Idioma estonio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Estonio»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Estonio
eesti keel
Hablado en Bandera de Estonia Estonia
Flag of Latvia.svg Letonia
Flag of Russia.svg Rusia
Región Mar Báltico
Hablantes

• Nativos:
• Otros:

1.100.000

• 1.100.000
• 10.000

Familia Urálico

  Lenguas finougrias
   Lenguas fino-pérmicas
    Lenguas fino-volgaicas
     Lenguas fino-bálticas
      idioma estonio

Estatus oficial
Oficial en Bandera de Estonia Estonia
Flag of Europe.svg Unión Europea
Regulado por Instituto del Idioma Estonio / Eesti Keele Instituut (semioficial)
Códigos
ISO 639-1 et
ISO 639-2 est
ISO 639-3 est
Idioma estonio.PNG
Extensión del estonio

El idioma estonio, estón o estoniano (eesti keel) es una lengua fino-ugria hablada por alrededor de 1.100.000 personas que, en su gran mayoría, viven en Estonia. También hay pequeñas comunidades de estonio-hablantes en Letonia y Rusia.

Clasificación[editar]

El estonio no está emparentado con las lenguas autóctonas de los otros dos estados bálticos, letón (Letonia) y lituano (Lituania), las cuales son lenguas bálticas (también llamadas baltoeslavas), sino con las lenguas del grupo fínico, sobre todo con el finés, hablado al otro lado del golfo de Finlandia, o en menor medida con las lenguas saami de Laponia, el komi, el udmurto o las lenguas autóctonas de Mordovia, así como, muy lejanamente, con el grupo ugárico, cuyo principal miembro es el húngaro.

Fonología[editar]

Características fonológicas generales[editar]

Vocales[editar]

Anterior Posterior
No redondeada Redondeada No redondeada Redondeada
Cerrada i y (ü) u
Semicerrada e ø (ö) ɤ (õ) o
Abierta æ (ä) ɑ (a)

Sistema vocálico[editar]

El sistema vocálico estón tiene 9 fonemas con cantidad breve o larga (es decir, 9x2=18 fonemas vocálicos), que se corresponden con las siguientes grafías: a, ä, e, i, o, ö, u, ü, õ.

õ. sonido vocálico no redondeado, posterior y bajo. (para el hablante de español, suena como una o en la que no se redondean los labios. No se parece a la misma letra en portugués, es parecido al vietnamita o-horn.)

Sistema consonántico[editar]

Una de las características distintivas del estón es que su sistema consonántico tiene tres grados de extensión: fonemas breves, largos y extralargos. La diferencia entre los fonemas largos y los extralargos reside tanto en su acentuación como en su duración. Los largos y los extralargos no se distinguen ortográficamente.

Escritura[editar]

Características generales del sistema de escritura[editar]

El estonio emplea los caracteres del alfabeto latino. No obstante, su alfabeto carece de las letras c, q, w, x, y (tan sólo se emplean para escribir nombres y extranjerismos crudos) y contiene las letras š, ž, õ, ä, ö y ü. Las letras f, š, z y ž se emplean solamente en préstamos.

Sustantivo[editar]

Tanto los sustantivos, como los pronombres no presentan género gramatical. Sin embargo tanto los nombres como los adjetivos se declinan con 14 casos: nominativo, genitivo, partitivo, ilativo, inesivo, elativo, alativo, adesivo, ablativo, translativo, terminativo, esivo, abesivo y comitativo. Una de la particularidades del sistema flexivo del estonio es la ausencia del acusativo, el cual se suple o bien con el genitivo (para objetos totales) o con el partitivo (para objetos parciales).

Adjetivo[editar]

El adjetivo concuerda en caso y en número con el sustantivo al que acompaña. Por ejemplo: nominativo: väike kollane maja ("una casa amarilla") ilativo (lugar hacia dentro del cual): väikesesse kollasesse majja (Obsérvese que majja presenta el grado extralargo de la consonante j, aunque ortográficamente se represente como una consonante doble.) El adjetivo en función predicativa también concuerda en número y caso con el sustantivo antecedente. Por ejemplo: Uus maja on kollane. ("La casa nueva es amarilla.") Uued majad on kollased. ("Las casas nuevas son amarillas.")

