Fedecámaras (Venezuela)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Fedecámaras (acrónimo de Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela), es la principal organización de gremios empresariales de Venezuela, conformada por empresarios de todos los sectores económicos del país. Esta organización está conformada por 14 sectores económicos: comercio y servicios, industria, construcción, turismo, financiero, seguros, agrícola, pecuario, minería, energético, transporte, telecomunicaciones, sector inmobiliario y medios de comunicación. Además está conformada por las Fedecámaras Regionales que en su conjunto totalizan 23 organizaciones estatales.

Representa fundamentalmente al gran capital nacional y también algunas pequeñas y medianas empresas.

Fedecámaras ha tendido como misión actuar como ente concertador de las grandes políticas del país (inversión, desarrollo, empleo, inflación, salarios, tasas de interés, entre otras) junto con el gobierno y los diferentes sindicatos que hacen vida en el país.

Historia[editar]

Fundada en 1944, FEDECAMARAS nació con el objetivo principal de defender y promocionar la libre empresa, defendiendo el desarrollo y la diversificación de la economía nacional, basado en el sistema de la empresa privada y de la libre iniciativa, dentro de un orden jurídico que provea y garantice los derechos del hombre, así como también, apoyar y defender las cámaras agremiadas, conforme a lo establecido en los estatutos y lo que disponga la Asamblea, el Consejo Nacional y el Directorio Ejecutivo.

Fundación y Evolución[editar]

El origen de las organizaciones del empresariado en el mundo es remoto. Sin embargo, en Venezuela, la institucionalización de ese movimiento se inicia en 1893 con la constitución de Cámaras de Comercio en las principales ciudades y puertos del país, como una necesidad de unir esfuerzos y fortalecer a las instituciones que tenían como objetivo el desarrollo y la diversificación de la economía nacional.

A partir de ese año el movimiento empresarial se fue desarrollando, consolidando y estructurando acorde con los tiempos; actuando siempre en defensa de intereses sectoriales, regionales y económicos del país.

En octubre de 1938 se realiza en Valencia, la primera reunión de un grupo de cámaras.

En abril de 1943 la Cámara de Comercio de La Guaira, dirigiéndose a todas las Cámaras de Comercio y Producción del país, propuso la formación de un Consejo o Comité de Cámaras.

En mayo de 1944 se efectuó una segunda reunión y el 17 de julio del mismo año 22 organismos de base constituyen para formar lo que hoy conocemos como la Federación Venezolana de Cámaras de Comercio y Producción – FEDECAMARAS.

Cámaras promotoras:

En abril de 1943 la Cámara de Comercio de la Guaira, dirigiéndose a todas las Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción del país, propuso la formación de un Consejo o Comité Permanente que unificarán sus reivindicaciones y amalgamarán sus esfuerzos para colaborar mejor en la estructuración económica y social de Venezuela. La idea fue acogida con calor por los organismos nacionales y en octubre del mismo año se reunieron en el local de la Cámara de Comercio de Caracas los representantes de ésta, los de la Asociación Nacional de Comerciantes e Industriales de Caracas y los de la Cámara proponente.

Sus Organismos Fundadores fueron:

La Asociación de Algodoneros, Asociación Minera Venezolana, Cámara Agrícola de Venezuela, Cámara de Comercio de Caracas, Cámara de Comercio de Valencia, Unión de Industriales De Valencia, Cámara de Comercio de La Guaira, Cámara de Comercio de Carúpano , Cámara de Comercio de Barcelona, Cámara de Comercio de Maracaibo , Asociación Nacional de Ganaderos , Cámara de Comercio del Estado Lara , Cámara de Comercio de San Cristóbal, Cámara de Comercio del Estado Apure , Cámara de Comercio de Ciudad Bolívar, Cámara de Comercio de Puerto Cabello, Asociación de Comerciantes Del Estado Zulia, Cámara de Productores de Azúcar de Venezuela, Cámara de Comerciantes e Industriales de Caracas, Asociación Nacional de Comerciantes e Industriales, Asociación de Comerciantes e Industriales de Margarita, Cámara Comercial, Industrial y Agrícola del Estado Aragua.

