Bryonia dioica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Bryonia dioica
Bryonia dioica Sturm64.jpg
Clasificación científica
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Dilleniidae
Orden: Cucurbitales
Familia: Cucurbitaceae
Subfamilia: Cucurbitoideae
Tribu: Benincaseae
Subtribu: Benincasinae
Género: Bryonia
Especie: Bryonia dioica

La nueza o nabo del diablo (Bryonia dioica) es una planta de la familia Cucurbitaceae.

Descripción[editar]

Es una planta trepadora, por medio de los zarcillos que surgen de las axilas de sus hojas, los cuales le permiten adherirse a otras plantas, árboles o soportes pudiendo alcanzar los tres metros de altura. Posee hojas pentalobuladas y flores azuladas o blancas. El fruto es una baya de color rojo.

Habita en los bosques de la Europa meridional y central, además de en el continente americano.

Flor.
Hojas.
Frutos.
Raíz.

Uso medicinal[editar]

Lea el aviso médico
Su jugo aplicado externamente es rubefaciente y vesicante hasta producir ulceraciones. Por vía gástrica produce vómitos, cólico y diarrea con evacuación de sangre, aún a pequeñas dosis. A dosis mayores, inflama los riñones, produce vértigos y excitación nerviosa hasta producir la paralización del sistema nervioso central y la muerte.

Los bollos tiernos se pueden comer, son estomacales. El fruto es bueno para la sarna aplicado en Faubert.

Los frutos sirven para depilar las pieles (Teofrasto)

La raíz se recolecta de octubre a noviembre, hay quien la come, después de haberla cocido repetidas veces, cambiando el agua cada vez, pues en ésta se van los tóxicos, o buena parte de éstos, de todas maneras, es mejor no utilizar esta planta, salvo por prescripción facultativa, debido a su peligrosidad. Se utiliza en algunas fórmulas homeopáticas.

Los brotes tiernos, previa eliminción de los zarcillos y las bayas verdes, son comestibles y tienen un sabor delicioso. Previa fritura, se suelen hacer con huevos revueltos o en tortilla (como se hace con las espinacas, o los ajos tiernos).

Principios activos: contiene principios amargos: cucurbitacina D (triterpenoide). Saponósidos. Trazas de aceite esencial. Taninos. Fitosteroles. Flavonoides. Alcaloides: brionicina. Otras fuentes: Almidón, brirresina, fitosterina, brionina, azúcar invertido, sustancia amorfa, no determinada químicamente, con propiedades purgantes.[1]

Indicaciones: La cucurbitacina D es un purgante drástico, emético. La planta fresca tiene una acción rubefaciente e incluso vesicante. Se han usado lavativas de decocto de la planta para las hemorroides. También contra el reumatismo y la ciática.[1]

La raíz fresca y su jugo, en uso tópico, producen un potente efecto rubefaciente, pudiendo provocar vesicación e incluso ulceraciones cutáneas y necrosis. Toda la planta es tóxica. Su ingestión (6-8 frutos) causa irritación gastrointestinal, con vómitos, diarreas coleriformes, hemorragias intestinales; nefritis. En dosis altas puede producir la muerte por colapso cardio-respiratorio.[1]

Taxonomía[editar]

Bryonia dioica fue descrita por Nikolaus Joseph von Jacquin y publicado en Florae Austriaceae 2: 59–60, pl. 199. 1774.[2]

Sinonimia

Nombres comunes[editar]

Agrianpelos, aguilonia, alfesera, alfesir, alfesira, amorca, anorza, beleño, berza, boudaña, brionia, brionía, brionia blanca, cabaceira de raposa, carbasina, ceñidero, comida de culebra, comida de culebras, congoria, corriyuela, curriola, enredadera, enredadera de culebra, enredadera silvestre, espárrago, espárrago borde, espárrago culebrero, espárrago de barranco, espárrago de cruz, esparrágo de cruz, esparrágo de hoja, espárrago de hoja ancha, espárrago de huerta, espárrago del burro, espárrago de nuez, espárrago de nueza, espárrago de zorra, espárrago lagañoso, espárrago mocoso, espárragos, espárragos bastos, espárragos de azúcar, espárragos de calabaza, espárragos de cruz, espárragos de culebra, espárragos de nogal, espárragos de nuez, espárragos de nueza, espárragos de pobre, espárragos de regadera, espárragos de turca, espárragos finos, espárragos lagañosos, espárragos lagarteranos, espárragos pelúos, espárragos velludos, espárrago trigueño, esparraguera, espárraguera, esparrogo de cruz, herba dos lamparons, herba papeira, hiedra, mata de lampazo, meloneras, melones, nabo, nabo da norza, nabo da nouza, nabo de la junciana, nabo de la nuez, nabo-deu, nabo gallego, nabo montés, noiza, nuégado, nuerza, nueza, nueza áspera, nueza blanca, nueza morisca, nueza negra, panes de truca (tubérculo), parra, parra de culebra, parra de lagarto, parra de sapo, parral de sapo, parras de culebra, parra zarzalera, parrilla, raíz de la ciel, raíz de la hiel, raíz de nueza, raíz de sapo, revientabueyes, revientaelbuey, saltasebes, serpentaria mayor, silonia, tarayo de nuez, trababedarri de las matas, tragoncia, trepadera, truca, tuca, túcar, turca, uvas de lagarto, uvas de perro, uvas de perro rabiau, uvas de perru, veniña, vid blanca, viña blanca, viñas de culebra, viñas de las culebras, zarzaparrilla, zarcillos.[4]

Referencias[editar]

  1. a b c «Bryonia dioica». Plantas útiles: Linneo. Consultado el 12 de noviembre de 2009.
  2. «Bryonia dioica». Tropicos.org. Missouri Botanical Garden. Consultado el 10 de febrero de 2013.
  3. Sinónimos en Tela Botánica
  4. «Bryonia dioica». Real Jardín Botánico: Proyecto Anthos. Consultado el 12 de noviembre de 2009.

Enlaces externos[editar]

Bibliografía[editar]

  • Creynaud J. La flora del farmacéutico. Ediciones Mundi-Prensa, 2002.
  • Bruneton J. Plantas tóxicas, Acribia, Colección: Ciencias biomédicas, 2001.
  • Font P. Plantas medicinales, Labor, 1980.
  • Díaz T. Curso de botánica, Trea ciencias, 2004.
  • Caron M, Clos H. Plantas medicinales, Ediciones Daimon i Manuel Tamayo de 1973.