Depresión postparto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Depresión postparto
Expecting mother.jpg
Clasificación y recursos externos
CIE-10 F53.0
CIE-9 648.4
CIAP-2 P76
DiseasesDB 10921
MedlinePlus 007215
eMedicine med/3408
Sinónimos
Depresión postnatal
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata ]

La depresión post-parto (también conocida como depresión post natal, DPP) es una forma de depresión que puede afectar a las mujeres y, menos frecuentemente, a los hombres después del nacimiento de un hijo. En general, se manifiesta por sentimientos de tristeza y tendencia al llanto, aunque también puede mostrar síntomas de la depresión.

Existen dos tipos de depresión, la baby-blues que es mucho más leve que la depresión post parto, ambas están ampliamente consideradas como tratables.

Los estudios muestran entre un 5% y 25% de prevalencia pero las diferencias metodológicas de esos estudios hace que la verdadera tasa de prevalencia no esté clara.[1] No se conocen las causas pero se considera que el cambio hormonal junto al cambio de ritmo de vida es un posible detonante.

Existen antidepresivos ISRS que se pueden utilizar en este período sin que afecten en absoluto al bebé. El más usado actualmente es la sertralina.


Descripción de trastorno[editar]

La Sociedad Española de Medicina General (SEMG) define como un trastorno transitorio que aparece entre dos y cuatro días después del parto y desaparece de forma espontánea y sin secuelas, en un periodo de dos semanas. Existen dos tipos de trastorno depresivo post parto, la depresión baby-blues y el trastorno depresivo en sí mismo.

Los médicos consideran baby-blues «a la existencia de una alteración leve en el estado de ánimo de la madre puérpera,» con síntomas depresivos leves. En general se manifiesta por falta de concentración, ansiedad, tristeza, pero sobre todo por una inestabilidad del humor con gran tendencia al llanto. Este estado remite en dos semanas sin ningún tipo de tratamiento.

La depresión posparto es «la depresión que se inicia en las primeras doce semanas tras el parto,» debido al gran cambio que se produce con la llegada de un niño, con síntomas depresivos típicos: tristeza, sentimientos de desesperanza y de minusvalía, insomnio, pérdida de apetito, lentitud de movimientos, pensamientos recurrentes de muerte, síntomas físicos varios —molestias digestivas, dolor de cabeza, fatiga—, ansiedad elevada, etc. Este estado sí que necesita tratamiento

Las agresiones de la madre al niño durante este estado son excepcionales.

¿Quiénes corren más riesgo de desarrollar depresión postparto?[editar]

Algunas mujeres tienen más posibilidades que otras de desarrollar depresión posparto.

Los factores de riesgo más importantes son:

  • Crisis frecuentes de ansiedad o depresión durante el embarazo, particularmente durante el tercer trimestre.
  • Haber sufrido de depresión o ansiedad previamente.
  • Historial de depresión o ansiedad en la familia.
  • Estrés causado por el cuidado infantil.
  • Falta de apoyo social.
  • Dificultades en el matrimonio.
  • Estrés por eventos externos como problemas financieros o la pérdida de un trabajo.
  • Cuidar a un niño con un temperamento difícil.
  • Una baja autoestima.

Otros factores de riesgo menos predecibles, incluyen:

  • Un embarazo no deseado o planeado.
  • Ser soltera.
  • Bajos recursos financieros.

Cambio de vida[editar]

Aunque se desconoce la causa, todo ello está justificado por el gran cambio de vida en el que se sumerge la madre. El sueño se altera, el útero pasa de pesar 70 o 100 g a 1 kg, la madre no tiene tiempo para sí misma debido a que ocupa su tiempo en cuidar al bebé.

Muchos especialistas piensan que esto es debido a los cambios hormonales, aunque no se ha descubierto un nivel de estrógenos diferentes entre las mujeres embarazadas y las que no.

Consejos médicos[editar]

  • Busque alguien con quien hablar sobre sus sentimientos.
  • Pida ayuda con las tareas domésticas, mandados y cuidado del bebé.
  • Hable con otras mamás sobre sus inquietudes y sentimientos.
  • Esté la mayor parte del tiempo acompañada.
  • Mantenga una dieta equilibrada.
  • Hable con su terapeuta, médico o consejero.
  • Encuentre tiempo para usted misma.

Notas y referencias[editar]

  1. Agency for Health Care Research and Quality: Perinatal Depression: Prevalence, Screening Accuracy, and Screening Outcomes [1]

Bibliografía[editar]

  1. Seyfried LS, Marcus SM. Postpartum mood disorders. “International Review of Psychiatry”, 2003; 15: 231-242.
  2. Milgrom J, Gemmill AW, Bilszta JL, et al. Antenatal risk factors for postnatal depression: a large prospective study. “Journal of Affective Disorders”, 2008; 108: 147-157.
  3. Thiele K, Maternidad Tabú, una historia real sobre depresión postparto, Urano, 2010, México.

Enlaces externos[editar]