Constricción

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Eunectes notaeus, anaconda amarilla, boa argentina o curiyú.

La constricción es una propiedad estrangulatoria, propia de las serpientes no venenosas tales como Boas y Pitones.

Las serpientes más grandes del mundo son constrictoras. Un ejemplo seria la pitón reticulada, capaz incluso de ingerir humanos con facilidad, y cuyo ejemplar más grande, de 12 metros, fue encontrado en Tailandia.

Las serpientes constrictoras se pueden encontrar en todo el mundo. Algunas de ellas pueden alimentarse de serpientes venenosas; un ejemplo de estas serpientes es la "serpiente real" de EE. UU., que puede llegar a alimentarse de "cascabeles del Pacífico sur" y que llega a medir 2 metros ó más. Este tipo de serpientes nacen con cierta inmunidad al veneno, y van desarrollando la inmunidad a medida que crecen.

Estas serpientes pueden habitar en árboles huecos, cavernas, debajo de rocas, huecos en la tierra; en especial, les gusta alimentarse de roedores cuando son jóvenes. En el caso de la pitón reticulada (con un tamaño de más de 4 metros) se alimenta de cochinillos, cabritos, y animales de un tamaño medio: para su ingesta tienen la capacidad de expandir su boca, dislocando los huesos de la mandíbula.

Véase también[editar]