Asedio de Jaén (1225)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Asedio de Jaén de 1225
Reconquista
Fecha 1225
Lugar Jayyān, actual Jaén
Resultado Abandono castellano
Consecuencias Destrucción de los alrededores de la ciudad musulmana
Beligerantes
Pendon del Reino de Castilla.svg Reino de Castilla
Taifa de Baeza
Jayyān (جيان)
Comandantes
* Fernando III de Castilla
* Abd Allah Ibn Muhammad Al-Bayyasi
* Álvaro Pérez de Castro "el Castellano"
Fuerzas en combate
Soldados de castilla y de Baeza 3.000 caballeros
50.000 peones
160 caballeros cristianos
Bajas
desconocido 180 caballero y 2.000 peones prisioneros

El Asedio de Jaén de 1225 se llevó a cabo por parte del Rey Fernando III de Castilla durante su primera campaña, acaecida de 1224 a 1230. El asedio de Jaén fue llevado a cabo antes de la conquista de Andújar, ese mismo año.

Antecedentes[editar]

La conquista de Jaén era fundamental para la expansión del Reino de Castilla por el valle del Guadalquivir. El problema de la conquista de la ciudad eran las fuertes murallas construidas por los almorávides y que en 1151 y en 1152 soportaron el ataque del rey Alfonso VII de Castilla y el ataque de los almohades en 1162.

Teniendo en cuenta todo esto, en 1224, Fernando III de Castilla, atacó el territorio de Jaén partiendo de Baeza con su aliado musulmán, el rey al-Bayasi. Esta primera campaña fue solo un tanteo para ver y probar las defensas de Jaén.

Asedio[editar]

El ejército de Castilla contaba con un importante número de hombres que acompañaban al rey desde Toledo, además, del apoyo del ejército castellano de Baeza y del ejército de Al-Bayyasi, Taifa de Baeza, vasallo del rey santo. El objetivo de Fernando III no era todavía conquistar la plaza sino debilitarla y probar sus defensas con vistas al asedio definitivo. A los pocos días levantó el cerco.

Durante el asedio se establecieron campamentos cristianos, se devastaron los campos próximos, los sitiados realizaron salidas con escaramuzas a los sitiadores y los sitiadores atacaron la Muralla.

Consecuencias[editar]

El asedio no concluyo con la conquista de la ciudad debido a que el ejército de Castilla no contaba con máquinas de asedio, a pesar de que la Crónica de Ávila habla del uso de trabuquete, además, la ciudad estaba fuertemente defendida por 160 caballeros cristianos que apoyaban a los musulmanes, acaudillados por el magnate Álvaro Pérez de Castro "el Castellano", señor de la Casa de Castro y bisnieto de Alfonso VII el Emperador, rey de Castilla y León. El número de combatientes que defendían Jaén, según las crónicas cristianas, era de 3.000 caballeros y 50.000 peones musulmanes y 160 caballeros cristianos al mando de Álvaro Pérez de Castro.

en aquella plaza se face çerca de las huertas contra Castro (...) allanaron las cauas que eran fondas e furacaron las barbacanas

Crónica de Ávila.

Referencias[editar]

  • Francisco Miguel Merino Laguna (7 de enero de 2008). «Primer asedio de Fernando III». Muralla de Jaén. Consultado el 27 de noviembre de 2010. «el primer asedio de Fernando III con fuerzas castellanas y baezanas de su vasallo al-Bayasi.».

Véase también[editar]