Espacio periurbano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Espacio periurbano es el espacio geográfico que ocupa el espacio intersticial dejado libre por el espacio urbano dentro de una aglomeración urbana. No existe una definición aceptada por todos de lo que se entiente como espacio periurbano, y de cuando deja de serlo para convertirse en un espacio urbano.

Características[editar]

No cumple funciones propiamente urbanas (de una ciudad) ni propiamente rurales (de un núcleo rural), sino funciones caracterizadas por su gran necesidad de espacio, con lo que el alto precio del suelo las repele de las zonas centrales, o funciones que se cumplen mejor alejadas de la ciudad por motivos medioambientales o de molestias, o por su propia naturaleza: agricultura periurbana, tratamiento de residuos, chatarrerías (desguaces o deshuesaderos), espacios masivos ocupados por las infraestructuras de transporte (aeropuertos alejados de la ciudad, autopistas, instalaciones ferroviarias no urbanas), zonas militares, espacio natural protegido cercano a la ciudad (cinturón verde), etc...

Una de las características de los espacios periorbanos es su falta de servicios básicos, lo que hace que los terrenos tengan precios más accesibles a los migrantes de las zonas rurales que llegan a las ciudades por los más variados motivos, casi siempre con un fuerte peso de los aspectos económicos.

Los espacios periurbanos muestran generalmente un fuerte dinamismo con un componente de organización comunitaria para gestionar los servicios básicos. El espacio periurbano es abordado, por algunos investigadores, como una zona de transición o ecotono entre el campo y la ciudad.[1]

Algunas definiciones[editar]

Periurbano es un término que no forma parte del diccionario de la Real Academia Española (RAE). 22.ª edición, publicada en 2001.

El espacio periurbano se refiere a una situación de interfase entre dos tipos geográficos aparentemente bien diferenciados: el campo y la ciudad. Es de difícil definición conceptual y delimitación, cuenta con la desventaja de que es un territorio “resbaladizo”, en situación transicional, en permanente transformación (o con expectativas de ser transformado), frágil, susceptible de nuevas intervenciones. Con el paso del tiempo, el periurbano “se extiende”, “se relocaliza”, “se corre de lugar”.

Se trata de un territorio en consolidación, bastante inestable en cuanto a la constitución de redes sociales, de una gran heterogeneidad en los usos del suelo.

Es un espacio que se define por la indefinición: no es campo, ni es ciudad.

Otros conceptos próximos y asociados:

  • “Ciudad difusa”,
  • “Ciudad dispersa”,
  • Contorno de la ciudad,
  • Extrarradio,
  • Exurbia,
  • Frontera campo-ciudad,
  • Periferia urbana,
  • Rururbanización. Es una zona próxima a los centros urbanos que experimentan un incremento residencial de población nueva, de origen principalmente ciudadano. La zona rururbana se caracteriza por la subsistencia de un espacio no urbano dominante.[2]
  • Suburbio, conceptualización que comienza a utilizarse en los Estados Unidos a partir de los setenta, y se manifestaba masivamente a partir de la segunda posguerra mundial, también acompañada e incentivada por la traza de las autopistas, conformando el nuevo modo de vida de las familias acomodadas norteamericanas. [2]
  • Territorios de borde,

Espacio periurbano en Latinoamérica[editar]

El proceso de la peri urbanización en Latinoamérica tiene características propias, diferentes a la de la mayoría de los países de Europa. El proceso está fuertemente marcado por la heterogeneidad de los agentes sociales y los procesos espaciales, con un alta movilidad e incidencia en el juego de fuerzas que construyen el territorio. [3]

El espacio periurbano está muy desarrollado entorno a las grandes capitales latinoamericanas, de manera muy diferente al de los países industrializados. En el caso latinoamericano se trata principalmente de un periurbano habitacional, mientras que en los países desarrollados, los espacios periurbanos tienen también un fuerte componente productivo industrial.

Se encuentra también una variedad de formas en cuanto a los procesos de apropiación y uso del espacio. Se encuentran barrios de población de altos ingresos colindando con zonas marginales, muy pobres, desde las viviendas se construyen con materiales de desecho, construcciones que no cumplen con las formalidades arquitectónicas mínimas; al mismo tiempo coexisten las actividades informales, con las prácticas agrícolas.

El periurbano latinoamericano se ha configurado en varias formas; ya sea por el avance de la urbanización a lo largo de los ejes de salida de las ciudades; y, por otra parte, a través del poblamientos difusos de extensas áreas hasta entonces destinadas a actividades rurales. Estos procesos llevan, en tiempos relativamente cortos, a la ocupación de toda una zona geográfica con dominancia rural, provocando de manera espectacular la penetración urbana.

El avance de la peri urbanización afecta tanto a las zonas agrícolas sin gran valor desde el punto de vista de la agricultura, como también a aquellas donde se realizan tales actividades. Por ejemplo, en la Sabana de Bogotá, la fértil planicie de pasturas bajo irrigación donde se criaba ganado ha cedido el lugar al cultivo de flores demandadas por el mercado urbano local e internacional.

Referencias[editar]

  1. Odum, E. Fundamentos de ecología. México: Nueva Editorial Interamericana, 1988. [1]
  2. a b Soria L., Goldwaser B., Flores N., Rodríguez M., La dinámica territorial en el espacio urbano y periurbano metropolitano de Buenos Aires. Dos estudios de caso. Univ. Nacional de Quilmes. 2012 Buenos Aires [2]
  3. Ávila Sánchez, H., Periurbanización y espacios rurales en la periferia de las ciudades. Procuradoría Agraria. México [3]

Véase también[editar]

Enlace externo[editar]

  • The Free Dictionary [4]