Gran Cometa de 1577

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tycho Brahe.

El gran Cometa de 1577 (nombre oficial: C/1577 V1) fue un cometa que pasó cerca de la Tierra durante el año 1577. Fue visto por personas de todas partes de Europa, incluyendo al famoso astrónomo danés Tycho Brahe. De sus observaciones del cometa, Brahe fue capaz de descubrir que los cometas y objetos similares viajaban por encima de la atmósfera de la Tierra.[1]

Se estima actualmente que el cometa se encuentra aproximadamente a 320 UA del Sol, según el análisis de las observaciones de Brahe que duraron 74 días (desde el 13-11-1577 al 26-01-1578)

Observaciones por Brahe y otros[editar]

Tycho Brahe, quien se dice fue el primero en ver el cometa ligeramente antes la puesta del sol sobre el 13 de noviembre, después de haber vuelto a partir de un día de pesca,siendo en todo caso el observador más distinguido y documentar el paso del cometa.

Los bosquejos encontrados en uno de los cuadernos de Brahe parecen indicar que el cometa puede haber viajado cerca de Venus. Estos bosquejos representan la Tierra en el centro del sistema solar, con el sol y la luna en la órbita y otros planetas que giran alrededor del Sol, a pesar de existir ya un modelo que en ese entonces ya lo estaba desplazando el heliocentrismo.

Anotaciones hechas por Brahe en uno de sus cuadernos describiendo el Gran cometa de 1577.

A pesar de estas ideas falsas de parte de Brahe, como astrónomo Brahe olvidó miles de medidas muy exactas que él hizo del camino del cometa, y estas conclusiones contribuyeron a Johannes Kepler a su teoría sobre las leyes de movimiento planetario y el descubrimiento que los planetas se movían en órbitas elípticas. Kepler, que era un estudiante de Brahe, también hizo la conjetura sobre el desplazamiento del cometa y su existencia eran la prueba suficiente para desplazar la teoría de la esfera celeste.

El descubrimiento de Brahe que la coma o cabellera del cometa apuntaba lejos del sol era también significativo.

El defecto en las medidas de Brahe, estaba en no saber exactamente que tan lejos fuera de la atmósfera estaba el cometa, y él era incapaz de suministrar cifras significativas para esta distancia; sin embargo, al menos estaba acertado en la confirmación que el cometa estaba fuera de la órbita de la luna sobre la Tierra, y con relación a esto, calculó que estaba probablemente alrededor de tres veces más lejos. Él hizo esto comparando la posición del cometa en el cielo de la noche donde él lo observó en (Hveen cerca Copenhague) con la posición observada, al mismo tiempo, por un astrónomo desconocido en Praga, dando la debida consideración al movimiento de la Luna. Descubrió que, mientras el cometa estaba en aproximadamente el mismo lugar para ambos, la Luna no, y esto quería decir que el cometa estaba mucho más lejos. Desde España, también publicó observaciones de este cometa Jerónimo Muñoz.

Brahe consideraba que los cometas eran objetos divinos, algo extensamente aceptado en la época, aunque esto fue la causa de muchos debates hasta el decimoséptimo siglo, con muchas teorías que se circulaban dentro de la comunidad astronómica. Galileo mismo afirmó que los cometas eran fenómenos ópticos, y que su paralaje era imposible de medir. Sin embargo, su hipótesis no fue aceptada extensamente.[2]

En arte y literatura[editar]

El gran Cometa de 1577, visto en Praga el 12 de Noviembre. Grabado hecho por Jiri Daschitzky.

Notas[editar]

  1. 1577|fechaacceso=25 el marzo de 2007
  2. [1]

Referencias[editar]

  • Seargent, David (2009). The Greatest Comets in History. Springer. ISBN 0387095128. 
  • R. Lang, Kenneth; Charles Allen Whitney (1991). Wanderers in Space. CUP Archive. pp. 240. ISBN 0521422523. 
  • Gilster, Paul (2004). Centauri Dreams. Springer. pp. 100. ISBN 038700436X. 
  • Grant, Robert. History of Physical Astronomy, from the Earliest Ages to the Middle of the 19th Century. R. Baldwin, 1852. pp. 305.