Betta splendens

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Luchador de Siam
Kampffisch.jpg
Macho.
Betta splendens (w) türkis-pink.JPG
Hembra
Estado de conservación
Vulnerable (VU)
Vulnerable (UICN)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Actinopterygii
Orden: Perciformes
Familia: Osphronemidae
Género: Betta
Especie: B. splendens
(Regan, 1910)

El luchador de Siam (Betta splendens) también conocido como pez beta, es una especie de pez de agua dulce de la familia de los laberíntidos , aunque antes fue clasificado erróneamente entre los Anabantidae.[cita requerida] Es nativo de la cuenca del Mekong en el sureste de Asia.[2] Alcanzan un tamaño aproximado de 6 cm y tienen un período de vida de aproximadamente 3 años.[3]

Descripción[editar]

Cola azul de un macho.

B. splendens normalmente crece hasta una longitud de alrededor de 6,5 cm (2,6 in).[4] Aunque especímenes de acuario son conocidos por sus colores brillantes y grandes, aletas que fluyen, la coloración natural del B. splendens es un verde apagado, marrones, grises y azul rojo, y las aletas de especímenes salvajes son relativamente cortas mientras que los caseros alargadas.[5]

Hábitat[editar]

En libertad, los peces siameses habitan el agua estancada o con movimiento lento, que incluyen planicies inundadas y arrozales, a temperaturas que están en el rango de 24–30 °C (75–86 °F).[6]

Comportamiento[editar]

Son omnívoros aunque prefieren alimentarse como carnívoros, especialmente de organismos vivos como zooplancton, larvas de mosquitos y otros insectos.

Los machos, al momento de ver a la hembra, alzan o extienden sus aletas presumiendo y tratando de conquistarla para aparearse; las hembras suelen marcar un par de líneas negras en su cuerpo que significan estrés o que el macho no la convenció o no le agradó.

Pez Beta en el acuario

En el acuario[editar]

Debido a los bellos colores y su fina estructura, los peces siameses luchadores son populares en los acuarios. Se dice que ellos renuevan su mente diariamente. [cita requerida] En países asiáticos se han utilizado en deportes similares a las peleas de gallos, donde es necesario tener peces de aletas cortas.[7]

En la actualidad, debido a una cria selectiva, hay una gran variedad de colores (veteado, camboyano, mariposa, azulado, rojo chillón, chocolate) y formas de aletas. La forma de la cola varía desde el tipo vela hasta colas tipo "media luna".[8]

Para mantener un B. splendens individual, es necesario un tanque con un mínimo de 10 litros, con filtro y calentador (si la temperatura desciende de 26 °C.) Hay que mantener una temperatura de 25-28°C, temperaturas más bajas disminuyen el metabolismo del betta y esto acorta su esperanza de vida, haciéndolo más susceptible de contraer enfermedades.[9]

La base del tanque deberá tener una capa fina (con espesor de 5 mm) de grava donde se asientan bacterias nitrificantes. Los Betta pueden enfermar de gripe, lo cual se identificara por una cierta pelusa en la pecera.

Elementos decorativos como piedras o plantas, sirven a los animales como escondites y son especialmente importantes cuando conviven dos machos en un tanque dividido o cuando el pez esté en un tanque comunitario. Estos elementos deben estar libres de áreas rugosas o puntas afiladas que puedan dañar las delicadas escamas del betta. Las plantas mejoran la calidad del agua y favorecen un comportamiento más natural de los peces.[10]

El agua debe cambiarse cada 1 a 2 semanas en un 20% (los cambios de agua frecuentes y totales estresan al pez).[11]

El B. splendens puede conseguir oxígeno respirando fuera del agua a través de un órgano llamado "laberinto", esta característica les define como pertenecientes a la familia de los laberíntidos; sin embargo este es un organo auxiliar en la respiraciony es necesario un aireador,un leve movimiento de agua es beneficioso para no crear zonas de agua estancada y para fortalecer las aletas del pez. Puede aguantar malas condiciones de agua, pero esto acorta sensiblemente su esperanza de vida. Los compuestos nitrogenados en el agua son nocivos para este pez, por lo que un agua en buenas condiciones se traducirá en un aspecto más espectacular; agradecerá igualmente un agua con taninos que se pueden conseguir con un leve filtrado con turba o añadiendo algunos elementos vegetales.

