Escala Fujita-Pearson

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Esquema de la escala Fujita, diseñado por el propio Dr. Tetsuya Fujita.

La Escala Fujita-Pearson, también llamada Escala de Fujita, es una escala para medir y clasificar la intensidad de un tornado. Se basa en la destrucción ocasionada a las estructuras construidas por el hombre y a la vegetación. Es la más aceptada universalmente.[cita requerida] Fue elaborada en 1971 por Tetsuya Fujita y Allan Pearson de la Universidad de Chicago.

Nótese que esta escala no se basa en el tamaño, diámetro o velocidad del tornado, sino que se basa en los daños causados por él. La evaluación oficial se lleva a cabo por meteorólogos e ingenieros civiles. Algunos medios auxiliares de la evaluación del daño son seguimientos por radar, testimonios visuales, reportes periodísticos, fotogrametría y videogrammetría.

Escala[editar]

Aunque la escala abarca teóricamente 13 grados, todos los tornados registrados están comprendidos en los 6 inferiores:

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Intensidad Velocidad del viento Daños
F0 60-117 km/h (45- 72 mph) Leves.
F1 117-181 km/h (73-112 mph) Moderados. Estos tornados pueden levantar tejas o mover coches. Los tráilers pueden ser tumbados y barcos pueden ser hundidos.
F2 181-250 km/h (113-157 mph) Considerables. Los tejados de algunas casas pueden ser levantados, los tráilers y casas rodantes que estuvieran en el camino del tornado serán demolidos. Este tornado también puede descarrilar vagones de trenes.
F3 250-320 km/h (158-206 mph) Graves. Árboles pueden ser arrancados de raíz y paredes y tejados de edificios sólidos, serán arrancados con total facilidad.
F4 320-420 km/h (207-260 mph) Devastadores. Locomotoras y camiones de 40 toneladas serán lanzados fácilmente por los aires.
F5 420-510 km/h (261-308 mph) Extremadamente destructivos. Tornados con esta intensidad destruyen todo en su camino. Los coches pueden ser lanzados como si fueran juguetes, y edificios enteros pueden ser levantados del suelo. La energía es similar a la de una bomba atómica. Conocido coloquialmente como el "Dedo de Dios".