Escuadrones de la muerte (Uruguay)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los escuadrones de la muerte, también conocidos como Comandos Caza Tupamaros o Defensa Armada Nacionalista (DAN), fueron grupos parapoliciales de extrema derecha que operaron en Uruguay en las décadas de los años 1960 y 1970. Integraron un movimiento de contrainsurgencia conformado por civiles, militares y policías cuyo accionar tenía por objeto la represión de integrantes del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros por medio de "atentados, secuestros, torturas y homicidios",[1] Aunque es de hacer notar que no limitaron su accionar violento a guerrilleros, también realizaron atentados a abogados defensores de presos políticos y familiares de aquellos.

Si bien la información públicamente disponible es muy escasa, en 2009 un documento desclasificado por el National Security Archive de Estados Unidos confirmó que en 1972 la embajada de los Estados Unidos en Uruguay creía en la existencia de los escuadrones de la muerte. Para la diplomacia estadounidense de la época, los homicidios de los jóvenes militantes del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, Abel Ayala, Héctor Castagnetto, Manuel Ramos Filippini e Ibero Gutiérrez fueron obra de los escuadrones de la muerte.[2]

También en 2009 la justicia uruguaya procesó al ex fotógrafo policial Nelson Bardesio y al ex-agente de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia, Pedro Freitas por homicidio muy especialmente agravado. El entonces fiscal letrado en lo Penal de 1º Turno, Ricardo Perciballe, solicitó también el procesamiento y prisión de Miguel Antonio Sofía Abeleira por el delito de asociación para delinquir en calidad de autor en concurrencia fuera de la reiteración con un delito de desaparición forzada y dos delitos de homicidio muy especialmente agravados en calidad de coautor. La jueza Eustachio había solicitado la captura de Sofía sólo a nivel nacional, aunque todo hace suponer que se encontraría fuera del país.[3] [4] No obstante, el defensor de Sofía, Miguel Langón, solicitó la clausura y archivo de la indagatoria por los crímenes de los escuadrones de la muerte, alegando la prescripción de los delitos y la ausencia de pruebas. Langón argumentó que "no hay prueba directa ni orden material, ni testimonios válidos" que demuestren la existencia de esa organización parapolicial, sobre principios de la década del '70.[5]

El 24 de febrero de 1972 los tupamaros secuestraron a Nelson Bardesio quien habría confesado en la Cárcel del Pueblo la existencia de una organización terrorista integrada por civiles, militares y policías responsable del secuestro y muerte de los tupamaros Abel Ayala, Héctor Castagnetto, Manuel Ramos Filippini e Íbero Gutiérrez. Bardesio habría sostenido que había recibido entrenamiento en Buenos Aires, mientras que otros miembros lo habían recibido en Brasil y que autoridades de ambos países habían provisto a los escuadrones de armas y explosivos. Habría confirmado que los escusdrones había atentado con explosivos contra el domicilio de varios abogados defensores de presos políticos y realizado un secuestro extorsivo contra el abogado de una empresa textil. El testimonio más impactante de Bardesio habría sido su participación directa junto a otros integrantes de los escuadrones en el secuestro de Castagnetto y la revelación de que su cadáver había sido arrojado a la bahía de Montevideo.

El 14 de abril de 1972 los tupamaros asesinaron a Armando Acosta y Lara, al subcomisario Oscar Delega, al agente Carlos Leites y al capitán de Corbeta, Ernesto Motto, todos acusados de pertenecer a los escuadrones de la muerte. Acosta y Lara estaba acusado de ser uno de los ideólogos. Estos hechos promovieron una inmediata respuesta represiva de las Fuerzas Conjuntas que condujeron a la muerte de ocho tupamaros. Al día siguiente, en la sesión parlamentaria que aprobó el Estado de Guerra Interno, el senador Enrique Erro denunció la existencia del organismo parapolicial y leyó las fotocopias de "actas" levantadas por el MLN-T en base a las "declaraciones" de Bardesio. Posteriormente, el senador Juan Pablo Terra denunció en el Senado las declaraciones voluntarias de un ex agente policial, Nelson Mario Benítez.[6]


Referencias[editar]

  1. Tribunal confirmó el procesamiento de dos ex integrantes del Escuadrón de la Muerte.
  2. «EEUU confirma la existencia del Escuadrón de la Muerte en 1972». La República (17-9-2009). Consultado el 1 de julio de 2010.
  3. Pidieron la captura internacional del empresario Miguel Sofía La República. Consultado el 28 de octubre de 2011.
  4. «Procesaron a Nelson Bardesio». El País (7-11-2009). Consultado el 1 de julio de 2010.
  5. Langón Cuñarro, Miguel (2009). Defensas penales: el caso del Escuadrón de la Muerte. Montevideo: Cruz del Sur. p. 319. ISBN 978-9974-8192-8-3. 
  6. «El Escuadrón». Radio 36. Consultado el 1 de julio de 2010.