco en sublimación.
Estructura cristalina del hielo seco.

Se llama hielo seco o nieve carbónica al dióxido de carbono (CO2) en estado sólido. Recibe este nombre porque, pese a parecerse al hielo normal o a la nieve por su aspecto y temperatura, cuando se sublima no deja residuo de humedad porque su base no es agua y su estado natural es gaseoso incluso a temperaturas ambientales bajas. Tiene una temperatura de sublimación de −78.5 °C (a una atmósfera de presión).

Historia[editar]

Fue descubierto por el químico francés Thilorier en 1835. El hielo seco tuvo su primer uso en el mercado casi 100 años más tarde, en 1925, cuando los dispositivos aéreos Priest con sede en Nueva York utilizaron el compuesto en extintores. Con el paso de los años, la gente empezó a encontrar más usos para el hielo seco.

Fabricación[editar]

El hielo seco es fácil de fabricar. Utilizando máquinas, el CO2 se deja escapar en una bolsa porosa donde se congela. Éste se recoge a continuación y se comprime en cubos mediante máquinas. El hielo seco después comienza a evaporarse cuando se expone a temperaturas más cálidas.

Usos[editar]

Puesto que es dióxido de carbono, puede ser utilizado en bebidas carbonatadas para hacer bebidas gaseosas como la cerveza de raíz. También se puede utilizar para fijar metal, para eliminar baldosas del piso y para eliminar las verrugas. También se puede encontrar en herramientas tales como extintores de incendios. Uno de los principales usos del hielo seco es para conservar los alimentos perecederos. También es usado por los heladeros para conservar fríos los helados que venden. En el mundo del espectáculo también se usa en ocasiones para liberar a ras de suelo un vapor blanco muy visible, similar a niebla fría (véase también Máquina de humo).

Advertencia[editar]

El hielo seco es extremadamente frío y alcanza temperaturas de alrededor de −109,3 °F (o −42,4 °C). Debido a esto, es importante manejar el hielo seco con precaución. Si se utiliza incorrectamente, el hielo seco puede causar quemaduras por frío o cualquier otro daño al cuerpo, otras personas o animales. Es importante entender todos los procedimientos adecuados de manipulación antes de usar hielo seco. Estos incluyen usar guantes aislantes, el uso de pinzas y gafas de seguridad.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]