El jarrón de Soissons

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El episodio del vaso de Soissons, grabado para l'Histoire de France de François Guizot, por Alphonse-Marie-Adolphe de Neuville, 1883.

La historia del jarrón de Soissons es un mito fundacional de Francia.

La historia, que narra en una de sus crónicas Gregorio de Tours,[1] empieza con la petición por parte del obispo Remigio de Reims de que un jarrón perteneciente a la catedral no pasara a integrar el botín de guerra y fuera restituido a la Iglesia, a lo que Clodoveo accedió.

En el momento en el que se distribuyó el botín, el rey solicitó que además de su parte del botín se le cediera ese jarrón. Aunque en general se aceptó, un soldado disconforme, rompió con su hacha (francisca) el jarrón, añadiendo que sólo tendría lo que le correspondía, lo que Clodoveo no recibió muy bien.

Un año más tarde, mientras pasaba revista a sus soldados, Clodoveo reconoció al soldado insolente. Le señaló que sus armas estaban sucias y las echó al suelo. Cuando el soldado se agachó para recogerlas, Clodoveo le partió la cabeza de un hachazo, a la vez que decía:

¡Esto mismo hiciste tú con el jarrón de Soissons!

Referencias[editar]

  1. Capítulo II, 27 de la Historia de los Francos. Texto de referencia por Bruno Krusch: Monumenta Germaniae Historica, Scriptores Rerum Merovingicarum, I / 1, p. 72 [1]