Desalojo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se denomina desalojo o desalojamiento a una acción autorizada legalmente, realizada por medio de la fuerza pública del país (habitualmente la policía), que permite obligar a abandonar los inmuebles, como edificios, fábricas u otros recintos ocupados ilegalmente, básicamente sin la existencia de contrato o autorización de sus dueños, a las personas que la están habitando.[cita requerida]

Diferentes formas de desalojo[editar]

En España un desalojo en teoría se practica en cumplimiento de una orden judicial, y puede obedecer a varias causas:

  • Una orden judicial dictada por un juez de instrucción penal, en la que al haber sido requerido un desalojo como medida cautelar por parte de la propiedad ésta sea aceptada por un juez.
  • Una orden judicial dictada por un juez de primera instancia civil, en la que no pudiéndose demostrar título de propiedad por parte de los inquilinos, se dictamina un desalojo por parte del juez.
  • Que la casa, si bien era ocupada legalmente con anterioridad por sus inquilinos, ha sobrevenido una situación tras la cual la situación ya no es así. Algunos casos podrían ser por finalización del contrato de arrendamiento de la vivienda, por remate por orden judicial del inmueble, por expropiación forzosa, etc. (este caso legalmente se conoce como desahucio y también tiene que ir firmado por un juez).
  • También puede haber un desalojo provocado por temas de seguridad, en caso de declaración de ruina inminente. En esos casos, si el inmueble puede ser reparado, el desalojo sería temporal.

Aunque también pueden efectuarse desalojos fuera de la legalidad

  • La parte propietaria contrate matones para desembarazarse de inquilinos molestos, ya que con el tiempo los inquilinos han adquirido derechos, o debido a que le supone una medida más económica (barata) que la vía judicial.
  • Una orden política a la policía para evitar que la ocupación se afiance en el tiempo y consiga aliados.
  • Un exceso de celo por parte de la policía que extralimitándose en sus funciones decide desalojar la casa sin orden judicial. En este caso la policía incurre en un delito tipificado en el artículo 534 del Código Penal Español.

Resistencia al desalojo[editar]

Pared junto a una casa ocupada, puede leerse "Desalojos son Disturbios".

Resistencia Activa[editar]

La resistencia activa pasa a ser la que más aparece en los medios de comunicación principalmente por las consecuencias que esta trae como heridos, violencia y sensacionalismo. Además de las consecuencias legales para los que la realizan.

Resistencia Pasiva[editar]

La resistencia pasiva tiene por detrás toda la teoría de los movimientos pacifistas además de que minimiza los riesgos legales para los que la realizan.

Un ejemplo de esta sucedió en el desalojo del Centro Social El Laboratorio 4 que, para retrasar al máximo la ejecución de la orden de desalojo, se llevaron a cabo una serie de actividades abiertas al público, como conferencias y talleres de todo tipo, consiguiendo que el centro se llenara el mayor tiempo posible, con el objetivo que las fuerzas de orden público no actuaran o en su defecto no actuaran con violencia. Otros ejemplos de resistencia pasiva o pacífica los realizaron movimientos okupas catalanes donde literalmente se colgaron, con arneses, de las fachadas de los edificios ocupados evitando en parte su desalojo.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]