Constancia (virtud)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La constancia es, en la religión cristiana, la virtud que nos conduce a llevar a cabo lo necesario para alcanzar las metas que nos hemos propuesto, pese a dificultades o a la disminución de la motivación personal por el tiempo transcurrido. La constancia sustenta el trabajo en la fuerza de voluntad y en el esfuerzo continuo para llegar a la meta propuesta.

Evangelio[editar]

“Entrad por la puerta estrecha, porque es ancha la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por él. En cambio es estrecha la puerta y angosto el camino que lleva a la vida, y son pocos los que lo encuentran.”

Mateo 7:13

“No todo el que me dice: ¡Señor, Señor! Entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.”

Mateo 7:21

Iconología[editar]

La alegoría mas propia de esta virtud, es la de una mujer que abraza una columna cortada sobre una roca batida de las olas. Con la mano derecha empuña una espada dentro de un brasero encendido; alusión al hecho de Mucio Scevola y a sus pies una piedra cuadrada.

Winckelmann es de opinión que en los monumentos antiguos no se encuentran emblemas de la constancia. Sin embargo, algunos iconologistas pretenden reconocerla en las medallas bajo el símbolo de una mujer cen traje militar, casco y una pica en la mano izquierda, llevando la derecha hasta la altura del rostro, con un dedo levantado.[1]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]