Gato común europeo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gato europeo

El gato común europeo, como su nombre indica, es originario de Europa. Fue reconocido como raza el 1 de enero de 1983.[1] Es fuerte, tiene un sólido sistema inmunológico, y se puede adaptar fácilmente a cualquier casa o ambiente.

Historia[editar]

El gato común europeo o mestizo tuvo su origen hace siglos en especies felinas de África y Asia, y se extendió por Europa gracias a los romanos,[2] que lo consideraban muy buen animal de compañía. Los expertos en felinos no saben muy bien quiénes eran los antepasados de esta raza, pero el pensamiento más difundido es que proviene del gato montés africano. Aunque también se cree que el actual europeo tiene genes del gato de la jungla (Felis chaus).[3] Esta raza ha sido ennoblecida durante el periodo comprendido entre la Primera y Segunda Guerra Mundial.[4]

Reconocimiento como raza[editar]

El primer intento de registrar al europeo como raza tuvo lugar en Inglaterra durante el Governing Council of the Cat Fancy (GCCF) de 1925, pero fue el 1º de enero de 1983 cuando la Federación Internacional Felina reconoció al gato común europeo como una raza oficial.[5]

Características[editar]

El gato común europeo es fuerte, corpulento y robusto, pero sin llegar a ser rechoncho. Tiene el pecho ancho y bien desarrollado, su cabeza es redondeada y ancha por los pómulos. Las orejas son de tamaño medio, bien separadas, rectas y redondeadas en el extremo, y presentan un hocico recto. Los ojos son redondeados y pueden ser: azules, verdes, o amarillos, aunque el más común es el verde. La cola es de longitud media, gruesa y afilada en la punta. El pelo es lo que más lo caracteriza: corto, suave, fino y brillante. Es tan corto que casi no exige cepillado.

Tipos de pelaje[editar]

Atigrado o romano: con las típicas rayas oscuras.

Jaspeado o tabby: posee tres rayas oscuras a lo largo de la línea dorsal y en los costados, y una mancha en forma de concha en tono anaranjado.

Monocolor: negro, blanco o anaranjado son los colores más comunes.

Bicolor: mezcla de dos colores, blanco y negro, y anaranjado y blanco son los más comunes

Carácter[editar]

Es un animal inteligente, muy buen cazador, independiente y audaz. A pesar de su independencia, es muy cariñoso y mimoso con su amo, aunque es tímido y desconfía de los extraños. Este gato es muy juguetón y activo, también es muy limpio ya que se asea constantemente con su lengua. Esta raza se reproduce con mucha facilidad y con más frecuencia que las demás razas.

Tampoco requiere muchos cuidados gracias a su robusto sistema inmunológico. La edad media de vida ronda los 15 años. Este gato se adapta fácilmente a cualquier ambiente (casa de campo, departamento o edificio)[6] [7]

Gata europea bicolor  
Gata europea atigrada  
Gato europeo romano  
Gata europea con caracteres mixtos  
Gato europeo monocolor  

Referencias[editar]