Divisa punzó

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La 'divisa punzó' fue un vistoso distintivo político utilizado por los federales, impuesta por el caudillo Juan Manuel de Rosas en el segundo mandato el territorio de la Provincia de Buenos Aires, Argentina. Consistía en una franja de color rojo.

Divisa punzó

Su primer uso masivo data del año 1831, cuando fue utilizada en el desfile militar del 17 de marzo por todo el ejército federal.[1] Entre la población civil, su uso se impuso a partir del Tedeum en la Catedral el 27 de enero de 1832.[2] Su uso se hizo obligatorio a partir del día 3 de febrero de 1832, cuando un decreto la hizo obligatoria para

todos los empleados civiles y militares, incluso los jefes, los oficiales de milicia, los seculares y eclesiásticos que por cualquier titulo gocen de sueldo, pensión o asignación... [así como para] los profesores de derecho con estudio abierto, los de medicina y cirugía que estuvieren admitidos y recibidos, los practicantes y cursantes de las predichas facultades, los procuradores de números, los corredores de comercio, y en suma todos los que, aún cuando no reciban sueldo del estado se consideren como empleados públicos, bien por la naturaleza de su ejercicio o profesión, bien por haber obtenido nombramiento del gobierno.[3]

El primero de los decretos que consagraba oficialmente el uso de la divisa punzó era del , el cual fue promulgado por el Gobernador de Buenos Aires, don Juan Manuel de Rosas. En él se estimaba conveniente “consagrar del mismo modo que los colores nacionales el distintivo federal de esta provincia y constituirlo, no en una señal de división y de odio, sinó de fidelidad a la causa del orden y de paz y unión entre sus hijos bajo el sistema federal”.

Su uso fue convertido por el Gobernador de Buenos Aires Juan Manuel de Rosas en obligatorio para no ser considerado traidor (unitario). El autoritarismo de "El Restaurador de las Leyes" (Rosas) llegó hasta tal punto que la divisa punzó era obligatoria hasta en la vestimenta en el campo educativo y en el eclesiástico. De omitir la divisa, toda persona que no la utilizara sería visto como traidor y podía ser acosado por la Sociedad Popular Restauradora, organización política fundada por la esposa de Rosas, Encarnación Ezcurra. En varios períodos, este hecho era especialmente peligroso, porque podía incitar a la Mazorca —organización parapolicial ligada a la Sociedad— a atacar, torturar o incluso asesinar al acusado.

Su importancia fue tal que dio color a una postura política. Los federales fueron a partir de entonces reconocidos por el uso del color rojo, así como los unitarios por el uso del color celeste.

Referencias[editar]

  1. «Si querés protestar...ponete la punzó». La Gazeta Federal.
  2. «La Divisa Punzó». Ciencia X 1000.
  3. «Decretos y uso de la divisa punzó». Revisionistas.com.