Antonio Esplugas Puig

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Antoni Esplugas Puig
Nacimiento 26 de abril de 1852
Bandera de España Barcelona
Fallecimiento 25 de marzo de 1929
Barcelona
Nacionalidad Española
Área Fotografía
Influencias Pictorialismo
Escena costumbrista, fotografía realizada en albúmina sobre papel, 1890.

Antonio Esplugas Puig (Barcelona 1852 - 1929) fue uno de los primeros fotógrafos catalanes.

Nació en Barcelona el 26 de abril de 1852, hijo del pintor y profesor de dibujo Antoni Esplugas Gual y de Mariana Puig Batlle, de Vilanova. En su infancia se inició en el mundo de la pintura, oficio que abandonó después de su matrimonio con Rosa Generes. En 1876 abrió en Barcelona un estudio fotográfico en la plaza del Teatro.[1] En 1881 le concedieron la Cruz de Isabel la Católica por haber sido capaz de obtener una instántanea en un cuarto de segundo.

En la Exposición Universal de 1888 consigue la exclusiva para fotografiar a las personas que subían al globo fijo que existía, como consecuencia de esta actividad obtuvo fotografías aéreas de Barcelona por lo que recibió la medalla de plata de la Exposición; estas fotografías se consideran las primeras fotos aéreas realizadas en España, precursoras de las tomadas desde aviones en 1920.

Su trabajo gozó de gran reconocimiento a través de diferentes premios y condecoraciones como un diploma de honor a la exposición de Londres de 1887, medallas de plata en las exposiciones de Barcelona en 1888 y de París en 1899. Además gozó de prestigio al ser fotógrafo de la casa real y Caballero de la Orden de Isabel la Católica. En consecuencia pudo ampliar y aumentar su estudio fotográfico y trasladarse al Paseo de Gracia, que era en aquel momento el centro de las empresas fotográficas, la suya fue de las más importantes de Cataluña, junto a la empresa de Pablo Audouard y la Compañía fotográfica Napoleón y llegó a contar con trece empleados.

En paralelo a este trabajo habitual viajó por España realizando una gran colección de retratos de artistas de la época: cantantes, bailarinas, toreros, pelotaris, etc, que después comercializaba en formato de tarjetas y postales.[2] Además practicó un tipo de fotografía más personal en dos facetas que lo distinguen de la mayoría de fotógrafos de su época: el desnudo y la fotografía de tipo informativo próxima al fotoperiodismo.[3]

Entre otros proyectos impulsó la creación de museo fotográfico de la publicación de una Galería de catalanes ilustres, una Guía cicerone del viajero o bañista y otras. Su colección hoy preservada en el Archivo Nacional de Cataluña consta de unas 30.000 fotografías siendo retratos la mayoría de ellas.

Referencias[editar]

  1. María de los Santos García Felguera. Los estudios fotográficos en Barcelona a finales del siglo XIX.
  2. López Mondéjar, P. (1999). Historia de la fotografía en España (4ª edición). Barcelona: Lunwerg editores. pp. 56, 65. ISBN 8477826609. 
  3. El tema del desnudo no se practicaba casi en la fotografía española pero existía amplia demanda. Tras la crisis de los estudios fotográficos se puso de moda vender tarjetas postales de acontecimientos públicos. En López Mondéjar, P. (1999), páginas 73 y 79.

Enlaces externos[editar]