Feres

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Coordenadas: 39°23′N 22°45′E / 39.383, 22.750

Edward Dodwell (1767 – 1832):
La Fuente Hiperia de Feres
(The Hyperian Fountain at Pherae),
de Vistas de Grecia
(Views in Greece, 1821), pág. 91.

Feres (griego Φεραί Pherae) fue una antigua ciudad de Tesalia en la parte del sudeste en el distrito de Pelasgiotis. Tenía al este el lago Boebeis, y, más allá, Pagasas, que le hacía de puerto.

En mitología fue la residencia de Admeto y su hijo Eumelo; este último condujo once barcos a la guerra de Troya.

Al comienzo de la guerra del Peloponeso, aunque estaba gobernada por la aristocracia, fue aliada de Atenas. Hacia el final de la guerra, Licofrón derrocó la aristocracia y estableció la tiranía e intento dominar toda Tesalia. Atacó a Larisa y otras ciudades que se le oponían (404 a. C.) y obtuvo una notable victoria. En 395 a. C. Licofrón estaba en plena campaña contra Larisa, gobernada por Medios, probablemente un miembro de los Aleuadas. Licofrón obtuvo la ayuda de Esparta y Medios pidió ayuda a Atenas. Con esta ayuda Medios ocupó Farsalia, que había sido ya ocupada por una guarnición espartana, y vendió a sus habitantes como esclavos.

En 395 a. C., Medios se alió con los beocios contra Esparta. El espartano Agesilao II marchó hacia Asia el año siguiente y cuando fue llamado por el gobierno de Esparta pasó por Tesalia y la caballería de las ciudades dominadas por Medios le querían obstaculizar el paso, pero fue derrotada por Agesilao con hábiles maniobras. La derrota le costó cara en Medios, que perdió el apoyo de las ciudades y ya no fue rival para Feres en la lucha por la hegemonía. Farsalia recuperó su libertad, fue reconstruida, y se convirtió en la segunda ciudad después de Feres. El poder supremo a Farsalia fue encargado al tirano Polidamas, que tenía el apoyo de todas las tendencias (y lo ejerció a satisfacción de todos).

Después de Licofrón gobernó en Feres el tirano Jasón, hombre de gran energía y habilidad, probablemente su hijo. Jasón quería extender su hegemonía a toda Grecia e incluso a Persia. Se hizo elegir tagos de Tesalia (374 a. C.) y reunió un poderoso ejército de 6.000 caballeros y 10.000 infantes (hoplitas); sometió a todas las ciudades tesalias a su autoridad, incluso Farsalia, que si bien podía haber sido conquistada por la fuerza, Jasón la sometió mediante negociación, ofreciendo a Polidamas el segundo lugar en la dirección política de Tesalia; Polidamas, después de tantear la posible ayuda de Esparta, que no podía llegar, accedió, e incluyó Farsalia dentro de la hegemonía de Jasón. Eso incrementó sus fuerzas a 8.000 caballeros y 20.000 infantes. También formó alianzas con Alcetes I de Epiro y con Amintas III de Macedonia.

Desde el 371 a. C. fue aliada de Tebas que invitó a Jasón a atacar el campo de los lacedemonios, pero el tirano tesalio optó por aconsejar una tregua que permitió a los espartanos la retirada.

En 370 a. C., Jasón anunció que iría a Delfos al frente de un cuerpo de fuerzas tesalias, para presidir el festival Pitio, lo que causó alarma en Grecia, pero antes de salir fue asesinado por siete jóvenes durante una audiencia pública. Los asesinos fueron considerados héroes en muchos lugares de Grecia.

Sucedieron a Jasón sus hermanos Polifrón y Polidoro, con los que Tesalia perdió su influencia. Polifrón fue asesinado, pero Polidoro que quedó como único jefe (tagos) ejerció su autoridad con mucha energía y crueldad. Polidamas de Farsalia fue ejecutado, y otros posibles rivales y jefes (especialmente de Larisa) fueron exiliados o asesinados.

