Brigantina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Brigantina inglesa del siglo XVI

Una brigantina es una coraza usada en los siglos XIV y XVI, formada por laminitas a modo de escamas sujetas con roblones sobre una tela fuerte.

Se distinguían las de guerra de las de torneo, en que las primeras se abrochaban sobre el pecho y las segundas al costado derecho.

La brigantina era una defensa de cuerpo formada con hojas de hierro o acero colocadas a manera de las tejas y clavadas sobre un justillo de tela o piel, cubierto de terciopelo o seda sobre el cual se destacan las cabezas de los clavos dorados y hasta cincelados. El interior del justillo dejaba ver el remache inferior de los clavillos hecho sobre rodajas de metal. Después, se cubría esta guarnición interior con un tejido o piel sencilla.

Las más antiguas son de la segunda mitad del siglo XIV. Eran largas y bajaban hasta las rodillas, sin marcar la cintura. Al principio del siglo XV, se acortan y toman una forma más elegante con mangas completas. En su origen esta especie de jaco, no lo usaban más que las gentes de a pie y los que, primeramente, las emplearon fueron los bandidos, brigantes. En cuanto fue perfeccionándose su construcción, las adoptaron los señores, porque hacían a la vez oficio de coraza y de cota de armas, siendo menos costosas que los arneses blancos.

La brigantina o jaco lorigado, embarazaba poco los movimientos del cuerpo. Se llamaba de prueba o media prueba de ballesta, según el espesor de sus launas. En el primer caso llevaban una marca, hecha con punzón candente, y su peso era de 26 a 27 libras. Había otras más ligeras, rígidas, cubiertas de tela y con ristre para justar.

Referencias[editar]

Voces de armería, Joaquín de Leguina, 1912