Debido a la naturaleza agresiva de estas especies, los otros peces que compartan el tanque con los betta deben ser elegidos cuidadosamente y no se deberá albergar a dos machos B. splendens en el mismo tanque, a menos que estén separados por una pared divisora. Las hembras pueden o no coexistir pacíficamente en un mismo tanque dependiendo de su temperamento. Antes de albergar a un pez siamés luchador con otras especies, se debe investigar su compatibilidad, y el dueño deberá tener un plan alternativo donde albergar sus mascotas si la comunidad del tanque no funciona. Las aletas del betta suelen ser blanco de peces muy voraces y activos como los barbos tigre y hay que evitar estas combinaciones. Realmente el mejor acuario para un betta es uno específico, de tamaño pequeño (20 ó 40 litros) donde se sienta a gusto para mostrar todo su esplendor.

Reproducción[editar]

La reprodución en cautividad es compleja.El acuario para la reproducción de los Bettas debe tener como mínimo 30 litros de agua, sin piedras o decoración, con apenas plantas como la Ninfeácea. El agua debe mantenerse a 15 cm de altura y la temperatura debe estar constante, alrededor de bajo a 28 °C. Es importante que el acuario esté cubierto con una tapa de vidrio. Las hembras adultas del Betta, con cerca de 5cm, estarán aptas para el apareamiento cuando presenten un vientre bien voluminoso, un punto blanco saliente en la región anal (ovopositor) y rayas verticales contrastantes con la coloración de su cuerpo. Mantenga entonces a la hembra dentro de un tarro (como los del tipo para conservas) flotando en el acuario, donde el macho estará libre, para estimularlo a hacer un nido de burbujas. Libere entonces a la hembra para que se apareen. La puesta ocurre cuando el macho envuelve el cuerpo de la hembra en un fuerte abrazo, para que ella libere los huevos, que son inmediatamente fertilizados por él. Antes de que lleguen al fondo, el macho colecta los huevos con su boca y los pone en el nido de burbujas. Tras la puesta total, cuando el macho comienza a agredir la hembra, esta debe ser retirada y así, el macho se encarga de cuidar él mismo del nido. La eclosión debe ocurrir entre 24 y 48 horas tras la puesta. Después del cuarto día, cuando los alevines empiecen a nadar solos, se debe retirar el macho y se comienza a oxigenar el agua mediante una piedra porosa, ya que ellos aún no poseen el laberinto formado. Ayudará para evitar que los huevos cojan hongos, unas gotas de azul de metileno. Los infusorios para la alimentación inicial de los Bettas pueden conseguirse fácilmente en cultivos con agua descansada, a la cual se añadió hojas de lechuga maceradas o algunas gotas de leche, o aún cáscara seca de plátano. Es importante que se tenga varios infusorios iniciados en días distintos. Evite una sobreexposición al sol para que no se formen excesos de algas. Deben añadirse algunas cucharadas de esta agua en el acuario de los alevines todos los días, entre el segundo y el décimo día después de la eclosión. A los 3 días, los alevines comienzan a valerse por sí solos, de forma que sacaremos al padre del acuario para que no se convierta en una amenaza para éstos y se los coma debido al estrés. Tras el séptimo día, inicie la alimentación con Artemia recién surgida (nauplios); a partir del mes de vida puede comenzar la alimentación igual que la del adulto. Es mejor alimentarlos con larvas de mosquito culex u otro alimento vivo como la daphnia, ya que así crecerán más rápidamente. Hay que tener especial cuidado a las tres semanas de vida, cuando tomarán aire de la superficie por primera vez para desarrollar el laberinto. Si la temperatura del aire que existe entre el agua y la tapa del acuario es distinta que la del agua, es posible que mueran, por eso es importantísimo mantener esa temperatura como sea y abrir la tapa lo menos posible. Una vez pasada esta fase crítica, no habrá problemas; a los tres meses aproximadamente, cuando empecemos a distinguir machos de hembras debemos separar a los machos para que no se peleen.

Híbridos[editar]

Pueden hibridarse las diferentes variedades de B. splendens entre sí o con otras especies del género Betta.

