Cañón QF de 1 libra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cañón QF de 1 libra Mark I y II
QF1pounderGunIWMApril2008.jpg
Un cañón Mk II de 1903 en el Imperial War Museum de Londres.
Tipo Cañón automático
País de origen Bandera del Reino Unido Reino Unido
Historia de servicio
En servicio 1890–1918
Operadores Véase Usuarios
Guerras Segunda Guerra de los Bóers
Primera Guerra Mundial
Historia de producción
Diseñada 1890
Producida 1890
Variantes Mark I y II
Especificaciones
Peso 186 kg (solamente el cañón automático)
Longitud 1,86 m (73,5 pulgadas)
Longitud del cañón 1105 mm (43,5 pulgadas)

Munición 37 x 94 R
Calibre 37 mm
Sistema de disparo recarga accionada por retroceso
Alcance efectivo 4.110 m (4500 yardas)
Cargador Cinta de 250 cartuchos

Velocidad máxima 367 m/s

El Cañón QF de 1 libra, universalmente conocido como pom-pom,[1] fue un primigenio cañón automático británico de calibre 37 mm. Fue empleado por varios países inicialmente como cañón de infantería y posteriormente como cañón antiaéreo ligero.

Historia[editar]

Fue diseñado originalmente por Hiram Maxim a fines de la década de 1880 como una versión de mayor tamaño de su ametralladora. Debido a su mayor alcance, necesitaba emplear balas explosivas para estimarlo, las cuales a su vez debían de pesar 1 libra (400 gramos), que era la bala explosiva más ligera permitida por la Declaración de San Petersburgo de 1868 y reafirmado por la Conferencia de La Haya de 1899.[2]

Las primeras versiones fueron vendidas bajo la marca Maxim-Nordenfelt, mientras que las versiones en servicio británico (a partir de 1900) llevaban la marca Vickers, Sons and Maxim (VSM) debido a que la Vickers había comprado la Maxim-Nordenfelt en 1897. A pesar de este detalle, todos son el mismo cañón automático.

En servicio británico[editar]

Segunda Guerra Bóer[editar]

Soldados australianos con un cañón QF de 1 libra en Sudáfrica, hacia 1901.
Cañón QF de 1 libra de los bóers, con escudo protector.

El gobierno británico rechazó inicialmente el cañón automático, pero otros países lo compraron, incluso el gobierno de la República Sudafricana (Transvaal). Durante la Segunda Guerra Bóer, los británicos fueron atacados con éxito por los bóers con sus cañones automáticos Maxim-Nordenfelt calibre 37 mm que empleaban munición fabricada en Alemania.

Como respuesta, la Vickers-Maxim envió desde Gran Bretaña unos 50 o 57[3] cañones automáticos al Ejército Británico en Sudáfrica, los tres primeros llegando a tiempo para ser empleados en la Batalla de Paardeberg, en febrero de 1900.[4] Estas primeras versiones del Mk I iban montadas sobre típicas cureñas de artillería.

Primera Guerra Mundial[editar]

Fue empleado durante este conflicto como cañón antiaéreo para la defensa de Gran Bretaña. Fue adaptado como el Mk I y Mk II, montados sobre afustes de pedestal con gran ángulo de inclinación e instalados a lo largo de los muelles de Londres y en los techos de edificios clave, mientras que otros fueron instalados en camiones y distribuidos en ciudades importantes del este y sudeste de Inglaterra. Fueron empleados 25 cañones en agosto de 1914 y 50 en febrero de 1916.[5] El cañón Mk II montado sobre un afuste de pedestal naval que aparece en la parte superior de la página, fue el primero en abrir fuego para la defensa de Londres durante la guerra.[6] A pesar de esto, la pequeña bala era insuficiente para dañar a los dirigibles alemanes, menos aún derribarlos.[7]

El teniente O.F.J. Hogg de la Sección Antiaérea No. 2 del Cuerpo III fue el primer artillero antiaéreo que derribó un avión, disparando 75 balas, sobre Francia el 23 de septiembre de 1914.[8]

El Ejército Británico no lo empleó como arma de infantería en la Primera Guerra Mundial, ya que su bala era considerada demasiado pequeña para emplearla contra objetos o fortificaciones y la doctrina artillera británica se basaba en el empleo de shrapnels disparados por los cañones de campo QF de 13 libras y QF de 18 libras como su principal arma antipersonal de alcance medio.

