Escucha telefónica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una escucha telefónica o pinchazo telefónico o intervención telefónica (este último más común en México) es el monitoreo de una conversación telefónica por parte de una tercera persona, usualmente en forma encubierta. El término escucha se extiende a intercambio de información a través de redes informáticas. La escucha telefónica por parte de la policía u otras fuerzas gubernamentales reconocidas puede ser considerada una escucha telefónica legal según la normativa.

Estatus legal[editar]

Las escuchas telefónicas son estrictamente controladas en muchos países para salvaguardar la privacidad de los individuos. Sin embargo, en ciertas jurisdicciones como Alemania, las cortes pueden aceptar como prueba conversaciones telefónicas ilegalmente grabadas sin el consentimiento de las partes. En los Estados Unidos, las agencias federales pueden ser autorizadas en ciertas circunstancias para realizar escuchas por parte de la United States Foreign Intelligence Surveillance Court, una corte con procedimientos secretos.

Muchas organizaciones graban sus conversaciones telefónicas para poder probar lo que fue dicho, para entrenar a su personal o monitorear el rendimiento. Esta actividad puede no ser considerada como escucha telefónica en algunas, aunque no todas las jurisdicciones, porque es hecha con el conocimiento de al menos una de las partes intervinientes en la conversación telefónica. Las leyes que regulan la grabación de conversaciones telefónicas en algunos sitios requiere que sólo una de las partes esté al tanto de la grabación, mientras otros exigen que ambos estén advertidos. Se considera una buena práctica anunciar al principio de una llamada que la conversación está siendo grabada.