Las especies más emparentadas con B. splendens son Betta imbellis, Betta mahachai y Betta smaragdina; a tenor de los cruces que se han obtenido hasta la fecha, cruces que perduran y no han mostrado ningún signo de deterioro genético achacables a hibridación propiamente dicha, para algunos son la misma especie.[12] De estos cruces han surgido nuevos factores, como la máscara, factor metálico, factor dragón, etc.

Los ejemplares metálicos proceden del cruce de Betta splendens x Betta imbellis.

Los "dragón" tienen su origen en los Betta mahachai.

Del cruce con B. imbellis, combinado con un factor propio del Betta splendens (la mutación "steel blue") proceden los "cobre" y en su versión camboyana (otra mutación del B.splendens) los "Gold".

La máscara incompleta de B. imbellis es total en los cruces con "dragón" y mediante la mutación (iridiocito extendido) de Betta splendens.

Cuidados[editar]

El pez betta es un llamativo y curioso animal, conocido también por su agresividad y territorialidad, por lo que también es llamado pez combatiente. Son muchas las personas que eligen esta variedad de pez como mascota, pero no todos tienen claro cuáles son los cuidados básicos de los betta y qué deben tener en cuenta para que el pez viva lo mejor posible. En este artículo de unComo, te explicamos cómo cuidar a un pez betta. Enfermedades 1. En primer lugar, cabe destacar que los peces betta viven mejor solos que en pareja o en grupos, ya que son muy territoriales y podrían atacarse entre ellos; de ahí proviene el otro nombre por el que se les conoce: pez combatiente. A las hembras se les puede tener juntas en un acuario comunitario, pero a los machos conviene tenerlos separados, ya que, como ya he mencionado, se podrían atacar o incluso matar.

2. A la hora de escoger el acuario para tu pez o peces betta, será necesario que las dimensiones sean considerables para que estos puedan nadar a sus anchas y no les suponga ningún tipo de problema para su amplia cola. La profundidad del agua debe ser de unos 15 cm y no colocaremos rocas en el fondo.

3. Asimismo, no se recomienda instalar plantas artificiales en el acuario, puesto que los peces betta pueden engancharse en ellas y desgarrarse la cola. En caso de que queramos colocar vegetación, esta deberá ser natural.

4. Los peces betta se caracterizan por su capacidad de respirar oxígeno en el aire y el agua, de forma que no será necesario oxigenar el agua. Deberemos procurar que la filtración del agua sea suave para evitar crear corrientes; en caso de no poder conseguir esto, mejor será que sea nula.

5. En cuanto a la temperatura óptima para los peces betta, deberá mantenerse entre 25 y 30ºC. Por este motivo, a la hora de cuidar un pez betta correctamente, probablemente sea necesario comprar un calentador con termostato.

6. Los peces betta o combatientes son carnívoros, de forma que lo ideal sería alimentarles con comida viva, pero lo cierto es que la comida seca o congelada será más práctica y segura por el hecho de no contener parásitos. De esta forma, deberás asegurarte de que la comida que le des sea rica en proteínas y, en ocasiones puntuales, podrás alimentar tus peces betta con larvas de mosquito, pequeñas lombrices, gusanos, etc.

7. Para limpiar el acuario, usa productos específicos y nunca lejía u otros productos abrasivos que podrían acabar con tu pez betta. Asimismo, se recomienda que los cambios de agua sean parciales y no totales, para que la temperatura del agua se mantenga.

8. Si deseas leer más artículos parecidos a cómo cuidar a un pez betta, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Los peces y acuarios. PUNTO BLANCO Se trata de una de las enfermedades más comunes en el acuario tropical. El agente causante se denomina Ichthyophthirius multifilis. Es mortal para los peces pero es de fácil diagnóstico y reacciona muy bien a los medicamentos específicos. Otra forma de eliminarlo es subiendo la temperatura hasta 32°C, pero esto sólo se puede hacer si tenemos peces y plantas que lo resistan (Lochas y laberintidos principalmente). Se caracteriza por la aparición de puntos blancos en las aletas y las escamas , y debido a que puede afectar a todos los peces, se ha de tratar a todo el acuario a la vez.

OIDIUM O TERCIOPELO El pez aparece recubierto de una fina capa de polvos dorados dandole un aspecto aterciopelado, respiración acelerada y agarrotamiento de las aletas. Producida por un protozoo dinoflagelata considerado como un alga porque tiene clorofila, es mortal de difícil diagnóstico en las primeras fases de infestación. Se puede tratar con la mayoría de medicamentos de caracter general ayudados por una subida de la temperatura.