En total, veintidós agrupaciones venezolanos, representantes del comercio y de toda la producción inauguraron su Congreso con el objeto de laborar por una Venezuela próspera y libre dentro de una América llena de bienestar. Fue así, como los hombres y mujeres que hicieron posible la creación de este organismo fijaron un compromiso con Venezuela para desarrollar la economía del país, promoviendo la iniciativa privada, el bienestar social y la defensa gremial.

El primer presidente de FEDECAMARAS y promotor de la unión de las cámaras y asociaciones fue Luis Gonzalo Marturet, quien pertenecía a la Directiva de la Cámara de Comercio de La Guaira en aquel entonces y dedicó parte de su vida empresarial al fortalecimiento de la Institución siendo no sólo presidente, sino además Consejero Permanente hasta su defunción en 1964.

Misión, Visión y Valores[editar]

FEDECAMARAS tiene como misión “Fortalecer al sistema empresarial venezolano, sobre la base de los principios de la libertad económica y la democracia”. Además, el gremio empresarial tiene como principales valores la defensa de la Libertad, la Democracia, la Comunicación, la Propiedad Privada, la Libre Iniciativa, el Profesionalismo y el Liderazgo.

Presidentes y Junta Directiva de FEDECAMARAS[editar]

Actualmente la junta directiva de FEDECAMARAS para el período 2013-2015 está conformada por Jorge Roig Navarro como Presidente del máximo ente gremial; Francisco Martínez como primer vicepresidente, Carlos Larrazábal como segundo vicepresidente y Pedro Rivas como el Tesorero del organismo.

Presidentes de la organización[1] [editar]

El actual presidente de la organización es Jorge Roig (2013 - 2015); mientras que algunos de los presidentes de Fedecámaras, han sido: Pedro Carmona Estanga, Adan Celis, Eddo Polesel, Rafael Marcial Garmendia, Hugo Fonseca Viso, Vicente Brito, y Carlos Fernández.

Presidentes de Fedecámaras
Nombre Período
Luis Gonzalo Marturet 1945 - 1946
Domingo Navarro Méndez 1946 - 1947
Óscar Machado Zuloaga 1947 - 1949
Lope Mendoza G. 1949 - 1950
Silvio Gutiérrez 1950 - 1952
Luis Gonzalo Marturet 1952 - 1953
Ibrahim Velutini 1953 - 1954
Francisco Morillo R. 1954 - 1955
Feliciano Pacanins 1955 - 1956
Ángel Cervini 1957 - 1958
Alejandro Hernández 1958 - 1960
Rafael Echeverría 1960 - 1961
Armando Branger 1961 - 1963
Emilio Conde Jahn 1963 - 1965
Concepción Quijada 1965 - 1967
Alfredo Lafée 1967 - 1969
Óscar de Guruceaga 1969 - 1971
Carlos G. Rangel 1971 - 1973
Alfredo Paúl Delfino 1973 - 1975
Antonio Díaz Martínez 1975 - 1977
Carlos Vogeler Rincones 1977 - 1979
Ciro Añez Fonseca 1979 - 1981
Carlos Sequera Yépez 1981 - 1983
Adán Celis 1983 - 1985
Rafael Marcial Garmendia 1985 - 1987
Hugo Fonseca Viso 1987 - 1989
Eddo Polesel 1989 - 1991
Freddy Rojas Parra 1991 - 1993
Edgar Romero Nava 1993 - 1995
Jorge Serrano F. 1995 - 1997
Francisco Natera 1997 - 1999
Vicente Brito 1999 - 2001
Pedro Carmona Estanga 2001 - 2002
Carlos Fernández 2002 - 2003
Albis Muñoz 2003 - 2005
José Luis Betancourt 2005 - 2007
José Manuel González 2007 - 2009
Noel Álvarez 2009 - 2011
Jorge Botti 2011 - 2013
Jorge Roig 2013 - En el cargo

