Catacumbas de Roma

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Catacumbas de Roma
A-Procession-in-the-Catacomb-of-Callistus.jpg
Una procesión en las catacumbas de San Calixto
Tipo Catacumbas
Ubicación Exterior del Pomerium, Roma,
Bandera de Italia Italia
Coordenadas 41°51′31″N 12°30′48″E / 41.85861111, 12.51333333Coordenadas: 41°51′31″N 12°30′48″E / 41.85861111, 12.51333333
Inauguración Siglo III a. C.
[editar datos en Wikidata]

Las catacumbas de Roma (en italiano, Catacombe di Roma) son una red de catacumbas antiguas, utilizadas como un lugar de sepultura a inicios de la Cristiandad. En total, incluye más de 60 catacumbas diferentes[1] en unos 150 a 170 kilómetros de longitud, con cerca de 750 000 tumbas, la mayoría de las cuales se encuentra bajo tierra a lo largo de la Vía Apia. Estas catacumbas consisten en un sistema de túneles subterráneos de toba que forma un laberinto. En sus paredes, se construyeron nichos rectangulares (en latín, loculos) de diferentes tamaños, para los entierros, sobre todo para un cadáver, aunque a veces podían yacer dos y rara vez una mayor cantidad. Hasta la fecha, casi todos los nichos han sido abiertos y se encuentran vacíos, aunque han sobrevivido algunos cerrados; por ejemplo, en las catacumbas Panfil.

Historia[editar]

Representación del «Buen Pastor» en las catacumbas de San Calixto.

Antecedentes[editar]

Los etruscos, como muchos otros pueblos europeos, solían enterrar a sus muertos en cámaras subterráneas. La costumbre original romana era la cremación, después de la cual los restos incinerados eran mantenidos en una olla, cenicero o urna, a menudo, en un columbarium. Desde alrededor del siglo II a. C., la inhumación (entierro de restos no incinerados) se puso más de moda, sea en tumbas o en sarcófagos, a menudo elaboradamente tallados, para quienes podían pagarlo.[2] Los cristianos también preferían el entierro que a la cremación, debido a su creencia en la resurrección de los cuerpos en la Parusía o Segunda Venida de Cristo.

Tipología[editar]

Las catacumbas de Roma están hechas de pasajes subterráneos (ambulacra), de cuyas paredes se excavaron tumbas (loculi). Estos loculi, generalmente dispuestos verticalmente (pilae), podían contener uno o más cuerpos. Otro tipo de entierro, típico de las catacumbas de Roma, fue el arcosolium que consistía en un nicho curvado, cerrado con una loza horizontal de mármol tallado. Los cubicula (cuartos de entierro que contenían loculi para una misma familia) y cryptae (capillas decoradas con frescos) se han encontrado también de manera común en los pasajes de las catacumbas. Cuando el espacio comenzó a agotarse, se excavaron otras tumbas en el piso de los corredores, las cuales fueron llamadas formae.

Galería de pinturas de las catacumbas[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Fink, Josef; Beatrix Asamer (1997). Die römischen Katakomben. Maguncia: Philipp von Zabern. ISBN 3805315651. 
  2. Toynbee: 39-40

Enlaces externos[editar]