Circo criollo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los historiadores afirman que el circo criollo fue el primer espectáculo que puso en juego algo de la identidad sudamericana, por haber sido el primero que dejó de imitar las artes provenientes de Europa, tiene sus inicios a mediados del siglo XVIII en Argentina y Uruguay.[1]

Realizaba sus presentaciones en carpas que iban de pueblo en pueblo, su signifiación ha sido destacada en todas la referencias al teatro rioplatense, sobre todo lo relacionado a la actividad de los Hermanos Podestá ya hacia finales del siglo XIX. Se trataba de un espectáculo con pista circense y escenario, donde las obras teatrales jugaban el rol artístico más importante.[2] Se caracteriza por tener dos partes, la primera de habilidades y la segunda de actuación (el drama criollo). El primer y más famoso drama es el titulado Juan Moreira, que representa la historia del gaucho perseguido por la ley, tema anteriormente tratado por José Hernández en Martín Fierro.[3]

Historia del circo criollo[editar]

En 1840 nació Sebastián Suárez a bordo de una embarcación en jurisdicción brasileña, aunque sería anotado en Buenos Aires. Siendo niño ve al Circo Olímpico de Juan Lippolis, y ese encuentro lo lleva a buscar materiales como bolsas de arpillera, a las que desarma y vuelve a armar extendidas para confeccionar su primera carpa. Cañas, alfajías, palos y maderas varias lo ayudan para el armazón, la platea y el ruedo. Pero se le plantea el problema de la iluminación. Su crisis financiera le impide conseguir lámparas o velas, así que con envases, botellas y frascos de botica, grasa como combustible e hilos y trozos de tela fabrica los candiles.[4]

En cada presentación circense de la zona Sebastián Suárez aprende trucos y técnicas, utiliza maquillaje y ropas estrafalarias y se convierte en tony. A la entrada coloca un cartel que dice: "Circo Flor América". Así nace el primer circo criollo, al que luego Alejandro Rivero (yerno de Sebastián Suárez) bautiza Circo Unión y luego el Circo de los 7 Hermanos.

Algunos historiadores opinan que el verdadero circo criollo nace el 1 de abril de 1886 cuando los hermanos José Podestá y Gerónimo Podestá representan la obra de Eduardo Gutiérrez Juan Moreira en Chivilcoy, Provincia de Buenos Aires.

Los hermanos Podestá, con su compañía, el Circo Arena recorrieron Uruguay y en 1880 se embarcaron hacia Buenos Aires. Difundieron enormemente los temas gauchescos y los aires musicales. Se dio a conocer el Pericón en reemplazo del folclórico Gato. Ellos lograron hacer conocer ritmos musicales tradicionales a lo largo y ancho del territorio argentino, rescatando a muchos de ellos del olvido.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Alejandro Michelena (febrero de 2003). «Los caminos del teatro uruguayo». Consultado el 12 de febrero de 2013.
  2. Héctor García Martínez, La Nación (3 de febrero de 2007). «El viejo circo criollo, escuela de arte y cuna del teatro». Consultado el 12 de febrero de 2013.
  3. Franco, Lily (1982). «El Circo criollo». Buenos Aires: Centro Editor de América Latina, republicado por Mágicas Ruinas. Consultado el 4 de abril de 2009.
  4. a b Sobre El Circo Criollo, datos y documentos para su historia 1757-1924 de Raúl Castagnino, publicado por www.folkloredelnorte.com.ar. «Circo Criollo». Consultado el 12 de febrero de 2013.

Bibliografía[editar]

  • Raúl Castagnino Centurias del Circo Criollo. Buenos Aires, 1958
  • Raúl Castagnino El Circo Criollo, Datos y Documentos Para su Historia. Buenos Aires, 1953; 2.ª edición 1969.
  • Raúl Castagnino Teatro Argentingay
  • Raúl Castagnino Teatro Argentino Premoreirista (1717-1884). Buenos Aires, 1969.
  • Juan González Urtiaga El circo criollo en el Uruguay: Sus artistas, su repertorio y su vocabulario. Montevideo, 2003.