Glacis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En geomorfología, un glacis es un accidente geográfico que consta de una suave pendiente (menor del 10%) generalmente formada por la lixiviación y posterior deposición de las partículas finas de un cono de deyección o una ladera.

Son formas planas y se encuentran siempre flanqueados por relieves montañosos y vigorosos que actúan como área de captación de caudales hídricos y de "área fuente" de parte de los derrubios movilizados por ellos (glacis rocoso o de erosión) como sobre material detrítico acumulado (glacis detríticos o de acumulación) o presenta ambas modalidades (glacis mixto). También se puede encontrar el término pediment para los glacis modelados sobre roca uniformemente dura.

Glacis coluvial o erosivo[editar]

O también llamados rocosos son modelados por la arroyada difusa sobre roquedo compacto in situ y muestra en su arranque una separación con las laderas de los relieves que los dominan. Resultan de una eficaz desagregación de las rocas durante los periodos secos y una escorrentía abundante concentrada en pocos eventos anuales y capaz de "barrer" el recubrimiento generado por la meteorización.

Glacis de derrame o de acumulación[editar]

Se desarrollan sobre depósitos llevados por la arroyada y enlazan con los relieves de la cabecera sin ruptura ni pendiente. Resultan de una fragmentación muy intensa de los afloramientos rocosos en los propios relieves de una cuenca donde se inician los sistemas de arroyada, recubriendo la roca in situ y generando formas como puede ser un cono de deyección. Luego producto de la lixiviación de la forma antecedente se forma un plano inclinado constituido por una formación detrítica con caracteres coluviales atenuados.