Participación en el Golpe de Estado de 2002[editar]

Las 49 Leyes[editar]

Pero la organización tuvo fuertes problemas con el gobierno de Hugo Chávez, desde su instalación en 1999; esto por un decreto de 49 nuevas leyes firmadas por el Presidente Chávez: la Ley Orgánica de Hidrocarburos, la Ley de Pesca, la Ley Especial de Asociaciones Cooperativas, la Ley General, pero la más polémica es la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario. Bajo ésta última ley, el gobierno venezolano ganaba la potestad de tomar tierras privadas si sobrepasaban cierto tamaño, o si consideraba que estaban siendo explotadas por debajo de su potencial; adicionalmente, el Estado ahora debía aprobar el uso que el propietario hace de la tierra; además, todos los propietarios fueron obligados a demostrar la titularidad de sus terrenos. En ese momento el 95% de los terratenientes venezolanos no contaban con títulos firmes.

Estas leyes no fueron vistas de buena manera en Fedecámaras, y más la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario; por lo cual la organización rompió una Mesa de Diálogo que había establecido en agosto de 2001 para discutir las leyes y la entonces situación económica del país. Fue luego de esto que el entonces presidente de la organización Pedro Carmona Estanga con su mano derecha Carlos Ortega hace un llamado a un Paro nacional por doce horas para el 10 de diciembre de 2001 como manera de prostesta a la aprobación de las leyes, el cual fue apoyado por la mayoría de los empresarios que conformaban la organización. El Presidente de la República intenta hasta el final evitar que Fedecámaras lleve a cabo el paro, incluso presionó a diferentes empresarios y baqueros para que no se sumaran al paro, con retiran los fondos públicos depositados entidades. Producto de esto, el ministro del Interior, Luis Miquilena, preparó un texto de compromiso que presenta a Carmona Estanga, pero éste lo rechaza, simultáneamente Chávez hace lo mismo, hecho que ahonda la separación que se estaba formando entre el Presidente y quien fuera su mentor político.

El paro del 10 de diciembre pasó a la historia como el primer gran hito de protesta de la sociedad civil. Según algunos historiadores, su éxito fue mayor que el de la huelga general que derrocó a Marcos Pérez Jiménez en enero de 1958, sólo que el objetivo en esta ocasión no era derribar a un gobierno, sino solicitarle rectificaciones de una manera firme, pero pacífica, cosa que de haber sido entendida, habría evitado la crisis que fue tomando cuerpo en el país, ante la tozudez y ceguera de los gobernantes... A partir del 10 de diciembre, las mayorías opositoras sintieron que disponían de herramientas legales para luchar contra los atropellos oficialistas y la autocracia. La sociedad civil, alentada por el resultado del paro, inició una presencia casi permanente en las calles.

Pedro Carmona Estanga en sus memorias, "Mi testimonio ante la historia", escrito en 2004.[2]

Hoy es 10 de diciembre y se cumple [el aniversario de] muchas cosas. Estamos recordando los diez años de aquel diciembre del año 2001. Comenzó en firme, y de manera abierta, la agresión burguesa, la contrarrevolución burguesa, el 10 de diciembre... Entonces, aquel 10 de diciembre comenzó abiertamente la contrarrevolución, hace diez años, y estaban preparando el golpe militar, el golpe económico, luego vino el golpe petrolero un año después, por estos días del 2002.

Hugo Chávez en el Teatro Municipal de Caracas el 10 de diciembre de 2011.[3]

Efectivamente el conflito estalla de manera irreconciliable entre los empresarios y el gobierno; en los próximos dos meses Chávez hace dos cambios en su gabinete que demuestran que no hay marcha atrás, primero reemplaza al ministro de Agricultura y Tierras por "un catedrático revolucionario" cuya principal misión es asegurarse que se ejecute la Ley de Tierras;[4] luego, saca a Luis Miquilena del gobierno, aunque este último promete seguir cooperando con Chávez, en privado siente disgusto por el discurso agresivo de su púpilo y espera el momento adecuado para arrebatarle el control de la Asamblea Nacional.[5]