COSTIA Provoca síntomas parecidos a los del oidium como la opacidad de la piel, pero se trata de un protozoo(Costia necratix) fácil de eliminar subiendo la temperatura hasta 30-32°C o usando medicamentos de gran espectro.

HONGOS (SAPROLEGNIA Y ACHILA) Se caracteriza por la aparición de formas algodonosas en zonas que con el tiempo da lugar a un recubrimiento del cuerpo por una capa de hongos en forma de tela de araña. Suele aparecer en heridas producidas por el punto blanco u otras infecciones y si no se trata, se extenderá por todo el cuerpo del pez y le matará. Está motivada por unas malas condiciones del agua por lo que en casos no extremos se puede curar a base de cambios de agua. Existen multitud de medicamentos válidos.

HONGOS DE LA BOCA Los hongos de la boca son producidos por la bateria Chondrococcus columnaris. Se localiza en los labios de los peces en forma de penachos blancos o grises (formados por bacterias, no hongos) y, si no se trata rápidamente, acaba con el pez debido a que no puede comer. Funcionan bien los medicamentos específicos o puede usarse compuestos de penicilina en el agua a gran escala para tratarla.

GUSANOS DE LA PIEL Y LAS BRANQUIAS Los síntomas de esta enfermedad son aletas desilachadas, color pálido (azulado), movimientos atípicos, respiración agitada y enflaquecimiento. Es producida por lombrices planas de los géneros dactylogyrus, gyrodactylus, neodactylogyrus y monocoelium. Necesita de la existencia de peces para poder sobrevivir por lo que si dejamos el acuario vacío durante unos días, mientras tratamos a los peces, la eliminaremos. Si no se trata acabará destruyendoles las agallas a nuestros peces. Se emplean medicamentos de caracter general en el agua.

HIDROPESIA Esta enfermedad se caracteriza por un hinchazón del cuerpo seguido de una erección de las escamas. Es producida por la infección de organos internos por una bacteria (Aeromonas punctata) común en el acuario. Ataca a peces débiles o delicados y se cura usando medicamentos de espectro amplio inoculado en el pez por los alimentos. Si los peces no responden al tratamiento pronto, es mejor sacrificarlos.

HEXAMITA El hexamita es una enfermedad caracterizada por delgadez, y llagas o úlceras alrededor de la cabeza y en ocasiones en los flancos del pez. Es común en los cíclidos y debido a que es una infección producida por un protozoo que ataca al intestino, debe de ser tratada introduciendo el medicamento en los alimentos. Esta enfermedad puede curarse por si sola mejorando la condiciones del acuario sin medicamento ninguno.

ARGULUS Los argulus (piojos de los peces) son parásitos de 5mm de tamaño que se alimentan de la sangre de los peces mediante un aguijón. Se introducen en el acuario mediante el alimento vivo o con nuevos peces y pueden ser transmisores de enfermedades. Causan irritación en lo peces que suelen quedar con las aletas agarrotadas, inquietos y con la zona donde ha estado el parásito inflamada. Cuando son pocos pueden ser eliminados con pinzas, pero cuando la infestación es grande, hay que utilizar medicamentos.

LERNAEA Se trata de un parásito (Lernaea cyprinacea), la "lombriz ancla" que es un crustáceo en forma de lombriz que se ancla al pez fuertemente y no se pueden eliminar con pinzas. El tratamiento es el mismo que el del argulus.

EXOFTALMOS Es una enfermedad caracterizada por los ojos salidos de sus órbitas. Puede ser causada por múltiples causas, desde malas condiciones del agua, hasta infecciones como la hidropesia. El tratamiento depende de la causa, si es causada por un exceso de gases en la sangre, se cura bajando la temperatura tanto como podamos para que aumente la solubilidad del gas en el agua y desaparezca de nuestros peces.

LYMPHOCYSTIS Es una enfermedad vírica poco común en los acuarios. Consiste en un virus que se introduce en células vivas del pez, estas se hinchan dando lugar a tumores de aspecto granuloso, blancos que se parecen a huevos colgando del pez. No tiene cura y no es mortal pero es aconsejable eliminar al pez enfermo.

