Familia Clutter

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El asesinato de la familia Clutter fue inmortalizado en la novela periodística de Truman Capote: A sangre fría.

Si bien la familia Clutter constaba de un matrimonio, tres hijas y un hijo, se suele referir únicamente a los cuatro miembros que fueron asesinados.

Miembros de la familia[editar]

La cabeza de la familia era Herbert William Clutter (1911-1959), un granjero de ascendencia alemana, Clutter es una corrupción de Klotter. Había estudiado agricultura en la Universidad Estatal de Kansas. Después de casarse con Bonnie Fox en 1934 se había establecido exitosamente en Garden City y luego a la cercana Holcomb, Kansas. En 1959 era propietario de la granja River Valley y era considerado el segundo hombre más rico de la región. Era presidente de la Confederación de Organizaciones Granjeras de Kansas y había sido miembro del Comité de Créditos Agrícolas durante el período presidencial de Eisenhower. Firme abstemio, el Sr. Clutter no contrataba a nadie que bebiera, además era un miembro activo de la Iglesia Metodista, a la que frecuentemente donaba dinero. El día de su muerte había firmado un seguro de vida por 40 mil dólares.

Bonnie Clutter (1914-1959) (Bonnie Fox era su nombre de soltera), había vivido durante años a menos de 30 kilómetros de su futuro esposo en Rozel, Kansas. Sin embargo, lo conoció debido a que su hermano fue compañero de estudios de Herbert Clutter en la universidad. Intentó estudiar enfermería a los 18 años en Hospital de Santa Rosa de Greta Bend, sin embargo no logró aguantar el ritmo de los hospitales y renunció a los dos años. En Holcomb, fue una destacada miembro de la sociedad hasta que una depresión la tuvo asistiendo a psiquiatras por más de cuatro años. Una semana antes de su muerte se le había diagnosticado que la raíz de sus males no era un problema mental sino físico y que una operación en su columna eliminaría sus crisis emocionales permanentemente.

Nancy Mae Clutter (1943-1959), era una popular adolescente para el momento de su muerte. Participaba activamente en el club 4-H, y como su madre estuvo enferma los últimos años ella tuvo que hacerse cargo de muchas de las tareas domésticas.

Kenyon Neal Clutter (1944-1959), era el hijo menor del matrimonio, al igual que su hermana participaba en las reuniones del club 4-H.

Eveanna y Beverly Clutter eran las hijas mayores de los Clutter, no se encontraban en la casa en el momento de los asesinatos ya que la primera estaba casada y la segunda estudiaba enfermería en Kansas City.

Las ultimas horas de la noche del sábado 14 de noviembre de 1959, Perry Smith y Dick Hickock entraron a la casa de los Clutter y después de inmovilizar a los cuatro miembros de la familia presentes registraron todo el inmueble buscando una caja fuerte que, según información recibida por Hickock, contenía diez mil dolares. Al comprobar que esta no existía y que la información era errónea, asesinaron a los Clutter uno por uno.

El primero en ser asesinado fue el Sr. Clutter que había sido llevado al sótano. Primero le cortaron la garganta con un cuchillo de caza, al librarse de sus ataduras Smith le disparó a la cabeza con una escopeta. En el cuarto de al lado estaba Kenyon de 15 años, al que Smith también le disparó en la cabeza. Luego se dirigieron al cuarto de Nancy Clutter, a la que asesinaron disparándole en la nuca sin importarles que rogara por su vida. Smith declaró inicialmente que Hickock la mató a ella también, eventualmente dijo que los últimos dos asesinatos habían sido realizados por él mismo, y que había mentido para vengarse de que su amigo hubiere declarado.

La última en morir fue Bonnie Clutter a la que dispararon en la cabeza mientras se encontraba amordazada y atada a su cama.

Los asesinos robaron algunos bienes cuyo valor no pasaba de 40 dólares y huyeron de Kansas para luego terminar en México.

Al día siguiente, Susan Kidwell y Nancy Ewalt, amigas de Nancy Clutter, alarmadas por la ausencia de ella y de su familia en los servicios dominicales de la iglesia metodista, donde eran conspicuos miembros, fueron a buscarla. Al ingresar a su casa se dirigieron al dormitorio de Nancy, donde descubrieron horrorizadas el cuerpo sin vida de su amiga.

La declaración de un compañero de prisión condujo a los investigadores hacia la pista de Smith y Hickock, que habían regresado a los Estados Unidos.

Fueron arrestados y posteriormente ejecutados el 14 de abril de 1965.