Antes del 11 de Abril[editar]

La situación económica se va deteriorando rápidamente en Venezuela, a inicios de febrero las reservas internacionales han caído a 10 mil millones de dólares; una semana después Chávez recorta el gasto público en un 22%, y luego del anuncio el Bolívar se devalúa en un 20%;[6] Chávez también destituye al presidente de PDVSA, Guaicaipuro Lameda Montero, un militar quien se había vuelto crítico de la Ley de Hidrocarburos, incluida en el paquete de 49 leyes, su sucesor, Gastón Parra Luzardo, es un economista de visión dura cercano a Chávez. La nómina ejecutiva de la estatal petrolera se muestra molesta ante esta decisión, ya que en su opinión el nuevo Presidente no conoce la industria, y además se ha violentado una larga tradición meritocrática.[7]

A la crisis política y económica se suma entonces el factor militar; el 7 de febrero, el diario El Nacional organiza un foro sobre la democracia, después de que Carmona concluyera su participación, un coronel de la Aviación, Pedro Luis Soto, toma el micrófono de manera sorpresiva y hace un llamado a las Fuerzas Armadas para que salven la democracia, que en su opinión está siendo amenazada por Chávez, no obstante, el coronel tuvo que aclarar que estaba hablando de una salida institucional, no un Golpe de Estado, y que no había sido invitado a ese foro, su intervención había sido espontánea.[8] Éste era el tercer pronunciamiento de un militar activo contra Chávez desde que llegó al poder, el año pasado el capitán de la Guardia Nacional Luis García Morales había pedido la renuncia de Chávez y asegurado que existía una Junta Patriótica cívico-militar que planeaba destituirlo pacíficamente;[9] poco después, otro coronel de la Aviación, Silvino Bustillos, denunció que los militares estaban siendo usados para hacer proselitismo político a favor de Chávez en las "Megaelecciones", y que había mucho descontento por esto;[9]

Mientras tanto los empresarios han estado ocupados, en el aniversario del Golpe de Estado de 1958 realizan una multidinaria concentración centrada en la Plaza O'Leary, el chavismo hace lo mismo frente al Palacio Federal Legislativo, ambas concentraciones están separadas entre sí por cuatro cuadras, pero transcurren sin incidentes.[10] El 6 de marzo la CTV y Fedecámaras, representadas por Carlos Ortega y Carmona Estanga, firman un documento titulado "bases para un acuerdo democrático", con la mediación de Luis Ugalde, rector de la Universidad Católica Andrés Bello; en dicho documento se exige al gobierno que cambie su gabinete económico, que abandone el sectarismo político, y que ofrezca soluciones inmediatas al déficit fiscal y al creciente desempleo.[11] Carmona Estanga define el acuerdo como unas bases para superar la crisis actual, Ortega es más directo al decir que representa las bases para un gobierno de transición post-Chávez, y que si los convenios colectivos del sector magisterial y petrolero no son discutidos se convocará a una huelga general de trabajadores.[12] [11] Al día siguiente, Manuel Cova, secretario general de la CTV, llama al presidente Chávez a hacer un referéndum para determinar si la población está de acuerdo con las políticas de su gobierno.[13]

Bajo este ambiente es que la CTV anuncia a una huelga general de 48 horas el 9 de abril, Fedecámaras y los ejecutivos de PDVSA hacen pública entonces su intención de unirse al paro. Chávez les sale al paso el 7 de abril, durante la transmisión de su programa dominical Aló Presidente, empieza a nombrar uno por uno a los gerentes petroleros que han llamado a la huelga, y luego de hacer sonar un silbato, anuncia su despido. Ese mismo día, Chávez se reúne con los generales Efraín Vasquez Velazco y Manuel Rosendo, así como con el presidente de PDVSA Gastón Parra, el fiscal general Isaías Rodríguez, con diversos diputados de la Asamblea Nacional, el Alcalde del oeste de Caracas Freddy Bernal y con otras diversas personalidades cercanas Chávez. En que hablan de diversos medios de sabotear el paro convocado por Fedecámaras y la CTV.