Sintagma verbal[editar]

Características generales del sintagma verbal[editar]

El estón no es una lengua de sujeto obligatorio en la oración afirmativa no marcada (es decir, la presencia o ausencia del sujeto es más o menos como en el español, aunque la presencia del sujeto es mucho más frecuente que en el español). Sin embargo, el estón (como el finlandés) carece de adverbio negativo y construye la negación con un verbo auxiliar (ei) y la raíz del verbo. El auxiliar negativo (a diferencia del finlandés) tiene la misma forma en todas las personas, por lo que la oración negativa exige la presencia del sujeto. Por ejemplo: Lähen. ("Voy."). Pero: Ma ei lähe ("No voy." Literalmente: "Yo no ir.") Kui me ei leia, siis saame alati üksteisele ka helistada ("Si no nos encontramos, siempre podemos llamarnos el uno al otro." Literalmente: "Si nosotros no encontrar, entonces podemos siempre el uno al otro también llamar." Nótese la presencia de "nosotros" (me) en la oración negativa y su no presencia en la afirmativa.)

El orden no marcado de la oración enunciativa es SVO: Mina elan Pärnus. (Yo vivo en Pärnu.)

El orden no marcado de la oración subordinada es SOV, como, por ejemplo, en el alemán: Español: Si te interesa, podríamos quedar algún día. Estón: Kui Sul huvi on, siis võiksime millalgi kokku saada. (Literalmente: "Si a ti interesante es, entonces podríamos algún día juntos encontrarnos.") Alemán: Wenn du Interesse hast, dann könnten wir uns irgendwann mal zusammen treffen. (Literalmente: "Si tú interés tienes, entonces podríamos nosotros algún día vez juntos encontrarnos.")

La oración interrogativa total se marca mediante la presencia de una partícula (kas) al principio de la oración. La entonación no cambia con respecto a la entonación afirmativa. Oled kodus. (Estás en casa) Kas oled kodus? (¿Estás en casa?) Entre otros, el finlandés (si bien con una partícula enclítica, -ko/-kö) y el letón (vai) comparten esta característica.

Peculiaridades del paradigma verbal[editar]

Una de sus peculiaridades es la ausencia del tiempo futuro. Cuando un evento todavía no ha ocurrido, se emplea el presente atemporal. El verbo presenta varias formas sustantivas ("infinitivos" para la tradición gramatical occidental) y varias formas adjetivas ("participios" para la tradición gramatical occidental).

Aspectos históricos, sociales y culturales[editar]

Historia de la lengua[editar]

La primera transcripción conocida de una palabra en idioma estonio se remonta probablemente al siglo VIII. En la obra Cosmografía, el protagonista (Aethicus Ister) menciona una isla denominada Taraconta (Tharaconta). Algunos autores piensan que podría referirse a Estonia o a su isla más grande, Saaremaa. En su origen, Taraconta puede venir de las palabras Taara y kond. Según algunos autores, Taara era uno de los principales dioses de los antiguos estonios. El sufijo –kond puede referirse a una comunidad de personas, como en la palabra perekond (familia), o a una entidad territorial, como en maakond (provincia). Taraconta podría hacer alusión a los estonios como adoradores de Taara.

A partir del siglo XIII, una gran cantidad de fuentes escritas nos han permitido tener un mayor conocimiento del desarrollo de la lengua. En esta época, los cruzados alemanes y escandinavos llegaron a Estonia, una de las últimas tierras paganas de Europa. Las cruzadas contra los estonios han sido narradas durante la primera mitad del siglo XIII en la crónica latina Crónica de Enrique de Livonia (en latín: 'Heinrici Chronicon Livoniae'), cuyo texto contiene palabras y fragmentos de frases en estonio.

