Basílica del Sagrado Corazón (Paray-le-Monial)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Basílica del "Sagrado Corazón de Jesús" de Paray-le-Monial es un santuario encargado de propagar la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, advocación católica surgida tras visiones tenidas por Margarita María Alacoque, en la segunda mitad del siglo XVII. El santuario fue edificado sobre las bases de la iglesia de un antiguo priorato cluniacense, fundado originalmente en el siglo X.

La basílica[editar]

La basílica es de estilo románico. Su cuerpo principal consta de tres naves con un través de una sola nave, dos pequeñas torres al occidente y una gran torre principal. La iglesia tiene un largo total de 63.5 m (incluyendo el vestíbulo y la capilla oriental) y un ancho de 22.35 m. La gran nave del cuerpo principal tiene una altura de 22 m. Con la torre incluida, la altura de la iglesia es de 56 m.

En el coro hay un fresco que data del siglo XIV y que fue redescubierto en 1935. El ábside esférico simboliza el cielo, trono del Rey de la Creación: Cristo glorioso en actitud de bendecir.

El santuario[editar]

El priorato de Cluny se vio fuertemente afectado por la Peste negra de 1346-1348, por la Guerra de los Cien Años y por las guerras de religiones. Al fundarse la Visitación de Santa María, en el siglo XVII, tanto el antiguo monasterio, como su iglesia, pasaron a albergar una comunidad de religiosas de esta orden.

En 1671 Margarita María Alacoque (1647-1690), entra en este monasterio para hacese religiosa. La biografía de Alacoque -hoy santa de la Iglesia Católica- dice que ella fue una mística que tuvo en la actual basílica del Sagrado Corazón, una serie de apariciones de Jesucristo, confiándole la misión de recordar al mundo su amor por la humanidad, a través del misterio de su corazón. En 1675 le habría dicho: "He aquí el corazón que ha amado tanto a los hombres, que no se ha ahorrado nada, hasta extinguirse y consumarse para demostrarles su amor. Y en reconocimiento no recibo de la mayoría sino ingratitud". Sus confesores y en general, la comunidad jesuita, se encargó de difundir esta particular devoción, que se fortaleció a partir del siglo XIX.

Dado el éxito creciente de la devoción, en 1875 la antigua iglesia clunicense adopta el nombre de "Basílica del Sagrado Corazón de Jesús".

En el siglo XX, la devoción decae en Francia y con ella el flujo de peregrinos al santuario, que entra en decadencia. En 1986 la Comunidad del Emmanuel se hizo cargo del santuario, que actualmente atrae unos 3000 peregrinos cada año.






Bibliografía[editar]

  • VEGNOLE, Eliane. L'art roman en Bourgogne. Paris, 1994. Isbn: 2-08-010763.

Sitios externos[editar]