El primer día de la huelga el gobierno inicia una serie de cadenas presidenciales, 16 en total a un ritmo de dos por hora, donde el Estado obliga a todas las televisoras a presentar imágenes que muestran al país en normalidad laboral y entrevistas a sindicalistas opuestos a la huelga.[14] [15] Carlos Ortega desmiente al gobierno, y asegura que el 80% del país se ha paralizado.[15] De manera inédita, en horas de la noche varias televisoras privadas deciden dividir la pantalla y transmiten su propia programación junto con la del gobierno, aunque sí se mantiene el audio de éste último. Al día siguiente, el vicepresidente Diosdado Cabello y el ministro de Defensa José Vicente Rangel se reúnen con directivos de diversos medios de comunicación audiovisuales, y los presionan para que no vuelvan a dividir la pantalla durante una transmisión nacional del gobierno. Justo durante la reunión, estos últimos son informados que funcionarios del gobierno han llegado al lugar donde está el control maestro de las televisoras, preguntando como pueden apagar y encender los transmisores de señal;[14] al enterarse, los directivos abandonan la reunión furiosos, Rangel les saca a regañadientes la promesa de que no dividirán de nuevo la pantalla siempre y cuando los funcionarios gubernamentales sean retirados.[16]

El mismo 10 de abril, dos generales más se pronuncian en contra del gobierno, el general de la Guardia Nacional Rafael Bustillos pide cordura al gobierno y la CTV, y llama a las Fuerzas Armadas a no dejarse usar para reprimir a la población.[17] El general del Ejército Néstor González González es más agresivo:

Usted (Chávez) negocia para alcanzar sus objetivos comunistas y vende y traiciona a su patria y pueblo por su ambición personal. No es aceptable que un Presidente diga que aquí no existe la guerrilla, cuando existen pruebas en poder del CUFAN (Comando Unificado de la FAN), pero al señor Presidente le interesa más su relación con Fidel Castro y el comunismo... Somos un país digno de ser gobernado por algo mejor que usted.

General del Ejército Néstor González González, el 10 de abril de 2002.[17]

Esa noche Carlos Ortega anuncia que la huelga general ahora será indefinida al no conseguirse superar la crisis.[18] Más temprano, se había reunido con Carmona Estanga y otros líderes de la oposición, quienes gesticularon que no era conveniente que la huelga superase las 72 horas, sugirieron convocar a una marcha desde Parque del Este a la sede de PDVSA en Chuao, que se había convertido en centro icónico de concentración de los petroleros en huelga.[19] Algunos de los presentes propusieron marchar hacia el Miraflores, el palacio de gobierno, pero esto no fue aprobado, en su lugar se daría por terminada la huelga al finalizar la marcha; agentes infiltrados de la Disip se enteraron que existía la probabilidad de que la marcha fuera desviada al Palacio de Miraflores y que esto era conocido por la alcaldía de Bernal. Simultáneamente Chávez junto con Rosendo y los generales Francisco Belisario y Lucas Rincón planifican mandar un piquete de la Guardia Nacional a Chuao al día siguiente, para tomar las instalaciones de PDVSA y dispersar la concentración opositora, el general Eugenio Gutiérrez Ramos recibe el mando operativo de esta misión, no obstante, en la noche Rosendo logra convencer al Presidente que suspenda la operación.[20] [21] Caracas no es el único foco de inestabilidad, el 10 de abril también se registran disturbios en Anzoátegui, Aragua, Nueva Esparta y el Zulia, pero el ministro Rodríguez Chacín declara a la prensa que "el país se encuentra en total y absoluta tranquilidad, ...como es evidente", y acusa a Fedecámaras, a la CTV y a Acción Democrática de querer desestabilizar al gobierno.[18]

El 11 de Abril[editar]

Marcha de ese día.

