Bichón boloñés

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bichón boloñés.

La boloñesa es una raza de perro de tipo bichón originaria de la ciudad italiana de Bolonia.

Descripción[editar]

Apariencia[editar]

El boloñés es un perro de compañía pequeño, blanco y compacto con un manto blanco muy característico. Originalmente eran de color marrón. La selección humana ha ido seleccionando la variante albina por estética. Sus ojos son grandes, saltones y negros al igual que la trufa. Su altura varía entre los 25 y 30 cm y su peso entre los 4 y 5 kilogramos.

Manto[editar]

La capa única distintiva (es decir, no tiene manto interno) cae en rizos sueltos y abiertos por todo el cuerpo, con pelo más corto en la cara. La textura del pelo es de lana, en vez de sedosa, y nunca se recorta o se acorta. Muda muy poco de pelo, pero requiere peinado regular para prevenir que se enrede.

El boloñés a menudo aparece en las listas de los perros que supuestamente no mudan, sin embargo, estas listas son engañosas. Cada pelo en la capa del perro crece a partir de un folículo piloso, que tiene un ciclo de crecimiento, luego muere y es sustituido por otro folículo. Cuando el folículo muere, el pelo cae. La longitud de tiempo del ciclo de crecimiento y muda varía según la edad y otros factores. No hay tal cosa como una raza sin muda.[1]

El cepillado y el baño frecuente son necesarios para mantener al boloñés en su mejor forma y reduce la cantidad de piel suelta en el ambiente.

Temperamento[editar]

Estos perros son muy inteligentes y les encanta la compañía de la gente aunque son reservados con los extraños, ladrando ante los ruidos raros.

Historia[editar]

La raza fue reconocida en 1989 por la Federación Cinológica Internacional como el número 196 en el grupo IX Perros de compañía sección 1.1 Bichons de Italia.[2] Se dice que el origen de esta raza proviene de la utilización del animal en los barcos. Servían para cazar las ratas, vivían en las partes bajas de los barcos junto a otros animales y a las habitaciones de los marineros. El efecto de ladrar ante ruidos extraños, aún siendo de conocidos, proviene de la vigilancia que partían ante los marineros que robaban a sus compañeros.

Referencias[editar]

  1. Schneider, Sandy. «Temperment of the Bolognese» (en inglés). www.bichonworld.com. Consultado el 12 de febrero de 2014.
  2. Fédération Cynologique Internationale Group 9

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]