Cayo Rubelio Plauto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Cayo Rubelio Plauto (33 - 62) fue un noble romano, enemigo político del emperador Nerón. A través de su madre Julia Drusa, era pariente de la Dinastía Julio-Claudia; era nieto de Druso el Joven (único hijo de Tiberio), y bisnieto de Tiberio y Druso el Mayor. A través de sus bisabuelas Vipsania Agripina y Antonia Minor, era también descendiente de Marco Vipsanio Agripa y Marco Antonio, pero no de César Augusto. Asimismo, era descendiente de Octavia la Menor, hermana pequeña de Augusto y sobrina-nieta de Julio César.

Orígenes[editar]

El padre de Plauto era Cayo Rubelio Blando, cuya familia era natural de las tierras del Tíber y formaba parte del ordo equester. Su padre - fallecido en 38 - estaba casado con la única hija de Druso el Joven.

Entre los años 43 y 45 su madre se convirtió en víctima inocente de las intrigas de la emperatriz Valeria Mesalina; probablemente ello se debía a que Mesalina veía a Plauto como un rival para su hijo Británico. El emperador Claudio, que era marido de Mesalina, padre de Británico y tío de Julia, no concedió a su sobrina ninguna defensa legal. A consecuencia de ello Julia fue condenada y asesinada, a pesar de ser considerada una mujer virtuosa entre los ciudadanos de la capital.

Matrimonio[editar]

Se casó con Antistia Polita, hija de Lucio Antistio Veto, quien sirvió como cónsul en 55, legatus en Germania Superior (55 - 56 y procónsul de Asia (64 - 65). Era considerado como un buen padre y esposo; no obstante, no se conocen los nombres de los hijos del matrimonio a causa de que ninguno sobrevivió a la purga del emperador en 66)

Celos de Nerón[editar]

En 55, Junia Silana, rival de la emperatriz romana Agripinila y ex-mujer del amante de Mesalina, acusó a la madre del emperador de conspirar para derrocarle y adherir al trono a Plauto. El emperador decidió no tomar medidas, aunque reforzó la relación con Junia Silana mientras descuidaba la de su madre. Tras la aparición de un cometa en 60, se renovaron los rumores del ascenso de Plauto y la caída de Nerón, que ordeno su exilio ese mismo año. Plauto marchó obedientemente acompañado de su familia a Asia.

En 62, tras la difusión de rumores de que Plauto negociaba con el general del Este Cneo Domicio Corbulón con el fin de rebelarse, el emperador ordenó su asesinato. Su cabeza fue enviada a palacio, donde Nerón se rio de manera aterradora de la larga nariz de Plauto.

En esa misma época se ordenó al praefectus praetoriae - Tigelino - el asesinato de Fausto Cornelio Sila Felix, segunda marido de Claudia Antonia, hija del emperador Claudio, y primo del emperador.

En 66 su viuda y sus hijos fueron asesinados víctimas de la creciente brutalidad imperial. Tácito afirma que Plauto era poseedor de un gusto clásico, austero y que vivió una vida aislada. Fue muy respetado por los nobles de su época.

Fuente[editar]