Este acto, percibido por los cuadros gerenciales de PDVSA y los sindicatos opositores como una agresión contra el sistema meritocrático en la empresa más importante del país y los paquetes legislativos decretados por Chávez, junto a la persistencia de la crisis económica y social, indujo a un grupo de organizaciones sindicales como la Confederación de trabajadores de Venezuela (CTV), empresarios, la jerarquía de la iglesia católica, algunos partidos políticos y las televisoras privadas de Venezuela, a que el 9 de abril Fedecamaras convocara otra huelga general, esta vez de carácter indefinido, para forzar la renuncia de Chávez.

El 11 de abril, el tercer día de la huelga, las protestas se convirtieron en disturbios, y una marcha contra el Gobierno fue desviada de su recorrido hacia el palacio presidencial de Miraflores la marcha fue fuertemente promovida e impulsada por los medios de comunicación privados de Venezuela. Ante estos hechos, el Presidente Chávez ordenó a los militares activar el Plan Ávila, y la televisora oficial Venezolana de Televisión empezó a realizar llamados a todos los simpatizantes de chavismo a que saliesen a "defender la revolución". Para cuando la marcha opositora se acercó a Miraflores, se encontraron con una concentración de apoyo al Gobierno y varios efectivos militares. Ocurrieron entonces enfrentamientos armados entre la Policía Metropolitana, el Ejército y grupos, que produjeron varios muertos y heridos. La presencia de francotiradores y los enfrentamientos con la Policía Metropolitana dejaron 19 muertos y cientos de heridos, tanto opositores como partidarios al Gobierno.

Entre otros hechos hubo una cadena nacional de radio y televisión, en la cual Presidente llamó a la calma. Por su parte, los medios de comunicación decidieron dividir la pantalla, acción considerada por ellos como un acto de respuesta periodística a los hechos. Mientras que en una pantalla se veía al Presidente en tensa calma recibiendo papelitos de sus colaboradores en la segunda pantalla se mostraba el caos originado por los tiroteos que ocurrían en Caracas.[22] De inmediato, líderes de la oposición, empresarios y sectores políticos y sociales acusaron al gobierno central de haber planificado las acciones violentas.[23] Poco después el Ministro de la Defensa, General en Jefe Lucas Rincón, hoy Embajador de la República Bolivariana de Venezuela ante Portugal, anunciaba la solicitud y aceptación de la renuncia al Jefe de Estado Presidente Hugo Chavez.[23]

El Golpe[editar]

En la madrugada del 12 de abril, el Alto Mando Militar venezolano anunció a través del general Lucas Rincón Romero que le habían solicitado la renuncia a Chávez, y que éste había aceptado:

Los miembros del Alto Mando Militar de la República Bolivariana de Venezuela deploran los lamentables acontecimientos sucedidos en la ciudad capital en el día de ayer. Ante tales hechos, se le solicitó al señor Presidente de la República la renuncia de su cargo, la cual aceptó. Los integrantes del Alto Mando ponen sus cargos a la orden los cuales entregaremos a los oficiales que sean designados por las nuevas autoridades

General Lucas Rincón Romero[24]

No obstante, jamás fueron presentadas pruebas que respaldasen las declaraciones del General Rincón. El Gobierno argumentó después que la renuncia nunca se produjo puesto que no se firmó ningún documento y que de haberse firmado hubiese sido ilegal una renuncia bajo presión militar, además de que en caso de renunciar el presidente debía asumir el vicepresidente y en el caso de renunciar este también debía asumir el presidente de la Asamblea Nacional de acuerdo a lo establecido en la Constitución:

Artículo 233. Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente o Presidenta de la República durante los primeros cuatro años del período constitucional, se procederá a una nueva elección universal y directa dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva.

Poco después, Chávez fue detenido y trasladado inicialmente al Fuerte Tiuna, ubicado en el sur de Caracas. Mientras que más tarde ese mismo día Pedro Carmona se autojuramentó como Presidente Provicional de la República de Venezuela, al margen de lo establecido en la Constitución:

Artículo 228. La elección del Presidente o Presidenta de la República se hará por votación universal, directa y secreta, en conformidad con la ley. Se proclamará electo o electa el candidato o candidata que hubiere obtenido la mayoría de votos válidos.

