Criptocristalina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Criptocristalina es una textura de ciertas rocas que se caracteriza por estar formada por diminutos cristales, cuya naturaleza cristalina solo es observable, e incluso con dificultad, por medio de microscopio de luz polarizada y preparación en delgadas láminas de la roca. Entre las rocas sedimentarias, por ejemplo, el sílex y el chert son criptocristalinas. El carbonado, una forma de diamante conocida como «diamante negro», también es criptocristalina. Entre las rocas volcánicas, especialmente las de tipo ácido, como felsitas y riolitas, pueden tener una matriz criptocristalina, a diferencia de la obsidiana (ácida) o la taquilita (básica), que son cristales de roca naturales. El ónix, la calcedonia, el ágata también presentan textura criptocristalina.

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]