Aracnofobia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Aunque la mayoría de los arácnidos no son peligrosos para las personas, aquellos que tienen aracnofobia siguen padeciendo miedo. Incluso un objeto con forma de araña puede causar un ataque a un aracnofóbico. La viñeta escenifica el poema "Little Miss Muffet", en el que el personaje sale corriendo al ser asustada con una araña de juguete.

La aracnofobia es el asco o fobia irracional a las arañas. Es una de las fobias más comunes, y posiblemente la fobia de animales más extendida. Las reacciones de los aracnofóbicos frecuentemente parecen irracionales a otras personas, e incluso al propio afectado. Procuran mantenerse alejados de cualquier sitio donde creen que habitan arañas, o donde han observado telas de araña. Si ven una araña de lejos, quizá no puedan entrar en la zona, aunque sea espaciosa, o al menos tendrán que hacer antes un esfuerzo para controlar su pánico, que se caracteriza por sudoración, respiración rápida, taquicardia y náusea. También los que sufren aracnofobia cuando ven una araña sea grande o pequeña, se apresuran a erradicar la araña, y siempre utilizando algún objeto alargado, como un palo, para no tener que acercarse demasiado al arácnido. El miedo a las arañas puede determinar el lugar donde el fóbico decide vivir, o el sitio al que acudirá en vacaciones, y limitar los deportes o pasatiempos de los que puede disfrutar.

Como la mayoría de las fobias, la aracnofobia se puede curar con tratamiento psicológico. Lo habitual es usar métodos que exponen gradualmente al fóbico al animal que le aterroriza (desensibilización sistemática).

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]