Su primer acto oficial fue la disolución del Parlamento (Asamblea Nacional), el Tribunal Supremo de Justicia, el Consejo Nacional Electoral, de todos los gobernadores, alcaldes y concejales, la remoción del Fiscal General, del contralor, y de la Defensor del Pueblo, de todos los embajadores, cónsules y vicecónsules como también de las Misiones Permanentes Diplomáticas, así como la eliminación de las 49 leyes habilitantes, y el cambio de la Constitución, al reponer el nombre de República de Venezuela, quitándole la condición de Bolivariana.

El nuevo Gobierno tuvo que enfrentarse con enormes protestas de ciudadanos que se mantenían concentrados por todo el país firmes a favor de Chávez. En muchos puntos de la capital y en algunas ciudades del país se presentaron disturbios y hubo saqueo de negocios. Durante todas estas protestas, el canal del estado Venezolana de Televisión, y las compañías de televisión privadas fueron rodeadas por simpatizantes chavistas. Cuando fue retomado el canal del Estado, se transmitió al entonces Vicepresidente Diosdado Cabello, juramentado como Presidente temporal hasta que Hugo Chávez pudiese retomar el poder. El cual hizo en 14 de abril.

Acta de constitución del Gobierno de Facto[editar]

El Decreto Carmona fue un acta con la que se pretendió constituir el nuevo Gobierno su nombre oficial fue Acta de constitución del Gobierno de Transición Democrática y Unidad Nacional fue firmada por alrededor de 400 personas presentes en el Palacio de Miraflores el 12 de abril de 2002.

Este decreto fue elaborado desconociendo la Constitución de 1999 y daba poderes especiales y amplios al gobierno transitorio.

Consistía en una introducción, varios "considerando" y 11 artículos que pretendían establecer el nuevo gobierno con un nuevo marco legal:

  • Artículo 1°: Nombra presidente a Pedro Carmona Estanga, quien para ese entonces era líder de la Patronal Fedecámaras y lo faculta para redactar nuevos decretos que aseguraran la consolidación del gobierno de facto.
  • Artículo 2°: se Cambia el nombre del país a República de Venezuela eliminándose la denominación "Bolivariana".
  • Artículo 3°: se disuelve el Poder Legislativo y se destituyen a todos los diputados de la Asamblea Nacional, el parlamento permanecería cerrado hasta la convocatoria de nuevas elecciones antes de diciembre de 2002, el nuevo parlamento tendría poderes para modificar la constitución de 1999.
  • Artículo 4: se crea un Consejo Consultivo del Presidente de 35 miembros principales con sus suplentes, los principales podían ejercer a la vez cargos nacionales, estadales o municipales.
  • Artículo 5°: Establece que el presidente coordinara su políticas con los poderes regionales y municipales.
  • Artículo 6°: Establece que se debe convocar a elecciones generales antes de 1 año para constituir un nuevo gobierno.
  • Artículo 7°: Le otorga al presidente de la República poderes para remover y nombrar a los miembros de todos los poderes públicos venezolanos Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Electoral y Moral (Fiscalía, Defensoría y Contraloría) a nivel nacional, estadal y municipal. Además le da el derecho de nombrar a los representantes del país en los parlamentos andinos y latinoamericano.
  • Artículo 8°: Destituye a los miembros principales del Tribunal Supremo de Justicia, Fiscalía General de la República, Contraloría General de la República, Defensoría del Pueblo, Consejo Nacional Electoral, le otorga al presidente el poder para nombrar a los nuevos integrantes de todas esas instituciones.
  • Artículo 9°: Se derogan 48 decretos-Leyes hechos en base a la Ley Habilitante que aprobó la Asamblea Nacional en 2000, una comisión nombrada por el nuevo gobierno revisaría las nuevas leyes.
  • Artículo 10°: establece que todo el ordenamiento jurídico (constitución, leyes, decretos, ect) se mantiene vigente siempre y cuando no contradiga o choque con el decreto de constitución del gobierno u otras normas legales dictadas por el nuevo gobierno.
  • Artículo 11°:Establece que el Gobierno de facto entregara el poder a nuevas autoridades electas en el futuro de acuerdo a lo establecido en el decreto y en otras disposiciones que se tomen.