Después de las cruzadas, una parte de la nobleza y la burguesía alemanas se establecieron en el territorio de la antigua Livonia que cubría las actuales Estonia y Letonia. Aunque Estonia, en el transcurso de siete siglos, ha sido ocupada por varias naciones extranjeras (Dinamarca, Polonia, Suecia y Rusia), el idioma estonio estuvo sobre todo influenciado por el bajo alemán y el alto alemán, así como por el dialecto alemán del Báltico que se desarrolló a partir de éstos. Concretamente, el vocabulario estonio relacionado con la ciudad y la modernidad se inspira considerablemente en el alemán.

El primer texto en estonio conservado es el manuscrito de Kullamaa, datado en los años 1524-1528. Se trata de una traducción de los principales rezos católicos como el Padre Nuestro o el Credo. Cuando la Reforma se estableció en Estonia, la predicación en lengua vernácula hizo necesaria la traducción de los textos religiosos en estonio del norte y estonio del sur.

Las primeras gramáticas y los primeros diccionarios fueron redactados en el siglo XVII. A partir de ese momento disponemos de un gran número de textos conservados.

Durante el “despertar” nacional que se produjo a mediados del siglo XIX, el idioma estonio, que hasta ese momento sólo era la lengua de los campesinos, se convirtió rápidamente en una lengua de cultura, sobre todo gracias a la Universidad de Tartu, uno de los principales núcleos intelectuales. Comenzó a ser utilizado en la literatura y las ciencias. En esa misma época fueron publicados los primeros estudios lingüísticos en estonio. En 1884, Karl August Hermann publicó la primera gramática estonia en estonio, hecho que contribuyó de manera importante a la estandarización de la lengua.

En la segunda mitad del siglo XX, los intelectuales estonios se propusieron como objetivo el desarrollar su lengua para adaptarla a la cultura europea moderna. El lingüista Johannes Aavik tuvo un papel importante en este proceso, esforzándose en enriquecer y embellecer la lengua literaria. Utilizó abundantemente los recursos proporcionados por el idioma finlandés y los dialectos, y creó también palabras y morfemas gramaticales artificiales. Paralelamente a esta “renovación lingüística” (keeleuuendus) impulsada por Aavik, otra corriente, dirigida por Johannes Voldemar Veski, se concentraba en la elaboración de normas y en el desarrollo de la terminología. Varios miles de términos, en todas las áreas del saber y de la vida, fueron creados durante este período. A lo largo del siglo XX los diccionarios normativos tuvieron un papel importante en la fijación de la lengua estándar. El primero de ellos apareció en 1918.

Durante el régimen soviético (1940-1991), la estandarización de la lengua y el seguimiento estricto de las normas se convirtieron en una forma de resistencia nacional. Era una manera de oponerse a la ideología soviética, simbolizada por la lengua rusa. La lengua era uno de los elementos fundamentales de la identidad estonia. Las autoridades no prohibieron ni el estudio científico del estonio ni su empleo en la mayoría de las áreas de la vida pública (incluida la educación), lo que permitió a los estonios y a su lengua resistir a la rusificación y a la colonización.

El 1 de mayo de 2004, el estonio se convirtió en una de las veinte lenguas oficiales de la Unión Europea.

Uso y distribución geográfica[editar]

El estonio cuenta con unos 960.000 hablantes. Las comunidades más numerosas están en la propia Estonia, con 940.000 y en Finlandia, con 9.000. Existen unos miles más de hablantes entre las comunidades de la diáspora estonia en Estados Unidos, Canadá y Australia, principalmente.

Dialectología y variantes[editar]

La lengua estonia se ha dividido tradicionalmente en dos grupos con sus respectivos dialectos:

El grupo del norte o de Tallinn, base de la lengua literaria (tallinna keel) que tiene tres dialectos:

El grupo del sur o Tartu (tartu keel), que mantiene la armonía vocálica que posee tres dialectos:

  • El võru (võro), en la costa septentrional, más similar al finlandés
  • El setu (seto), hablado en Setomaa y en óblast de Pskov, muy rusificado y generalmente considerado una variante del võru
  • El mulgi, considerado a veces, con los dos anteriores, como variante del estonio meridional

Se calcula que el 95% de los estonios tienen como lengua materna el estonio.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Wikipedia
Esta lengua tiene su propia Wikipedia. Puedes visitarla y contribuir en Wikipedia en idioma estonio.