Finalmente Polidoro fue asesinado por Alejandro, probablemente su hermano o su nieto. Alejandro fue extremadamente cruel. Los Aleuadas y otras familias nobles fueron perseguidos, y el joven rey de Macedonia, Alejandro, sucesor de Amintas, él mismo amenazado, invadió Tesalia, derrotó a Alejandro y ocupó Larisa y Cranón, donde estableció guarniciones. Pero poco después, por necesidades internas se hubo de retirar. Alejandro recuperó el poder, pero algunas ciudades tesalias pidieron ayuda a Tebas y en 369 a. C. el tebano Pelópidas invadió Tesalia, y ocupó Larisa y otras ciudades (con el beneplácito de Alejandro de Macedonia).

Al año siguiente (368 a. C.), Pelópidas fue atacado en Larisa por Alejandro de Feres, que había pedido ayuda a Atenas, hasta que se estableció una tregua. Pelópidas fue entonces a Macedonia (367 a. C.) donde el joven rey Alejandro había sido asesinado por su hermanastro Ptolomeo Alorita y sustituido por su hermano Pérdicas III de Macedonia bajo regencia del asesino. Pérdicas y su hermano pequeño Filipo fueron confiados respectivamente a la custodia del ateniense Ifícrates y del tebano Pelópidas. Así este último y el regente Ptolomeo se convirtieron en aliados y la influencia de Tebas se extendió a Tesalia.

En 366 a. C. los tebanos obtuvieron de Persia el reconocimiento de su hegemonía en Grecia y el mismo año Pelópidas y su lugarteniente Ismenio fueron, con escasos soldados, a Tesalia para obligar a Alejandro de Feres y a las ciudades que le eran fieles a reconocer esta hegemonía. Alejandro les atacó cerca de Farsalia y les hizo prisioneros siendo llevados a Feres. Los tebanos no les pudieron rescatar de momento, ya que un ejército enviado a Tesalia sólo se salvó de la derrota por el genio de Epaminondas que logró el mando a petición de los soldados. Después de eso, todas las ciudades tesalias se sometieron a Alejandro de Feres y la influencia tebana desapareció.

Una segunda expedición dirigida por Epaminondas en 365 a. C. logró la victoria y obtuvo la libertad de los prisioneros, si bien no pudo restaurar la hegemonía tebana sobre Tesalia. Pero la opresión de Alejandro fue poco fuerte porque algunas ciudades pidieron a Tebas intervenir y en 364 a. C. Pelópidas fue enviado de nuevo al país con un ejército tebano. Pelópidas murió en el primer combate. Los tebanos enviaron un ejército más poderoso que derrotó a Alejandro que hubo de reconocer la hegemonía tebana sobre Tesalia, quedando sólo a Alejandro el dominio de Feres.

A la muerte de Epaminondas en Mantinea (362 a. C.) la hegemonía de Tebas se hundió y Alejandro recuperó gran parte de su antiguo poder sobre Tesalia. Fue asesinado en 359 a. C. por su mujer Teba o Thebe y sus hermanos, uno de los cuales, Tisifón, le sucedió, pero con Thebe ejerciendo el poder en la sombra. No duró demasiado tiempo y le sucedió su hermano Licofrón II. Mientras los aleuadas de Larisa formaron alianza con Filipo II de Macedonia, el cual ante la amenaza que para Larisa suponía Licofrón II, invadió Tesalia en 353 a. C.

Licofrón pidió ayuda al focidio Onomarco y con ayuda de los focidios pudo rechazar al macedonio, pero al año siguiente Filipo volvió y obtuvo una gran victoria sobre Onomarco y Licofrón, en una batalla en la que el primero murió. Filipo asedió Feres y Licofrón II se rindió y se le permitió retirarse a Fócida con sus soldados (352 a. C.). Filipo estableció en Feres un gobierno popular y dio una independencia nominal a las ciudades tesalias, pero bajo su hegemonía; también estableció una guarnición en Magnesia y en el puerto de Pagasas. Un intento de revuelta en el 344 a. C. en favor de la familia de los antiguos tiranos de Feres permitió a Filipo establecer una guarnición en la ciudad y colocó al frente de cada una de las cuatro tetrarquías a un miembro de la familia aleuada, completamente entregada a sus intereses. Así Tesalia quedó totalmente sometida a Macedonia.

En 191 a. C. Feres se declaró partidaria del seléucida Antíoco III Megas, pero al cabo de pocos meses fue ocupada por el cónsul romano Acilius. Bajo los romanos se construyó una nueva ciudad (Nueva Feres) al lado de la vieja.

Sus ruinas están en la moderna Velestino, principalmente las murallas.