LA PESTE ROJA Se llama así porque aparecen manchas rojizas sobre el cuerpo y las aletas, pudiendo producirse putrefacción de estas. Los tratamientos externos no funcionan y deben de ser tratados con medicación através de la comida. El acuario debe de ser desinfectado. Como es una enfermedad bacteriana responde bien a medicamentos usados para las personas pero siempre en la dosis adecuada.

PLISTOPHORA Es llamada como la enfermedad de los neones porque fué en estos en donde se detectó por primera vez. Esta producido por un esporozoo que se enquista en los músculos y la piel de los peces produciendo decoloración de esta (los neones pierden la coloración azul verdosa). No tiene cura y se deben eliminar los peces enfermos, pero previamente se hace un tratamiento como si de una infección bacteriana se tratase ya que existen otras enfermedades con diagnóstico similar que sí tienen cura. Si responden si no responden al tratamiento entonces se eliminan.

TUBERCULOSIS La tuberculosis de los peces está causada por una bacteria. Los peces infectados están extremadamente delgados, pálidos, con ulceras y las aletas rotas (es común entre los neones). La enfermedad afecta a los organos y músculos y no se conoce cura. Está muy presente por todos los acuarios pero solo es grave cuando las condiciones del tanque no son las adecuadas. Los peces deben de ser eliminados lo antes posible y se deben mejorar las condiciones del acuario al mismo tiempo. Existe la posibilidad de que esta enfermedad se transmita al hombre pero de forma leve.

FALSAS ENFERMEDADES Las condiciones del agua del acuario puede ser el motivo de que ciertos peces delicados presenten síntomas de enfermedad mientras que otros se mantienen en perfecto estado. Por ejemplo, un pH bajo puede ir muy bien para nuestros carácidos pero los vivíparos pueden sufrir. Un pH excesivamente bajo o alto puede producir piel opaca y respiración agitada. La solución es un cambio urgente de agua adecuada. Una temperatura elevada o un cambio rápido de esta puede dar lugar a movimientos bruscos, boqueo y tratar de saltar fuera. Cuando la temperatura es demasiado baja los peces tienden a reunirse cerca del calentador o se quedan quietos en el fondo. Una bajada extrema de la temperatura puede motivar la "enfermedad" del bamboleo y puede originar otras enfermedades (como los hongos). La excasez de oxígeno produce boqueo(debe de aumentarse la aireación). Agentes tóxicos como el amoniaco, nitritos, metales pesados, pueden motivar opacidad de piel, boqueo, irritación y un estado de inapetencia generalizado (la solución es un cambio de agua, una vez más).

Referencias[editar]

  1. Vidthayanon, C.. «Betta splendens». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2014.
  2. Especies de "Betta". En FishBase. (Rainer Froese y Daniel Pauly, eds.). Consultada en March de 2006. N.p.: FishBase, 2006.
  3. Leong, Paul (2004). Tips on Spawning Bubblenesting Bettas. Retrieved on March 13, 2009.
  4. Leong, Paul (2004). Tips on Spawning Bubblenesting Bettas. Retrieved on March 13, 2009.
  5. http://artemisa.unicauca.edu.co/~almunoz/peces/betta-splendens.html
  6. «Betta Origins». Betta Fish Center. Consultado el 11 de junio de 2011.
  7. Albino image
  8. Bronstein, Paul M. (1998). «Agonistic Sequences and the Assessment of Opponents in Male Betta splendens». American Journal of Psychology 265 (2):  pp. 163–177. 
  9. Betta Caresheet. UltimateBettas (2011-07-25). Retrieved on 2011-08-01.
  10. Tankmates for Bettas | Betta Fish Care. Nippyfish.net (2009-12-23). Retrieved on 2011-08-01.
  11. Choosing a Tank | Betta Fish Care. Nippyfish.net (2011-02-06). Retrieved on 2011-08-01.
  12. Lucas, Gene. Taxonomic Controversy. 

Literatura[editar]

  • Simpson, M. J. A. (1968). The display of the Siamese fighting fish Betta splendens. Animal Behaviour Monographs, 1, 1–73.
  • Thompson, T. (1966). Operant and Classically-Conditioned Aggressive Behavior in Siamese Fighting Fish. American Zoologist, 6, 629–741 doi 10.1093/icb/6.4.629.

Enlaces externos[editar]