Electrónica molecular

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La electrónica molecular, a veces llamada moletrónica, es la rama de la ciencia que estudia el uso de moléculas orgánicas en la electrónica.

Los primeros trabajos acerca de la transferencia de cargas eléctricas entre moléculas fueron realizados por Robert Mulliken y Albert Szent-Gyorgi en 1940. Sin embargo, el primer dispositivo moletrónico no fue desarrollado hasta 1974, año en el que se construye un biestable de melanina. En 1988 fue descrita una molécula capaz de actuar como un transistor de efecto campo.

Los recientes avances en nanotecnología y el descubrimiento de polímeros conductores y semiconductores, merecedor del premio Nobel de Química del año 2000, han permitido avances espectaculares en la materia. Dispositivos como los diodos orgánicos emisores de luz (OLED por sus siglas en inglés), transistores orgánicos de efecto campo (OFET por sus siglas en inglés) o paneles solares orgánicos son ya conocidos en la industria.

Las principales ventajas de la electrónica molecular frente a la electrónica tradicional basada en materiales inorgánicos como el silicio son facilidad de fabricación, maleabilidad, bajo coste y mayor escala de integración.