Leído el decreto se invita a una serie de ciudadanos presentes representantes de diversos sectores opositores a Chávez, a firmar el decreto, y una vez firmado se produce el acto de Juramentación de Carmona, este jura ante los presentes en el Palacio de Miraflores, y no ante la Asamblea Nacional, debido a que el Parlamento y demás poderes públicos fueron disueltos de acuerdo al mismo decreto. Entre las pocas acciones como jefe de Estado decreto la restitución de los créditos indexados.[25]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Expresidentes» (en español) (2014). Consultado el 2 de junio de 2014.
  2. Pedro Carmona Estanga (2005). «"Mi testimonio ante la historia"» (en español). Consultado el 2 de junio, 2014.
  3. Hugo Chávez Frías (1 de diciembre, 2011). «A los trabajadores y trabajadoras. Conmemoración de los 10 años de la derrota del paro patronal y la promulgación de la Ley de Tierras» (en español). Consultado el 5 de abril, 2013.
  4. «Venezuela: cambios en el gobierno». BBC Mundo (24 de diciembre de 2001). Consultado el 5 de abril de 2013.
  5. Zapata, 2012, p. 298.
  6. «Chávez lanzó un plan de ajuste fiscal y liberó el dólar». Clarín (Argentina) (14 de febrero de 2002). Consultado el 13 de abril de 2013.
  7. LaFuente y Meza, 2012, p. 47.
  8. «Coronel de la aviación pide renuncia de Chávez». Terra Networks (7 de febrero de 2002). Consultado el 13 de abril de 2013.
  9. a b «Dieron de baja a coronel que acusó a Hugo Chávez». La Red 21 (24 de julio de 200). Consultado el 13 de abril de 2013.
  10. «Compiten adversarios y partidarios de Chávez». Crítica en Línea-EPASA (24 de enero de 2002). Consultado el 14 de abril de 2013.
  11. a b «La Iglesia, los sindicatos y empresarios contra Chávez». La Red 21 (6 de marzo de 2002). Consultado el 14 de abril de 2013.
  12. «CTV podría adelantar huelga general». Terra Networks (4 de marzo de 2002). Consultado el 14 de abril de 2013.
  13. «CTV asume el reto que le lanzó Chávez y pide al presidente que convoque a referéndum». Terra Networks (7 de marzo de 2002). Consultado el 14 de abril de 2013.
  14. a b LaFuente y Meza, 2012, p. 21.
  15. a b «Venezuela paralizada por otra huelga nacional». La Red 21 (10 de abril de 2002). Consultado el 14 de abril de 2013.
  16. LaFuente y Meza, 2012, p. 23.
  17. a b «Dos generales complican a Chávez». BBC Mundo (10 de abril de 2002). Consultado el 14 de abril de 2013.
  18. a b «Conflictos sociales y políticos en Venezuela». La Nación (Argentina) (10 de abril de 2002). Consultado el 14 de abril de 2013.
  19. LaFuente y Meza, 2012, p. 56.
  20. LaFuente y Meza, 2012, p. 49.
  21. Nelson, 2012, p. 71.
  22. Biografía de Hugo Chávez en El Periódico de México
  23. a b BBC Mundo.com. «Cronología de un vacío de poder» (en español). Consultado el 03-13-09.
  24. Valentín Arenas Amigó. «Chávez, un Presidente de facto.» (en español). Consultado el 03-13-09.
  25. VÍCTOR HUGO MAJANO. «Único decreto de Carmona restituyó créditos indexados» (en español). Consultado el 8 de abril de 2012.

Prensa oficial de FEDECAMARAS: www.fedecamaras.org.ve

Enlaces externos[editar]