El fin justifica los medios

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El fin justifica los medios es una frase hecha existente en varios idiomas modernos y que tiene aplicación en la política, los negocios o en cuestiones éticas. Significa que cuando el objetivo final es importante, cualquier medio para lograrlo es válido.[1] La frase es atribuida al filósofo político italiano Nicolás Maquiavelo, pero no hay evidencia de que Maquiavelo la haya dicho o escrito.

Varios escritores jesuitas elaboraron textos cuyos contenidos han sido interpretados por algunos críticos como apología de que "el fin justifica los medios".[2] A Baltasar Gracián se debe la frase "Todo lo dora un buen fin, aunque lo desmientan los desaciertos de los medios", en su obra Oráculo manual y arte de prudencia (1647),[3] y Hermann Busenbaum escribió: Cuando el fin es lícito, también los medios son lícitos (latín: cum finis est licitus, etiam media sunt licita) en un manual de teología moral de 1650.[2] Diversas personas han defendido a la Compañía de Jesús y alegan que los jesuitas jamás enseñaron que se puedan emplear medios inmorales para obtener un buen fin.[2]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «English definition of “the end justifies the means”» (en inglés). dictionary.cambridge.org. Consultado el 1 de febrero de 2015. «said about a situation in which the final aim is so important that any way of achieving it is acceptable». 
  2. a b c O'Neill, Charles E.; Domínguez, Joaquín María (2001). «El fin justifica los medios». Diccionario histórico de la Compañía de Jesús. España: Universidad Pontificia de Comillas. pp. 187–188. ISBN 84-8468-037-1. Consultado el 1 de febrero de 2015. 
  3. Gracián, Baltasar (2003) [1647]. Romera-Navarro, Miguel, ed. Oráculo manual y arte de prudencia. Madrid , España: Consejo superior de investigaciones científicas. pp. 139–140. ISBN 84-00-08180-3. Consultado el 1 de febrero de 2015.