Gens Julia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cayo Julio César, máximo representante de la gens Julia.

La gens Julia fue una de las antiguas familias de patricios de la Antigua Roma, que la tradición hacía descender del troyano Ascanio (también llamado Iulo), hijo de Eneas y Creusa, llevado a Italia por su padre después de la caída de Troya. Ascanio fundó Alba Longa y se le considera creador de la familia o gens. Es este linaje el que Julio César, en el discurso fúnebre pronunciado tras la muerte de su tía Julia, reivindicó para la familia como descendientes de Venus (Eneas era hijo de Venus y Anquises).

La familia empleaba sobre todo los nombres masculinos (praenomina): Cayo, Sexto y Lucio; más raros eran Vopisco y Próculo. Las mujeres se llamaban todas Julia.

Los cognomina eran: César (Caesar), Julo (Iulus), Mentón (Mento) y Libón (Libo); además, aparece algún Bursio.

Su antepasado más lejano conocido es Lucio Julio Libón. El primer miembro de la familia en conseguir el consulado fue Cayo Julio Julo, en 489 a.C. En 208 a.C. Sexto Julio César fue pretor, y posteriormente gobernador de Sicilia.[1] En todo caso, los Julios eran históricamente una familia patricia con no demasiada relevancia pública, que ejerció algunos consulados pero que no era parte, en el siglo I a.C., de las familias más influyentes y que aportaban mayores cargos públicos a la república.

La gens toma la mayor importancia con el ascenso de Cayo Julio César. Después de la muerte de César, los Julios continuaron manteniendo un poder importante en Roma a través de la dinastía Julio-Claudia (Augusto, Tiberio, Calígula, Claudio, y Nerón fueron miembros de la misma).

Véase también[editar]

Referencias[editar]