Dinero fiduciario

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Una de las monedas fiduciarias de cobre de 8 reales acuñadas por José María Morelos, las cuales serían cambiadas por otras del mismo valor facial pero de plata tras la consumación de la Independencia de México. México logró independizarse de España pero las monedas emitidas por el insurgente nunca fueron cambiadas a quienes las tenían en su poder.
Billete fiduciario que emitió el general golpista Abel Ortiz Argumedo para "respaldar" los fondos con los que exaccionó a los industriales del henequén durante su breve mandato, en 1915, parte de los cuales se llevó con él en su huida del Estado de Yucatán.

El dinero llamado fiduciario es el que se basa en la fe o confianza de la comunidad, es decir, que no se respalda por metales preciosos ni nada que no sea una promesa de pago por parte de la entidad emisora. Es el modelo monetario que manejamos actualmente en el mundo, y es el del dólar estadounidense, el euro y todas las otras monedas de reserva.[1] Esta tendencia, originaria del siglo XI en China, y responsable de la expansión de las dinastías Yuan y Ming,[2] comenzó contemporáneamente con el Nixon Shock de 1971, que terminó con el sistema de respaldo en metales preciosos del dólar estadounidense, iniciándose también con ello la fluctuación de las divisas, que basan su valor en relación al valor de las demás, y con ello el altamente voluble y lucrativo mercado de divisas, que mueve alrededor de 3 billones de dólares al día.

Las monedas y billetes fiduciarios no basan su valor en la existencia de una contrapartida en oro, plata o cualquier otro metal noble o valores, ni en su valor intrínseco, sino simplemente en su declaración como dinero por el Estado y también en el crédito y la confianza (la fe en su futura aceptación) que inspira. Sin esta declaración, la moneda no tendría ningún valor: el dinero fiduciario sería entonces tan poco valioso como el pedazo de papel en el que está impreso.

Un billete actual es una clara representación de dinero fiduciario, por cuanto objetivamente considerado carece de valor. Su valoración viene dada por la autoridad monetaria que lo emitió, que goza de confianza entre los sujetos que la aceptan.

Dinero fiat[editar]

Dinero "fiat" (del latín "hágase" como en "fiat lux"),[3] o por decreto en referencia al dinero cuya principal característica es el respaldo legal, a menudo se utiliza de forma intercambiable con dinero fiduciario, ya que el dinero basado en deuda suele coincidir en tener a su vez respaldo legal, sin embargo los términos no son equivalentes y el matiz puede ser considerable.

El elemento esencial para que una moneda pueda considerarse "dinero fiat" es su uso obligatorio en una jurisdicción por imposición de una ley de curso legal o ley de curso forzoso.

Origen del dinero fiduciario[editar]

Históricamente el dinero era una mercancía con valor intrínseco y las monedas valían su peso en el metal que estaban fundidas. En un paso posterior las monedas contenían un metal noble y su valor era proporcional a la cantidad de metal que contenían, luego, las monedas se hacían con otros metales (no nobles) pero que representaban cierta cantidad de plata u oro depositada en los bancos. Con la invención del papel moneda aparecieron las primeras formas de billetes que eran certificados por cierta cantidad de oro (ver patrón oro). Pero durante la primera mitad del siglo XX, el dinero fue perdiendo este carácter y el respaldo que tenía en oro (1971), para convertirse en un elemento fiduciario, sin valor intrínseco pero con un valor legal propio, que es tal como lo conocemos.

Referencias[editar]

  1. Scheurer, Vincent (1 de julio de 2011). The Motley Fool (ed.): «Can our current system of fiat money survive in the long term?». The Magic of Money. Consultado el 2 de julio de 2011.(en inglés)
  2. Von Glahn, Richard (1996). Universidad de California, ed. Fountain of Fortune: Money and Monetary Policy in China, 1000–1700. Berkeley. (en inglés)
  3. Las Guerras del Oro, por Ferdinand Lips, 2003

Véase también[editar]