Flores artificiales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Flores artificiales de tela.

Las flores artificiales están hechas de papel o tela, aunque en la actualidad es más común que se fabriquen en tela por ser de mayor durabilidad. Cumplen la función de reemplazar a las flores naturales en sitios donde es difícil mantener a estas últimas en buen estado de conservación. También se las utiliza por razones prácticas y de comodidad.

Flores artificiales. Arreglos florales para adorno.

Objeto de adorno[editar]

Las mismas se constituyen en un delicado objeto de adorno, y se las utiliza mucho en oficinas, comercios, casas particulares, etc.

A medida que ha avanzado el tiempo, sus fabricantes las han perfeccionado a tal extremo que muchas veces son casi similares a las naturales.

Novedades en su presentación[editar]

Las hay perfumadas, musicales, artificialmente húmedas, también las hay hechas en material plástico (aunque esta variante es la menos desarrollada), etc. Además se fabrican en forma de unidad individual, o bien en ramilletes asentados sobre una base que asemeja a una maceta o macetero.

Principales fabricantes[editar]

Los países orientales son los principales fabricantes de estas flores, y han desarrollado una industria, que por poco importante que parezca, genera un voluminoso ingreso de divisas en concepto de exportaciones. China y Japón estarían entre los países que más las producen y las lanzan al mercado mundial.

Ventajas[editar]

No necesitan agua, no se pudren, no despiden olores desagradables, no las afecta la luz o el calor como a las flores naturales, son más económicas a largo plazo, etc. Adicionalmente son seguras para uso interno ya que no requiren control de plagas o insectos.

Véase también[editar]