El cañón automático fue probado a bordo de aviones como el aligerado Mk III de 1 libra, pero con éxito limitado. En la Royal Navy fue rápidamente reemplazado como cañón antiaéreo ligero por los cañones más grandes QF de 1,5 libras y QF de 2 libras.

Munición británica[editar]

Los británicos utilizaron inicialemente balas del tipo Common Pointed (semi-antiblindaje, con la espoleta situada en su base) en la Guerra de los Bóers, al lado de la bala estándar tipo Common. Pero la bala tipo Common Pointed demostró ser ineficaz, debido a que la espoleta frecuentemente se desenroscaba de la base y caía durante el vuelo de esta.[4] Las únicas balas disponibles en 1914 eran la tipo Common de hierro y su variante trazadora.[9]

QF1pounderCartridgeDiagram.jpg
QF1pounderFuzeDiagram.jpg
Bala explosiva Mk II y bala trazadora Mk I
Espoleta de percusión Mk I

En servicio alemán[editar]

Artilleros alemanes con máscaras antigás, al lado de un Maxim Flak M14.

En Alemania se produjo una versión de este cañón automático, tanto para la Marina como para el Ejército.[10]

Fue empleado en Europa como cañón antiaéreo durante la Primera Guerra Mundial con la denominación de Maxim Flak M14. Cuatro cañones fueron montados sobre cureñas durante la campaña alemana de 1915 contra las fuerzas sudafricanas en el sudoeste de África.[11]

En servicio belga[editar]

El ejército belga empleó este cañón automático montado sobre una cureña con gran ángulo de inclinación.[12]


En servicio estadounidense[editar]

Un Maxim 37 mm "pom-pom" a bordo del USS Vixen (PY-4), hacia 1898.

La Marina estadounidense adoptó el cañón automático Maxim-Nordenfelt de 1 libra calibre 37 mm como el Mark 6 de 1 libra antes de la Guerra Hispano-Estadounidense de 1898.[13]

Usuarios[editar]

Ejemplares sobrevivientes[editar]

Un cañón automático alemán de la Primera Guerra Mundial, montado sobre una cureña.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. «Weapons». Australian Boer War Memorial Committee. Consultado el 28-08-2008.
  2. Hogg & Thurston 1972, página 22 indica que la Conferencia de la Haya dictaminó el empleo de balas de 1 libra; aunque 400 gramos era el peso mínimo para las balas explosivas, según Laws of War :Declaration of St. Petersburg; November 29 1868
  3. En ‘The Times History of the War in South Africa’ se mencionan 57; Headlam solo menciona 50 en ‘The History of the Royal Artillery’.
  4. a b Fiona Barbour, The South African Military History Society Military History Journal - Vol 3 No 1 June 1974. Mystery Shell
  5. Farndale 1988, Pages 362-363
  6. Hogg&Thurston 1972, Page 22
  7. Routledge 1994, Page 7-8
  8. Routledge 1994, Page 5
  9. Treatise on Ammunition 10th Edition, 1915. War Office, UK
  10. Hogg&Thurston 1972, Page 22
  11. Major D.D. Hall, The South African Military History Society Military History Journal - Vol 3 No 2, December 1974. "GERMAN GUNS OF WORLD WAR I IN SOUTH AFRICA". El Mayor Hall indica que esos cañones fueron fabricados por Krupp, pero los 2 cañones capturados expuestos en el Museo Sudafricano de Historia Militar fueron fabricados por la Deutsche Waffen und Munitionsfabriken (DWM)
  12. Hogg&Thurston 1972, Page22
  13. Tony DiGiulian, United States of America 1-pdr (0.45 kg) 1.46" (37 mm) Marks 1 through 15
  14. «Welcome to the Imperial War Museum London Home Page».

Referencias[editar]

  • General Sir Martin Farndale, History of the Royal Regiment of Artillery. The Forgotten Fronts and the Home Base, 1914-18. London: Royal Artillery Institution, 1988.
  • I.V. Hogg & L.F. Thurston, British Artillery Weapons & Ammunition 1914-1918. London: Ian Allan, 1972.
  • Brigadier N.W. Routledge, History of the Royal Regiment of Artillery. Anti-Aircraft Artillery, 1914-55. London: Brassey's, 1994.

Enlaces externos[editar]